null: nullpx
Elecciones 2016

Los puestos en el Senado que los republicanos quieren salvar del 'efecto Trump'

El histórico descontento con el nominado republicano ha puesto en juego contiendas que se creían a salvo para los republicanos. Estas son las carreras que antes se libraban lejos del escenario político nacional pero este año entran en un primer plano.
29 Ago 2016 – 04:51 PM EDT
Comparte

Para algunos republicanos en el Congreso, Donald Trump ya está teniendo un efecto decisivo en sus posibilidades de mantener el control de ambas cámaras.

Tras las últimas encuestas nacionales, abismales para la campaña de Trump, más de 70 funcionarios del partido le enviaron una carta abierta al presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus, para pedirle al partido que no invierta más dinero en la campaña del empresario.

La batalla electoral
Actualizado:
Clinton
Trump
Tendencia de voto calculada por HuffPost Pollster y que tiene en cuenta los resultados de las últimas encuestas nacionales de opinión.

De seguir las tendencias y si Trump perdiera la carrera, para los republicanos el mejor camino a tomar sería desviar el dinero del partido hacia candidatos que buscan escaños en puestos más bajos de gobierno.

¿Por qué están en juego estos puestos?

Según explica el blog de predicciones políticas Five Thirty Eight, si Trump gana en noviembre, los demócratas necesitarían recuperar cinco puestos en el senado para lograr una mayoría, y cuatro si gana Hillary Clinton, ya que el vicepresidente cuenta como un voto y podría romper un empate en caso dado.

Aún antes de que Trump bajara en las encuestas ya era de esperarse que los demócratas recuperaran dos puestos en estados que normalmente votan demócrata, Illinois y Wisconsin. El dilema se encuentra en estados donde se abren puestos porque el congresista a cargo se retira o porque son estados péndulo, o que pronto lo serán, en contiendas que replican temas centrales manifestados en la campaña presidencial, como la imagen del candidato de establishment versus el outsider.

Estas son las contiendas que no se puede perder de aquí a noviembre:

Arizona: John McCain (R) vs. Ann Kirkpatrick (D)


Para McCain, senador por 29 años, veterano de guerra, y ex candidato presidencial, esta carrera podría ser "la carrera de su vida" gracias a Trump, según dijo el senador en mayo. El estado está en peligro de convertirse en estado péndulo por una extensa población latina, la cual, según encuestas nacionales y estatales, tiende a rechazar la retórica anti-inmigrante de Trump.

La relación de Trump y McCain es complicada. En julio Trump dijo que para él McCain " no es un heroe de guerra, me gusta la gente a la que no la han capturado". Y a comienzos de agosto, Trump se negó a darle su respaldo a McCain en su primaria, para luego retractarse y ofrecérselo dos días más tarde.

Por meses McCain le llevaba la delantera a Kirkpatrick, pero la demócrata lo sobrepasó por dos puntos en el último sondeo realizado en junio.

Carolina del Norte: Richard Burr (R) vs. Deborah Ross (D):


Burr se enfrenta a una representante demócrata a la Cámara, Deborah Ross. Burr apoya fuertemente a Trump (incluso se rumoró durante las primarias que podía ser una opción como companero de formula), y ha dicho que tiene muchas similitudes con el magnate, como su calidad de outsider y la ventaja que le trae su experiencia con los negocios.

Ross, por su lado, ataca al senador acusándolo de que "desde que fue electo al Congreso se ha convertido en un millonario, ha votado para subir su propio sueldo, y votado en contra de cortes de impuestos para la clase media", ataques similares a los que hacen los demócratas contra el nominado del partido rival.

New Hampshire: Kelly Ayotte (R) vs. Maggie Hassan (D):


En New Hampshire es donde se ve más pronunciado el 'efecto Trump'. Antes de las convenciones, Ayotte lideraba en las encuestas, pero después de estas Ayotte va detrás de Hassan, su rival demócrata.

De hecho, Hassan ha basado mucho de su campaña en recordarle a los votantes lo mucho que Ayotte apoya a Trump.

"Él es peligroso para el partido", le dijo Hassan a un grupo de reporteros en mayo. "Me aterra que la senadora Ayotte lo apoye, y creo que ella definitivamente debe rendir cuentas por las declaraciones y posiciones de Donald Trump".

Pennsylvania: Pat Toomey (R) vs. Kathleen McGinty (D):


Trump está 10 puntos por debajo de Clinton en este estado, también de péndulo. Toomey, el candidato republicano, tenía la delantera frente a McGinty en la mayoría de las encuestas antes de la Convención Republicana -- después de esta su rival le lleva la delantera en cuatro de los cinco sondeos que se han llevado a cabo.

Es de notar que Toomey se ha tomado el trabajo de distanciarse de Trump, y sin embargo, no ha podido evitar caer en las encuestas.

Illinois: Mark Kirk (R) vs. Tammy Duckworth (D)


Kirk está pasando un mal rato en su estado, donde a Trump también le va muy mal: Clinton le gana por 25 puntos, según el portal de sondeos Real Clear Politics.

Kirk había dicho en marzo que "absolutamente" apoyaría a Trump de convertirse en el nominado republicano. Pero luego se convirtió en el primer miembro del Congreso en retirar ese apoyo después de la intensa crítica que recibió el candidato por sus comentarios sobre el juez de padres mexicanos, Gonzálo Curiel.

Indiana: Evan Bayh (R) vs. Todd Young (D)


El senador republicano Dan Coats se retirará después de este año, lo cual dejará su asiento disponible, y un antiguo senador demócrata, Evan Bayh, entró en la carrera buscando llenar este puesto, aunque en 2015 había dicho que no planeaba hacerlo.

La nominación de Trump, y cómo esta impulsó a los demócratas a comenzar una campaña alrededor de la impopularidad del candidato lo llevaron a esta decisión, según el portal Politico.

Puede que su esfuerzo por contraatacar sea exitoso. En la última encuesta Bayh le llevaba una ventaja a Young de 7 puntos.

Florida: Marco Rubio (R) vs. Patrick Murphy (D)


Rubio batalló por la nominación de su partido contra el empresario de bienes raíces Carlos Beruff, un candidato que se perfiló a la imagen y semejanza de Trump. A pesar de que esto le hiciera pasar trabajos, Rubio logró prevalecer en sus primarias.

Sin embargo, Trump continúa siendo un lastre para la candidatura de Rubio, sobre todo porque se libra esta batalla en un estado tan hispano (23% de la población es hispana y 51% es hispana nacida en Estados Unidos), una población que rechaza a Trump. Aquí Clinton le lleva 9 puntos a Trump, y ya que es considerado como un estado péndulo, estos puntos extra valen aún más. Aún así, Rubio le lleva una ventaja de casi 6 puntos a su rival demócrata Murphy.

Missouri: Roy Blunt (R) vs. Jason Kander (D)


A Blunt, un veterano político en busca de la reelección, no le gusta hablar de Trump, según KBIA, la radio pública local. Más que en otras carreras en las que ha competido, esta ha estado llena de obstaculos, no solo de sus rivales al otro lado del pasillo, sino dentro de su mismo partido. Blunt tiene una leve ventaja de cuatro puntos sobre su rival en la última encuesta que se realizó en el estado, igual al margen de error.

Nathan Gonzales, de la publicación Rothenberg and Gonzales Political Report, un newsletter sin afiliación política de análisis de carreras de bajos escaños, le dijo a la publicación local Missouri.net que Trump “realmente se está volviendo una distracción para los candidatos republcanos... Donald Trump se apodera de una parte tan grande de las noticias que muchas veces se ven forzados a estar a la defensiva".

Lea más:


Comparte

Más contenido de tu interés