null: nullpx
Elecciones 2016

Las 10 situaciones inolvidables de la campaña de Donald Trump

No fueron pocos los episodios por los que el magnate pasará a la historia. Enfiló contra los inmigrantes, los periodistas, los grandes medios, las mujeres, sus contendores republicanos y por su puesto, descargó contra Clinton con epítetos e insultos.
6 Nov 2016 – 7:56 AM EST

¿Cuál fue el momento de la campaña en el que tuviste que poner de nuevo el video porque no lo podías creer? ¿Fue Donald Trump el protagonista? Escogimos 10 episodios en los que el magnate traspasó la "raya amarilla" y dejó boquiabiertos a unos cuántos.

"Los mexicanos traen drogas, crimen, son violadores"


Cuando en junio de 2015, el magnate Donald Trump pronunció un discurso de 45 minutos para manifestarle al país que quería ser presidente, dio el mejor indicio de lo que sería su campaña. "Cuando México envía su gente, no envían a los mejores. Envían gente que tienen muchos problemas", sentenció. Según Trump, esos inmigrantes "traen drogas, crimen, son violadores y, supongo que algunos, son buenas personas". En esa ocasión anunció que, de ser electo, construirá “un alto, poderoso y hermoso” muro en la frontera sur de Estados Unidos, " por el cual México pagará el 100%".

Inmigrantes go home


Dos meses después, en Arizona, el candidato republicano estaba presentando su plan antiinmigración. Detalló que sería más férreo el sistema de deportaciones y triplicaría los oficiales que patrullan y expulsan inmigrantes.
¿La propuesta para quienes vinieron de sus países a buscar el sueño americano? Regresarse. “Todo aquel que cruce ilegalmente la frontera será detenido hasta que sea sacado de nuestro país”. Su plan de tolerancia cero en este tema se convirtió en bandera de campaña, como un sinónimo de "hacer América grande otra vez".

El disparo en la Quinta Avenida


“Dicen que tengo a la gente más leal, ¿han visto? Podría pararme en medio de la Quinta Avenida (de Nueva York) y disparar a alguien, y no perdería ningún votante. Es increíble”, expresó Trump en un acto de campaña celebrado en el estado de Iowa. Era enero de 2016 y aún no había sido elegido como el nominado republicano. Las encuestas, en efecto, lo mostraban imparable.

Una “buena idea"


En un mitin en Carolina del Norte, en agosto, Trump animó a "la gente de la Segunda Enmienda" (defensores del derecho a tener armas) a tratar de detener a su rival demócrata. Numerosos analistas y comentaristas entendieron que su comentario suponía una invitación a la violencia. “Hillary quiere abolir, esencialmente, la Segunda Enmienda”, dijo Trump a su audiencia en Wilmington, la cual reaccionó con abucheos. “Por cierto, si ella puede escoger jueces, nada que puedan hacer, amigos. Aunque la gente de la Segunda Enmienda de pronto sí. No sé". El compañero de fórmula de Hillary Clinton, Tim Kaine, fue uno de los que dijo entonces "no puedo creer que lo haya dicho".

Reviéntalo a golpes


Durante los eventos del caucus y rallys por todo el país, Trump se enfrentó a momentos incómodos en los que alguna persona lo abucheaba cuando estaba en tarima o le hacían preguntas incómodas. Su reacción violenta no se hizo esperar y para prevenir nuevo actos de repudio hacia su candidatura, les hizo una particular recomendación a sus seguidores: "Si ves a alguien preparándose para lanzar un tomate, reviéntalo a golpes. Hablo en serio, reviéntalo a golpes y te prometo que yo me encargaré de pagar los gastos legales”. En otra oportunidad, salió de sus casillas cuando un manifestante le gritaba. “Aplíquenle una descarga (eléctrica) con el taser...Sáquenlo de aquí, sáquenlo de aquí ¡Échenlo!”.

Las "agarro por la vagina" y la rebelión de las faldas


En octubre de este año, y a pocas horas del tercer y último debate entre candidatos presidenciales, el Washington Post reveló un video de 2005 en el que Donald Trump contaba: “Me siento atraído por las guapas automáticamente y empiezo a besarlas. Es como un imán. Las beso. Ni siquiera espero. Y cuando eres una estrella, te dejan hacerlo. Puedes hacer cualquier cosa. Lo que quieras. Agarrarlas del pussy (una forma vulgar de referirse a la vagina). Lo que sea”. No solo se criticó el lenguaje soez, que usó en lo que él calificó como "conversación de vestuario", sino la declaración del uso de su poder económico de entonces para aprovecharse de acosar mujeres sin su consentimiento. Desde entonces, 12 mujeres lo han acusado públicamente de hacer exactamente eso. La mayoría de las acusaciones datan de los años 90, otras de 2010 y 2015.

Ataque a Heidi Cruz y "las mentirosas"


Un poco antes de ese escándalo, el exconductor del programa televisivo The Apprentice ya daba indicios de lo que venía en materia de mujeres. El 22 de marzo criticó el aspecto físico de Heidi Cruz, esposa de uno de los aspirantes a la candidatura republicana, Ted Cruz. Un ataque similar había protagonizado en septiembre de 2015 contra otra aspirante a la nominación de su propio partido, Carly Fiorina. Una semana después, el 30 de marzo, afirmó que las mujeres que se practican un aborto deben ser castigadas. Pero el pico más alto en su relación con el género femenino lo alcanzó en octubre cuando aseguró que todas las que lo acusan de conducta sexual inapropiada son "unas mentirosas" y las demandará en cuanto termine la campaña presidencial.

No pagar impuestos me hace inteligente


Durante el primer debate presidencial, el 27 de septiembre de 2016, Hillary Clinton atacó al candidato republicano en uno de sus flancos más vulnerables. "¿Por qué él no quiere revelar su declaración de impuestos?", comenzó ella. Lo acorraló al punto de decir que él no paga sus impuetos federales y por eso no los muestra. Pero Trump no solo no lo negó, sino que acotó: " eso (no pagar impuestos) me hace inteligente". No obstante, a la salida del encuentro negó que hubiera dicho eso, cuando fue interpelado por la prensa. "Suena cómo si usted admitiera que no paga impuestos federales con esa frase 'me hace inteligente' ¿significa eso lo que dijo?", le increpó una reportera. "No, no dije eso en lo absoluto", respondió Trump.

Rusia, activen a sus hackers


Trump ha usado como lanza la situación de Hillary Clinton con respecto a sus correos electrónicos. La investigación que adelanta el FBI por la forma en que la entonces secretaria de Estado usó sus emails en un servidor personal y vulnerable (y no el oficial, con medidas de seguridad) intenta establecer si la ahora candidata demócrata puso en riesgo la seguridad de la nación, al exponer comunicación clasificada de los EEUU. El 27 julio de 2016 expresó: "Rusia, si estás escuchando, espero que seas capaz de encontrar los 30,000 emails" de Hillary Clinton".

Periodistas y prensa como blancos


El momento fue registrado en cámara. Un incómodo Donald Trump se negó a contestar una preguntar que formuló el periodista de Univision , Jorge Ramos, sobre los detalles de la construcción del muro fronterizo. Primero lo mandó a sentar, también lo invitó a desalojar "vuelve a Univision", pero finalmente le pidió a los miembros del cuerpo de seguridad que lo expulsaran a la fuera de la sala. Todo ocurrió en una rueda de prensa en Dubuque, Iowa, el 25 agosto 2016. Otra periodista que ha sido víctima de sus destemplanzas es Katy Tur, a quien ha atacado verbalmente en varias oportunidades, la más reciente fue en un mitin en Miami, Florida, a menos de dos semanas de las elecciones.

El periodista Antonio Barrios Alvarado, fellow de uno de los programas del Centro Internacional para periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés), colaboró con este trabajo.

Vea también:




No te lo pierdas, Univision Noticias ofrecerá los resultados en vivo de las elecciones presidenciales el próximo martes día 8 a partir de las 07:00 pm EST.

Más contenido de tu interés