Elecciones 2016

La apuesta final de Bernie Sanders en California para acercarse a Hillary Clinton

La campaña del senador por Vermont trabaja para lograr un resultado convincente en el estado más grande país y quizá un triunfo, aunque por ahora todos los números le conceden la victoria a su rival Hillary Clinton.
2 Jun 2016 – 5:47 AM EDT

Palo Alto, California

Después de casi cuatro horas de cubrirse del intenso sol californiano que pegaba fuerte en el campo atlético del centro comunitario Cubberly en Palo Alto, California, Andrew Oseguera por fin pudo divisar a lo lejos la cabellera gris de Bernie Sanders, que resaltaba incluso debajo de su gorra amarilla de los Golden State Warriors.

“Al menos él sí trajo con qué cubrirse!”, bromeaba el miércoles el joven de 23 años detrás de sus lentes de espejos naranjas, visiblemente emocionado por ponerle rostro al candidato por el que por primera vez va a las urnas.

Nacido en California y de padres mexicanos, Andrew cree que Sanders es su “mejor apuesta” y que personalmente se puede beneficiar “si en serio él va a ayudar a reunificar a las familias”.

Varios miembros de la suya están en un pueblo muy chico del municipio de Tancítaro, en el estado de Michoacán, llamado Apo del Rosario. Allí, según estadísticas locales, solo el 0,51% de los hogares dispone de una computadora, razón por la que Andrew sabe de los suyos sólo a través de mensajes de familiares o primos. No Skype, no Whatsapp.

“Quiero que vengan y no tienen visa. Para nosotros viajar sigue siendo caro. Esto solo se soluciona con mejores políticas migratorias y más trabajo para los latinos”, agregó el joven.

Música para todos

La larga espera fue entretenida con canciones icónicas que la campaña ha adoptado, como Talkin' bout a Revolution, Redemption Song o Get up Stand Up.

Un grupo de voluntarios se acomodó en las sillas VIP, desde donde solo se ve la espalda del candidato pero se garantiza aparecer en todos los shots de la prensa. Cargando carteles con la leyenda “A future to Believe in”, el grupo hizo esfuerzos descoordinados para completar las 'olas' y posó para las fotos.

Celina (a secas), la única latina en ese grupo, dijo que vino con sus tres hijas desde San Francisco y que ya ha sido voluntaria en otros eventos.

“Sanders nos incluye y no necesita ser mujer para eso”, dijo refiriéndose a su comunidad y al hecho de que desde la otra campaña, la de Hillary Clinton, la hayan intentado seducir con el “mujer vota mujer”.

“Es como si mi voto se fuera para Rubio o Cruz porque son latinos… las propuestas importan y a nosotros, históricamente olvidados, aún más”.


La promesa de la reforma migratoria

Miles de personas cantaron y vitorearon el nombre del senador hasta que por fin la representante demócrata a la Cámara por Hawai, Tulsi Gabbard, quien a propósito renunció al cargo de vicepresidenta del Comité Nacional Demócrata para poderlo respaldar, abrió su discurso.

Los ojos del país entero están en California, el poder de su voto es increíble”, le dijo la representante a los asistentes, quien como veterana de la guerra en Iraq, centró sus palabras en la premisa de Sanders de acabar con las intervenciones militares en oriente medio.

Ante la notoria ausencia de miembros de la delegación demócrata en California, que uno a uno se han ido sumando a la campaña de Hillary Clinton, Gabbard también acompañó a Sanders en el foro que en la mañana del miércoles reunió a 300 miembros de la comunidad asiático-americana en la Alcaldía de Palo Alto.

En ambos mitínes, Sanders prometió acabar con las inequidades de género, la deuda estudiantil y los prejuicios contra minorías como los afroamericanos, los musulmanes, la comunidad LGBT, los veteranos de guerra, los nativos y por supuesto los latinos.



“Esta campaña escucha a la comunidad latina”, dijo eufórico Sanders.

“Ellos me están diciendo que hay 11 millones de indocumentados en el país, muchos de ellos explotados sin piedad diariamente en sus trabajos… Esto está pasando con los trabajadores rurales en California y tiene que parar”.

El aspirante demócrata prometió que de ser presidente, usaría sus poderes ejecutivos para hacer todo lo posible por cambiar la situación de estos migrantes si el Congreso no pasa una “exhaustiva reforma migratoria” que conduzca a la ciudadanía y “termine con la actual política de deportaciones”.

Aunque contrario a otros mitínes en el estado, aquí no hubo banderas mexicanas ni cánticos en español, sus palabras hicieron especial eco en un pequeño grupo de hispanos, entre los que estaba Flor Nava.

“A pesar de que es un señor grande, tiene ideas frescas, sabe llegar a la gente joven”, dijo la mujer residente de Palo Alto, quien aún no tiene la ciudadanía para poder votar.

“Lo haría a ciegas por él. El solo hecho de que nos incluya como latinos a esta fuerza que está aquí en Silicon Valley en causas tan nobles como el medio ambiente, es bastante revolucionario”.


Trump, el "científico"

Sanders dedicó parte de su discurso al virtual nominado republicano, Donald Trump y lo llamó “ uno de los más grandes científicos que ha estudiado el cambio climático y la sequía por décadas”.

Esta semana en un evento de campaña, trump afirmó que la sequía crónica que padece el estado no es real y que sólo es necesario que el gobierno estatal "abra el grifo" para solucionarla.

“A pesar de la brillantez de este gran meteorólogo, debo decirle que el cambio climático es una realidad y que debemos movernos a energías sustentables haciendo uso de la fuerza innovadora de Silicon Valley”.

Sanders hizo un llamado a sus votantes a "llevar a las generales el candidato más fuerte, para asegurarnos que el desastre ambulante que es Donald Trump, nunca se convertirá en presidente de los Estados Unidos”.

Para sobrepasar a los delegados comprometidos con la campaña de Hillary Clinton, Sanders tendría que obtener alrededor del 65 por ciento de los votos en las primarias del 7 de junio en California.

Consciente de ello le dijo a su público “Si la participación (en las urnas) es baja, perderemos. Si la participación es alta, ganaremos. Les pido que hagamos del 7 de junio una fecha histórica con la participación más alta en unas elecciones demócratas en California”.

Sanders ha prometido que pase lo que pase el próximo martes, el seguirá peleando hasta la Convención Nacional Demócrata de Filadelfia a fines de julio.

Lea también:

Más contenido de tu interés