null: nullpx
Elecciones 2016

Frente anti-Trump pierden la última oportunidad en Cleveland para bloquear la candidatura del magnate

Al cabo de una maratónica sesión, los que se oponen a la nominación del empresario no lograron que el Comité de Reglas dejara que los delegados votaran según su conciencia. "Se acabó, muchachos", les dijo conciliador el miembro del Comité Republicano Nacional, Steve Scheffler.
15 Jul 2016 – 8:42 AM EDT

CLEVELAND, OHIO. El último esfuerzo de los delegados que buscaban impedir que Donald Trump se convirtiera en candidato presidencial del Partido Republicano fue aniquilado este jueves por el Comité de Reglasdel partido, en la primera señal oficial de que las fuerzas anti-Trump dentro del llamado Viejo Partido (GOP, por sus siglas en inglés) se acercan a su final.

Durante una maratónica serie de sesiones que tomó más de 12 horas, el panel de 112 miembros votó para aprobar las normas que regirán la Convención Nacional Republicana, del 18 al 22 de julio, y que define los lineamientos el partido para los próximos 4 años.

Una de las enmiendas a las reglas existentes que no logró ser aprobada, fue la presentada por la delegada de Colorado Kendal Unruh, quien b uscaba eximir los delegados de su obligación de votar al candidato elegido por el voto popular, bajo una "cláusula de conciencia".

"El derecho a la conciencia no es algo que decidimos como una idea cool... es un regalo de Dios, hace parte del sistema de la democracia estadounidense, es por lo que no podemos forzar a un doctor a que haga un aborto", dijo Unruh al inicio de su intervención ante el comité.

Al igual que Unruh, varios delegados que promovieron la idea dentro del grupo conocido como Free the Delegates, (Liberen a los Delegados) habían anunciado por meses un creciente movimiento para modificar las regas del partido y así "bloquear y revertir el ascenso político" de Trump, el virtual nominado republicano.

Unruh esperaba recoger 28 votos de miembros del Comité, necesarios para que su iniciativa fuera discutida y votada en la Convención Nacional Republicana la próxima semana. Sin embargo, al momento de la votación se esuchó un "no" rotundo de los oponentes, y el apoyo fue tan mínimo que no hubo necesidad de una votación nominal.

Se acabó, muchachos

"No voy a dar mi espalda a los 1.4 millones de votantes que eligieron a Trump", respondió a la enmienda de Unruh la delegada de Rhode Island,Eileen Grossman, "Yo fui elegido para ser un delegado de Trump", agregó.

Por regla casi general (porque puede variar levemente en algunos estados), durante la Convención Nacional Republicana todos los delegados deben votar en una primera ronda por el candidato que eligió el voto popular.

"Se acabó, muchachos", dijo en un tono de conciliador el delegado de Iowa y miembro del Comité Republicano Nacional, Steve Scheffler, "Necesitamos estar todos respaldando a nuestro nominado".

A lo largo del proceso de primarias, que empezó en febrero, Trump ganó las elecciones en casi todos los estados y los republicanos irritados con la retórica incendiaria del magnate han recurrido a miembros conservadores para que modifiquen las reglas con el fin de impedirle ganar la nominación.

Pero sólo los delegados de la convención tienen el poder de crear mecanismos para parar Trump, o por lo menos hacer más difícil su proceso hacia la nominación formal.

"Espero que quien sea nuestro candidato esta vez si se gane más a los delegados", dijo el delegado y senador de Utah, Mike Lee, quien apoyó la candidatura presidencial de Ted Cruz durante el periodo de primarias.

"Yo digo que el señor Trump y los que están alineados con él, justifique (su nominación) a los delegados a su disposición. No que justifique como sus voces deberían ser silenciadas. Eso no le ayudará a eser elegido como presidente, ni ayudará a nuestro partido en otras carreras a largo plazo", agregó Lee.

Partidarios de Trump dentro de Comité trataron de impedir cualquier intento de revivir el tema, y para proclamar que los delegados están obligados a votar por los resultados de las asambleas estatales y las primarias.

Paul Manafort, jefe de la campaña de Trump, celebró la victoria del magnate, y muy al estilo de su jefe tuiteó que las fuerzas anti-Trump habían sido "aplastadas".

"La gente anti-Trump fue aplastada por el Comité de Reglas. Eso nunca estuvo en duda. La convención va a honrar la voluntad del pueblo y el candidato", escribió en la red social.


Los delegados anti-Trump pueden intentar llevar su iniciativa hasta el piso de la convención la próxima semana, pero es poco probable que sean escuchados porque no consiguieron ganar el apoyo mínimo necesario para que su propuesta avance.

La última sesión del Comité de Reglas culminó a las medianoche del jueves.

Lea también:


Más contenido de tu interés