Elecciones 2016

Familiares de políticos afectados por la violencia advierten a Trump de los peligros de su retórica incendiaria

Varias personalidades, como las hijas de Martin Luther King y Ronald Reagan, o familiares de los Kennedy, han criticado al magnate por su llamado a "los de la Segunda Enmienda" a parar a Hillary Clinton.
15 Ago 2016 – 2:50 PM EDT

“Las palabras de Trump no son solo palabras. Pueden sembrar las semillas para algo mucho más siniestro”.

El autor de esta advertencia es Yuval Rabin, hijo del ex primer ministro de Israel Isaac Rabin, quien fue asesinado en 1995 por un estudiante judío de extrema derecha. Yuval escribió este lunes una columna en el diario USA Today sumando su voz a la de otras personalidades, como las hijas de Martin Luther King y Ronald Reagan, que recientemente han criticado la retórica utilizada por Donald Trump en su campaña.

El magnate llamó el pasado 9 de agosto a la “gente de la Segunda Enmienda” (que permite a los ciudadanos a llevar armas) a parar a Hillary Clinton. Su comentario fue criticado duramente al ser considerado una incitación a la violencia. Trump se defendió posteriormente y sostuvo que hacía referencia al poder político de estos votantes.

“En Israel, incitaciones como esta llevaron al asesinato de mi padre, el primer ministro Isaac Rabin, hace 20 años”, explica Yuval. "Más de un comentarista en Israel y Estados Unidos ha señalado los paralelismos entre el Israel de los años noventa y los Estados Unidos de hoy", continúa.

El hijo de Rabin aclara que él no va a calificar a Trump como una amenaza para la democracia de Estados Unidos, como sí han realizado 50 republicanos expertos en seguridad nacional, pero recuerda que “la violencia política me ha golpeado y he sido testigo del ambiente que conllevó a que al menos una persona creyera que esta violencia está justificada”. Por esa razón, exhorta a los miembros del Partido Republicano a "condenar estas declaraciones y dejar claro que son inaceptables".

El escrito de Yuval Rabin sigue a los pronunciamientos realizados también por la hija de Martin Luther King, miembros de la familia Kennedy o Patty Davis, la hija del expresidente Donald Reagan, todos ellos directamente golpeados por la violencia política.

Bernice A. King, descendiente del ícono defensor de los derechos civiles de la comunidad afroamericana, censuró la invitación de Donald Trump desde su cuenta de Twitter. En un mensaje de la red social sostuvo que "como la hija de un líder que fue asesinado, encuentro los comentarios de Trump ofensivos, preocupantes, peligrosos".

En un sentido muy similar se manifestaron William Kennedy Smith y Jean Kennedy Smith, sobrino y hermana del presidente John F. Kennedy y el senador Robert F. Kennedy, ambos asesinados. "Cualquiera que ame la política, el debate abierto de ideas y la participación pública en una sociedad libre, sabe que la violencia es el mayor de los pecados cívicos. No debe ser impulsada. No es graciosa", escribieron los dos en una columna titulada 'La violencia política no es un chiste' en el diario The Washington Post.

William y Jean arremeten en su texto duramente contra la "oscura y ofensiva retórica" del candidato republicano que, como recuerdan, "ha llamado directamente a la violencia, calumnia a sus oponentes y de manera pública ataca a una familia Gold Star [las que han perdido un miembro en una guerra], un prisionero de guerra decorado y un reportero con discapacidad, entre otros".

Los miembros de la familia Kennedy terminan su texto afirmando que "las palabras sí importan, especialmente las de los candidatos presidenciales" y por eso concluyen que "Donald Trump no está cualificado para ser presidente de los Estados Unidos".

Otra figura pública que salió a la palestra para condenar el discurso del magnate fue la hija del expresidente Ronald Reagan, quien fue víctima de un intento de asesinato en 1981. Al acabar un discurso en el hotel Washington Hilton, en Washington, D.C, Reagan recibió una bala en el pecho de un enfermo mental que quería imitar al protagonista de la película 'Taxi Driver' y así impresionar a Jodie Foster, que también actuaba en el film.


"Su simplista y horrible comentario sobre la 'Segunda Enmienda' se oyó en todo el mundo", le reprochó Davis en un post de su cuenta de Facebook. "Lo escuchó gente sana y decente, que se estremeció con su gusto por la violencia verbal. Lo escucharon sus seguidores, muchos de los cuales gritan con alegría y furia 'Encarcélenla' [a Hillary Clinton] en sus mítines. Lo escuchó una persona sentada sola en una habitación, encerrada en sus propias fantasías oscuras, que ve la violencia desenfrenada como una manera de dejar su marca en el mundo, y está buscando ideas. Sí, señor Trump, las palabras importan. Pero usted sabe eso lo que hace que todo esto sea más espeluznante".

Lea también:


Más contenido de tu interés