null: nullpx
Elecciones 2016

Cómo funcionará la Convención Republicana que 'coronará' a Donald Trump

Durante cuatro días estarán reunidos en Cleveland los delegados elegidos en el proceso de primarias para oficializar la candidatura de Trump a las presidenciales y además resolver dudas sobre la unidad del partido.
18 Jul 2016 – 12:52 AM EDT

En el escenario se verá sólo la punta del iceberg de todo el trabajo y capital político que se requirió para montar la Convención Nacional Republicana en la que Donald Trump verá oficializada su candidatura presidencial.

Al evento que arrancó este lunes en el Quicken Loans Arena -sede de los actuales campeones de la NBA, los Cavaliers-, llega un partido desunido y una base conservadora cada vez más extrema, en una sociedad crecientemente polarizada.

El principal objetivo de la convención es nominar al candidato republicano y definir la plataforma republicana, las propuestas políticas del partido. En el pasado solía caracterizarse por acalorados debates desde el podio y en pasillos, pero eso quedó atrás.

Las convenciones modernas se han convertido en un espectáculo político, en el que las estrellas del partido se mezclan con algunas de la farándula en un evento que busca entretener y lanzar mediáticamente la candidatura del nominado presidencial, que en este caso será alguien que es celebridad y político al mismo tiempo: Donald Trump.



“Ahora se ha convertido en un teatro político y sirve como lanzamiento de la campaña del candidato para la elección general”, explicó a Univision Noticias Michael Traugott profesor e investigador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad de Michigan.

“Es muy diferente a lo que era hace 40 años. Antes estaba dominada por élites y donantes, quienes decidían el candidato”,
agregó.

  • ¿Qué se hace en la convención?

A lo largo de los cuatro días, desde el lunes 18 hasta el jueves 21, de la convención ocurren diversos votos, aunque el central es el que darán los delegados que fueron seleccionados a lo largo del proceso de primarias entre febrero y junio para seleccionar al candidato a la presidencia.
Pero antes en la reunión se presentan los reportes de diferentes comités que han trabajado los días previos a la reunión y se ratifican la plataforma del partido y las reglas del encuentro.

El momento principal es cuando se realiza el llamado para votar por la nominación presidencial y posteriormente la nominación para vicepresidente el compañero de fórmula que ya ha propuesto a la convención el candidato, y que en este caso será el gobernador de Indiana Mike Pence.

  • La "coronación" del nominado

La mayoría de los expertos coinciden en que el proceso se desarrollará sólo en una etapa y que Trump obtendrá la nominación en el primer llamado a votación. Debe obtener los votos de al menos 1,237 delegados, algo que los conteos hechos por la agencia AP indican que tiene asegurado.
Una moción de los delegados renuentes a apoyar a Trump para "liberarlos" de la obligación de votar por el magnate no prosperó en el Comité de Reglas, por lo que no debería haber sorpresas en ese frente.

En caso de que no fuera así se desencadenaría un proceso complejo con un segundo y tercer llamado, donde cierto porcentaje de delegados queda liberado de su voto determinado por primarias y caucus, pudiendo votar a conciencia.

Un 5% de los delegados tiene libertad en el primer llamado, eso sube a un 61% en el segundo y a un 82% en el tercero. A esas alturas todo puede pasar.

  • La aceptación de la candidatura

El evento culmina el jueves con el discurso del nominado aceptando la nominación del partido.
La tradición marca que el ungido se pare en el podio y diga: "Acecpto la nominación republicana" o alguna variante de la frase en su discurso de aceptación, ante lo cual los asistentes irrumpen en ovación y una cascada de globos azules, rojos y blancos cae sobre ellos.

Pero no hay que descacrtar que este año las cosas pueden ser ligeramente diferentes a lo que se ha vivido tradicionalmente en convenciones anteriores, dspués de todo Trump es conocido por adherir su sello distintivo a todo lo que hace.

  • Comités y más comités

Para materializar la convención 2016 se necesitaron meses de intenso trabajo. Desde la recaudación del dinero necesario para celebrar el evento, hasta coordinar el tráfico de la ciudad, para evitar la congestión.
Lea más: Apple, Ford y otras marcas que no quieren salir en la foto con Trump

Cada comité está compuesto por un hombre y una mujer representando a cada estado, además de los territorios y el Distrito de Columbia, sumando un total de 112 miembros.

- Comité de Credenciales: se encarga de certificar la validez de cada delegado asistente.

- Comité de Plataforma se encargó de elaborar un documento que refleje las prioridades y valores actuales del partido. Estuvo presidido por el senador de Wyoming John Barraso y concretaron el trabajo entre el 11 y 12 de julio.

El documento final -que será presentado al pleno de la convención-, se inclinó hacia la base conservadora extrema del partido. Este año se incluyeron varias provisiones de desaprobación hacia la homosexualidad y matrimonios del mismo sexo, incluso se hizo un llamado a revocar la decisión de la Corte Suprema que permite realizar estas uniones.

La plataforma hizo un llamado específico para la construcción de un muro en la frontera con México, muy en sintonía con uno de los principales llamados que ha hecho Trump en su campaña.

“En general la plataforma se hace en concordancia con el candidato, pero esta vez no es así. Incluso diría que Trump es irrelevante”, aseguró a Univision Noticias David Ryden profesor de ciencia política de Hope College en Michigan.

“Los principios que fueron incluidos le dan cubierta a los senadores y congresistas que compiten en este elección para reforzar sus credenciales conservadoras”, comentó.

- Comité de Reglas: este grupo se reunió el 14 y 15 de julio para evaluar las reglas para dirigir la convención, junto con las normas que regulan al partido y el proceso de primarias en general. Sus propuestas deben ser ratificadas por el pleno de la convención.

Este año hubo gran expectativa por el desafío planteado por los grupos antiTrump que pedían que se aprobora una cláusula para "liberar" a los delegados y permitir que voten, no por quien manda las normas del partido en cada estado (generalmente por el ganador de las primarias en ese estado), sino según su conciencia, de manera de no vberse forzados a respaldar la candidatura del magnate.

“La gente de Trump controla a la mayoría del comité de reglas. Por eso no hubo cambios”, explicó Traugott.

Lea más:


Más contenido de tu interés