Clinton pone como ejemplo a Jorge Ramos por haber desafiado a Donald Trump

La candidata demócrata citó en un evento con reporteros hispanos y negros en Washington DC el caso del periodista de Univision que en 2015 fue expulsado por Donald Trump de una rueda de prensa.
5 Ago 2016 – 3:57 PM EDT

Washington DC- Por primera vez en meses, Hillary Clinton participó este viernes de un evento de prensa en la que respondió preguntas a reporteros en una convención que reunió a centenares de periodistas hispanos y afroamericanos en Washington DC.

Durante su alocución, Clinton dirigió una fuerte crítica a su rival, el republicano Donald Trump, por la manera en la que ha tratado a los medios.

“Es una 'insignia' de honor cuando Jorge Ramos es expulsado de una rueda de prensa por desafiar a Donald Trump”, afirmó la demócrata, en alusión al incidente del año pasado en que el magnate echó al periodista de Univision de una rueda de prensa por presionarlo sobre su propuesta de deportar a 11 millones de indocumentados.

El hecho al que se refirió Clinton sucedió el 25 de agosto de 2015 cuando Jorge Ramos dijo al magnate en una conferencia en Dubuque, Iowa "Tengo una pregunta sobre inmigración".

"Ok, ¿quién es el siguiente?", respondió Trump, que ignoró al periodista y agregó: "Siéntate, no te di el turno. Siéntate, siéntate". Acto seguido, el republicano le dijo "Regresa a Univision" y ordenó a un guardaespaldas que sacara a Ramos de la sala.

En la reunión de este viernes en Washington DC con periodistas hispanos y afroamericanos, también se le preguntó a la candidata sobre inmigración. En concreto, sobre la reforma migratoria integral se le consultó acerca de las posibilidades reales de llevar a cabo esta propuesta y no defraudar una vez más a los hispanos, como lo hizo el actual presidente Barack Obama, quien no logró pasar la reforma pese a prometerla durante su primera campaña electoral.

“He pensado mucho sobre este tema”, aseguró Clinton. “Antes que nada, vamos a empezar con ello inmediatamente, y quiero ser muy clara respecto a que esta será una prioridad de mi gobierno y estaré preparada para presentar legislación lo más rápido que pueda”.

La aspirante demócrata admitió que es un esfuerzo que no depende solo de ella, sino en última instancia del Congreso. En este sentido, Clinton dijo que si la Cámara de Representantes permanece en manos de los republicanos, como lo está actualmente, buscará trabajar primero en el Senado, y luego presionará a los diputados para aprobar la legislación. “Veo un escenario político cada vez más favorable para que podamos lograr esto”, consideró.

Asimismo, la candidata reiteró su promesa de frenar las deportaciones que han marcado el gobierno de Obama para enfocarse solamente en aquellos indocumentados que sean criminales o sospechosos de tener vínculos con el terrorismo. “No deportaremos a las familias trabajadoras que apoyan nuestra economía”.

Casi 250 días

Si bien la candidata presidencial demócrata ha dado entrevistas, ha sido criticada por los medios estadounidenses por llevar casi 250 días sin dar una rueda de prensa con varios reporteros a la vez, algo que quedó reflejado en el evento cuando un periodista del Washington Post 'alentó públicamente' a la candidata a tener este tipo de encuentros con la prensa 'con más frecuencia'.

Sin embargo, la reunión no siguió el formato tradicional de una rueda de prensa, sin manos alzadas ni repreguntas de los reporteros. En esta oportunidad, dos moderadoras de NBC y Telemundo, así como periodistas de un grupo seleccionado con anterioridad por los organizadores, pudieron hacerle algunas preguntas a Clinton sobre temas que afectan a las minorías, entre ellos su promesa de impulsar una reforma migratoria integral en los primeros 100 días de su gobierno de llegar a la Casa Blanca.

“Lo llamaría un evento con la prensa. ¿Qué es una conferencia de prensa, al final? Las personas responden a preguntas, eso es lo que ocurre”, dijo a Univisión Noticias Mekahlo Medina, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ, por sus siglas en inglés), grupo que organizó la convención junto a la Asociación Nacional de Periodistas Afroamericanos (NABJ).

El rechazo de Trump

El candidato presidencial republicano Donald Trump también fue invitado, pero su campaña rechazó la invitación dos días antes debido a una “incompatibilidad de horario” con sus actividades, dijo Mekahlo Medina, de NAHJ.

“Me sentí decepcionado. Creo que esta es una gran oportunidad para que cualquier candidato presidencial se acerque a grupos que representan un tercio de la población estadounidense, y para que escuchen y respondan preguntas que son importantes para nuestra comunidad”, según Medina.

El discurso incendiario de Trump lo ha enemistado con las minorías del país. A lo largo de su campaña electoral ha protagonizado sucesivas polémicas, desde sus comentarios sobre los inmigrantes mexicanos -a los que tildó de “violadores” y “delincuentes”- a propuestas como prohibir la entrada de musulmanes al país.

En oportunidades anteriores, tanto candidatos presidenciales como mandatarios republicanos y demócratas han asistido a las convenciones organizadas por estas agrupaciones de periodistas de minorías. El último en hacerlo fue Barack Obama, en 2008, durante su carrera hacia la Casa Blanca. Otros participantes incluyen a los presidentes Bill Clinton (demócrata) y George W. Bush (republicano), según un comunicado de las dos asociaciones que organizaron la convención.

Lea más: