Elecciones 2016

En Arizona y Florida las primarias son el microcosmos de la pelea nacional

Para el veterano senador republicano John McCain se acerca la 'batalla de su vida', y todo gracias a Donald Trump. Mientras que los demócratas Tim Canova y Debbie Wasserman Schultz, protagonizan el familiar choque ‘establishment’ versus ‘outsider’.
30 Ago 2016 – 2:07 AM EDT

Tanto en Arizona como en Florida veremos este martes primarias para el Congreso que ejemplifican muchos de los temas y tensiones que vemos en la elección presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump.

En estos dos estados batallarán por su reelección varias figuras nacionales: el senador por Florida, Marco Rubio (antiguo contendor en las primarias republicanas), el senador por Arizona John McCain (ex candidato presidencial) y la ex presidenta del Partido Demócrata y actual congresista de Florida, Debbie Wasserman Schultz.

En estas contiendas vemos reflejado el tema del político de establishment versus el político outsider, como ocurrió con el ahora nominado republicano Donald Trump en las presidenciales, y las primarias republicanas de este estado del sur no fueron la excepción.

En la nueva era de neo-outsiders vemos emerger figuras como el empresario Carlos Beruff, empresario de bienes raíces perfilado a imagen y semejanza de Trump. Y aunque se especulaba que algo de esa sorpresiva popularidad se pudiera reflejar en Beruff, Rubio se perfila facilmente a derrotarlo: las encuestas lo sitúan a 52 puntos de ventaja de su contrincante.

El bastante probable triunfo de Rubio el martes tiene algo de irónico ya que llegó a donde está gracias al Tea Party, el movimiento conservador anti-gobierno federal, anti-impuestos, anti- establishment por excelencia.

Mini-Bernie vs. Mini-Clinton

La campaña presidencial por el lado demócrata también se ha visto reflejada en el sur de Florida, donde para las primarias congresionales del Distrito 23, el cual abarca los condados de Broward y Miami-Dade, en el sur del estado, Tim Canova retará este martes a la congresista Wasserman Schultz.

Allí vemos una replica de la dinámica que se desenvolvió entre el senador por Vermont Bernie Sanders, el outsider, y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, la llamada candidata del establishment.

Canova es un profesor de derecho estadounidense y finanzas públicas en la Universidad de Nova en el Sur de Florida, y Wasserman Schultz es mejor conocida por su anterior cargo como presidenta del Partido Demócrata, y por el escándalo que se desató luego de que Wikileaks publicara emails del Partido filtrados por hackers rusos, que mostraban evidencia de cómo durante las primarias demócratas ella y otros funcionarios inclinaron la balanza para favorecer a Clinton y perjudicar a Sanders.

El senador se quejaba de esto a través de las primarias, y no era un secreto que quería ver nuevo liderazgo para el partido. Así, en mayo anunció que le daba su respaldo a Canova para retar a Wasserman Schultz. En menos de dos días el profesor de derecho recaudó más de $250,000.

Canova, quien desde antes del respaldo ya definía su campaña de manera similar a la de Sanders, aprovechó para perfilar y remarcar la diferencia entre su campaña y la de Wasserman Schultz.

No ha dejado de recalcar, en comerciales, eventos, tuits y demás, que su rival ha aceptado dinero de corporaciones, que mantiene un fallido status quo que según él perpetúa la desigualdad y beneficia a los ya favorecidos, y como en cambio, su campaña, al igual que la del senador Sanders, está financiada por pequeñas donaciones individuales de una nueva generación de demócratas progresistas.

Este año, Arizona tiene swing

Para muchos republicanos que ahora se lanzan para la reelección o para puestos de gobierno, las incendiarias declaraciones y propuestas políticas de Trump han sido un lastre para su popularidad.

En Arizona el veterano senador John McCain tampoco se escapa del espectro de Trump.

Incluso para un veterano de guerra, senador por 29 años, y candidato presidencial, esta carrera podría ser "la carrera más dura de su vida", y todo gracias a Trump. Arizona, tradicionalmente un bastión republicano, ahora corre el peligro de convertirse en estado péndulo, o estado swing, como se le conoce en inglés, debido a una creciente población latina, la cual, según encuestas, rechaza en su mayoría la retórica anti-inmigrante de Trump.

En su primaria McCain se enfrenta a la exsenadora Kelli Ward, quien recibió en los últimos meses grandes donaciones de un aliado de Trump, según el diario The Washington Post. De ganar el martes, tendría entonces que tratar de derrotar a su contrincante demócrata Ann Kirkpatrick, a quien por meses le llevaba la delantera, pero esta lo sobrepasó por dos puntos en el último sondeo realizado en junio.


Lea más:


Más contenido de tu interés