null: nullpx
Elecciones 2016

Heidi Cruz, ¿quién es la esposa de Ted Cruz?

La "guerra de las esposas" entre Trump y Cruz puso en la mira a quien es considerada el arma más poderosa de la campaña del senador de Texas.
25 Mar 2016 – 10:20 AM EDT

Por Estephani Cano @EstephaniCano

Desde que Donald Trump amenazó a Ted Cruz con “soltar la lengua” sobre su esposa Heidi a través de mensaje en su cuenta de Twitter, el intercambio entre ambos candidatos republicanos ha alcanzado niveles personales y casi adolescentes.

La ira de Trump la desató una foto de su esposa Melania en la que aparece desnuda en la portada del año 2000 de la revista británica GQ y de cuyo reflote el magnate culpó a la campaña de Cruz.

Mientras la disputa de telenovela continúa, el ojo público se ha enfocado en cuál puede ser el "secreto" que Trump amenaza revelar sobre la esposa del senador por Texas.

La curiosidad pública ha hecho que se disparen las búsquedas en Google del nombre “Heidi Cruz”, que al jueves habían aumentado en más de 1,550%, al igual que la busqueda de las frases “Heidi Cruz police” y “Heidi Cruz secret”.

Aunque públicamente Heidi Suzanne Nelson (su nombre de soltera) luce como la tradicional esposa de candidato presidencial, en realidad es una exitosa empresaria con vastos conocimientos en finanzas y con una sólida trayectoria política.

Pero sobre todo es una pieza fundamental de la gestión de la campaña de su marido, responsable nada menos que del crucial financiamiento.

1. El arma secreta

Nadie ha desempeñado un papel más importante en la campaña presidencial de Ted Cruz que su esposa, quien dejó en suspenso su trabajo como directora de inversiones en la región de Houston, Texas, de la gigante de Wall Street Goldman Sachs para desempeñarse como jefe de recaudación de fondos en la campaña de su marido.

Además de que constantemente viaja para encontrarse con los votantes y captar votos, Heidi ha demostrado ser el arma secreta de Cruz para ganarse el apoyo de políticos y líderes religiosos influyentes.


"Mi papel es muy simple, hacer lo que pueda para ayudar a Ted a ganar", dijo la esposa Cruz al The New York Times en enero pasado.

Ese mismo mes Heidi había organizado un almuerzo de campaña en Los Ángeles, un evento de recaudación de fondos en Dallas, y fue invitada de honor en una recepción privada donde asistieron figuras importantes del bloque republicano en Seattle.

Entre eventos, aprovechó para hacer llamadas telefónicas a decenas de donantes, centrándose en quienes tienen más probabilidades de dar el máximo de $10.800, según reporta The New York Times.

2. Empresaria exitosa

Heidi creció en una familia integrante de la Iglesia Adventista del Séptimo día en San Luis Obispo, California.

Sus padres, un odontólogo y una higienista dental, hacían largos viajes de misiones religiosas, por lo que Heidi vivió en varios países de África.

Tras graduarse de la escuela secundaria, se mudó a Nueva York en donde estudió economía y relaciones internacionales en la Universidad Claremont McKenna College.

También recibió un título de maestría en negocios europeos en la Universidad de Bruselas, Bélgica, y estudió un posgrado en administraciones de negocios en la prestigiosa Universidad Harvard.

En 2005 obtuvo un importante puesto gerencial en Goldman Sachs, en donde supervisó la unidad de gestión de patrimonio en Houston, Texas, incluyendo las carteras de clientes cuya fortuna neta rodeaba los $40 millones de dólares.

3. Asesora política

En sus años como estudiante de posgrado, Heidi trabajó para la campaña presidencial de 2000 del republicano George W. Bush, y fue entonces cuando conoció al que se convertiría en su esposo en 2001, Ted Cruz.

“Si puedes casarte con alguien que complementa tus intereses, puedes tener una gran red de contactos", dijo sobre su matrimonio, según reporta el portal Buzzfeed.

Más tarde, la pareja Cruz se trasladó a Washington DC, en donde Heidi fue asistente del Representante de Comercio Robert Zoellick en 2003.

Ese mismo año alcanzó el puesto de directora del Hemisferio Occidental dentro del Consejo Nacional de Seguridad Nacional bajo la gestión de la entonces asesora de Seguridad Nacional Condoleezza Rice.

4. Un reporte policial

Pese a que tenía su carrera definida en Washington, Heidi se mudó a Texas en 2004 para estar cerca de su esposo, quien había regresado a su estado natal para ocupar el puesto de procurador general y tenía la intención de comenzar con su carrera política.


El cambio no fue muy positivo para la empresaria. En la noche del 22 de agosto de 2005, la policía de Austin, Texas recibió una llamada sobre una mujer que estaba sentada sola al lado de la autopista.

Era Heidi, quien dijo entonces al oficial que había salido de una cena pero no supo explicar que estaba haciendo en el lugar. El reporte policial indica que Heidi estaba caminando cerca a la carretera y que en ese momento, “representaba un peligro para sí misma”.

En una entrevista con The New York Times, Heidi aseguró que nunca más ha ocurrido un incidente similar.
En su libro “Un tiempo para la verdad” ( A time for truth, 2015), el precandidato republicano dijo que mudarse a Texas llevó a su esposa a un “fuerte periodo de depresión”.

Heidi dijo que pudo superar este episodio por medio de asesoría religiosa.

5. Un préstamo no reportado

Cruz y su esposa han dicho que la campaña presidencial del senador ha sido mayormente financiada por los ahorros de la pareja.

Tradicionalmente Cruz fustiga la convivencia entre los intereses corporativos de Wall Street y la clase política en Washington.

Pero para su campaña por un puesto en el Senado en 2012, Cruz recibió un préstamo de un un millón de dólares de Goldman Sachs, la empresa donde trabaja Heidi, y otro de Citibank que no fueron reportados a la Comisión Federal Electoral, reveló una investigación del New York Times.

La estrategia de la campaña de Cruz ha sido minimizar el episodio y lamentar el "involuntario error" que habría cometido los colaboradores del entonces aspirtante a senador.

Para Cruz el mal está corregido y todo es ya transparente, mientras acusa a los medios de emprender una campaña de desprestigio en en su contra.

6. En manos de Obamacare

Por otro lado, Cruz ha sido fuertemente criticado por ser beneficiario del seguro de salud de su esposa por parte de Goldman Sachs, el cual está avalado en $20,000 dólares anuales.

Sucede que el senador reconoció el año pasado que tendría que buscar otro plan de salud, ya que Heidi no puede recibir este seguro mientras esté en licencia pagada durante la campaña presidencial de su marido.

Una provisión de la Ley de Cuidados de Salud Asequible, nombre oficial de Obamacare, indica que si los legisladores no tienen otra fuente de seguro médico, pueden acogerse al plan.

Pero eso no significa que Cruz haya alterado su oposición a la reforma de salud que impuso el presidente Obama, cuya derogación ha sido su obsesión como senador y una de sus principales propuestas como candidato.

Lea también:

Más contenido de tu interés