null: nullpx
Elecciones 2016

Cruz dice que el escándalo sobre sus supuestas infidelidades es una "calumnia" de Trump

Un tabloide asegura que el senador ha sido infiel a su esposa. Cruz dice que es una estrategia sucia de Trump.
25 Mar 2016 – 6:06 PM EDT

La contienda por la nominación presidencial republicana que esta semana tomó un tinte de telenovela con el intercambio de insultos sobre sus esposas entre los candidatos Donald Trump y Ted Cruz, ahora ha dado un giro hacia los tabloides de Hollywood, en lo que parece una gradual "farandulización" de la política.

La revista sensacionalista The National Enquirer publicó este jueves un escandaloso artículo en el que asegura que el senador por Texas, quien está casado hace 14 años y tiene dos hijas, ha sido infiel a su esposa Heidi Cruz con por lo menos cinco mujeres.

Cruz se refirió al artículo este viernes en una conferencia de prensa en Wisconsin y dijo que era “basura” y acusó a Trump y “sus secuaces” de inventar la historia para ensuciar su campaña.

"Que quede claro, esta historia del National Enquirer es basura. Es una mentira total y absoluta, una calumnia de tabloide y una calumnia de Donald Trump y sus secuaces", dijo el senador , agregando que él cree que el multimillonario es quien “dirige estos ataques”.

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook este viernes en la tarde, Trump aseguró que “no sabía si la historia del artículo era cierta o no”, pero que él no tenía "nada que ver" con la publicación y que “ni siquiera la ha leído”.

“No tengo nada que ver y a diferencia de ‘el mentiroso Ted’ (apodo con el que Trump se refiere a Cruz) yo no me rodeo de politiqueros ni esbirros para luego fingir inocencia total”, dijo el empresario.

"El mentiroso Ted Cruz"

No obstante, Trump concluyó su comunicado diciendo que “el problema de Ted Cruz con el National Enquirer es suyo y sólo suyo, y mientras (esta publicación) dijo la verdad acerca O.J. Simpson, John Edwards, y muchos otros, espero, desde luego, que no tengan razón sobre 'el mentiroso Ted Cruz’”.

Por su lado, Cruz aseveró que las incriminaciones de infidelidades del polémico tabloide habían sido inventadas por el antiguo asesor político de Trump Roger Stone, que según el senador por Texas, es una de las fuentes registradas en el artículo.



“Stone llevaba meses presagiando que este ataque se acercaba… Y quiero señalar que el señor Stone es alguien que tiene 50 años de trucos sucios”, dijo Cruz.

El precandidato afirmó también que Trump es amigo del presidente de la compañia American Media, dueña de The National Enquirer, David Pecker, y que esta revista ha respaldado públicamente la campaña presidencial del magnate.

Efectivamente, la publicación emitió su apoyo al magnate este mes en un artículo titulado “Trump debe ser presidente”.

"Donald cuando ve que está perdiendo, cuando tiene miedo, decide pedalear entre la inmoralidad y el lodo", concluyó Cruz.

Más tarde, el senador dijo en un comunicado a través de su cuenta de Facebook que las supuestas “calumnias” de Trump son "ofensivas para Heidi y para mí, son ofensivas para nuestras hijas, y son ofensivas para todos a los que Donald sigue atacando personalmente”.



El intercambio de insultos de este viernes se suma a la serie de ataques personales entre ambos aspirantes republicanos, en las que sus esposas cobraron un protagonismo inesperado después de que la ira de Trump se desatara por una foto de su esposa Melania en la que aparece desnuda en la portada del año 2000 de la revista británica GQ y de cuyo reflote el magnate culpó a la campaña de Cruz.

En la tarde del supermartes del 22 de marzo, el empresario amenazó por Twitter a su principal rival en la contienda por la nominación republicana con “soltar la lengua” sobre su esposa Heidi Cruz, y un día después publicó una fotografía en la que comparaba a Heidi con Melania.

Lea también:

Más contenido de tu interés