null: nullpx
Derechos humanos

Denuncian al gobierno de Coahuila ante corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad

En la denuncia se detalla que “se trata de una serie de hechos graves cometidos por acción u omisión por el Gobierno del Estado de Coahuila que desencadenaron la muerte de más de 300 coahuilenses a manos de grupos criminales protegidos por el gobierno en todos sus niveles”.
18 Jul 2016 – 2:52 PM EDT

Armando Guadiana Tijerina, un empresario minero y aspirante a la gubernatura del norteño estado de Coahuila, presentó una denuncia contra el gobierno del estado ante la Corte Penal Internacional de la Haya por delitos de lesa humanidad en el que denuncia el asesinato de más de 300 coahuilenses a manos de grupos criminales protegidos por las autoridades.

De acuerdo con la denuncia, los asesinatos fueron perpetrados en el municipio de Allende y en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Piedras Negras.

En el escrito presentado se detalla que “se trata de una serie de hechos graves cometidos por acción u omisión por el Gobierno del Estado de Coahuila que desencadenaron la muerte de más de 300 coahuilenses a manos de grupos criminales protegidos por el gobierno en todos sus niveles”.

De acuerdo con informes oficiales, las víctimas que fueron identificadas eran empleados, funcionarios o directivos del penal que participaron o tuvieron conocimiento de los crímenes que se cometían en esa prisión.

El texto presentado ante la Corte Penal señala que la tarde-noche del 18 de marzo del 2011, un grupo no determinado de personas armadas arribó a diversos domicilios de los municipios de Allende y Piedras Negras, en la región norte.

El objetivo era ubicar y privar de la libertad a una persona que realizaba operaciones financieras con recursos cuya procedencia se atribuía a un grupo de la delincuencia organizada y con quien los miembros de éste habían tenido un desacuerdo.

“Los hombres armados vandalizaron y dañaron las viviendas de los pobladores, sacaron a familias completas de sus hogares y ya no se supo más de ellas. Entre los muertos se encontraban hombres, mujeres, niños, veladores, sirvientas, albañiles y cualquier empleado que se encontró en el lugar y hora equivocado”, detalla el texto.

Asimismo, testimonios presentados en la Corte Federal de San Antonio confirmaron que fueron asesinadas más de 300 personas en Allende, Coahuila, lo que contradice la “verdad jurídica” de la Procuraduría de Justicia de ese estado, la cual concluyó que sólo ocurrieron 28 secuestros y que de ellos “se tienen la certeza que 11 fueron asesinados”.

José Luis Rodríguez, alias ‘El Pollo’, declaró que líderes zetas le informaron que ascendía a más de 300 el número de personas secuestradas y muertas, cuyos cadáveres fueron quemados con diésel o disueltos en ácido.

Publicidad