DACA

Juez federal ratifica fallo que protege DACA y exime al gobierno de aceptar nuevas solicitudes

El juez John Bates aceptó los argumentos de una segunda demanda interpuesta el martes por el mismo grupo que el año pasado demandó al gobierno de Donald Trump luego de cancelar el programa.
18 Ago 2018 – 10:14 PM EDT

La corte federal del Distrito de Columbia que el pasado 24 de abril restituyó en su totalidad la Acción Diferida del 2012 (DACA), pero otorgó un plazo de 90 días para que el gobierno de Donald Trump entregara mejores argumentos sobre el fin del programa antes de abrirle la puerta a nuevos dreamers que no habían solicitado el amparo de sus deportaciones, reiteró este viernes su decisión de mantener vivo el programa.

El juez John Bates, además, eximió al gobierno de aceptar nuevas solicitudes, y dio lugar a una segunda demanda interpuesta el martes por el mismo grupo que el año pasado demandó al gobierno de Donald Trump luego de cancelar el programa.

Los demandantes, encabezados por la mexicana María Perales, una dreamers de la Universidad de Princeton y Microsoft, decidieron no oponerse a la decisión anunciada por el Departamento de Justicia de oponerse a la recepción y tramitación de peticiones de DACA de soñadores que antes no habían solicitado el amparo.


Batalla judicial

A mediados de 2017 un grupo de siete Estados encabezados por Texas amenazó con demandar al gobierno de Trump si no cancelaba DACA, programa que consideran ilegal e inconstitucional, y le dieron un plazo que finalizó el 5 de septiembre.

Ese día el fiscal general Sessions anunció que el programa quedaba cancelado, otorgando un plazo de 30 días para que los dreamers cuyos permisos de trabajo vencieron entre el 5 de septiembre y el 5 de marzo de 2018 renovaran sus autorizaciones de empleo.

El término del programa apaciguó a los demandantes. Pero el 9 de enero una corte federal de California en San Francisco restableció en su totalidad el programa, excepto para soñadores que no se habían acogido al amparo.

El 13 de febrero una corte de Brooklyn emitió un fallo similar, y el 24 de abril el juez Bates emitió un tercer dictamen, esta vez restituyéndolo en su totalidad, pero dando un plazo de tres meses para que el gobierno explicara su decisión de cancelarlo.

Al verse afectados por la decisión, el 1 de mayo Texas y los demás estados decidieron entonces demandar al gobierno. La demanda no le exige a la administración de Trump que expulse a algún beneficiario del programa, pero pide a las autoridades federales de inmigración que deje de emitir o renovar los permisos en el futuro.


La nueva estrategia

Ante este escenario y el inminente fallo de una corte federal de distrito del sur de Texas en Houston, fue que los defensores de DACA tomaron la decisión de presentar el martes una segunda demanda en la que argumentan que no se opondrán a una decisión del DOJ de no aceptar nuevas solicitudes de amparo de soñadores hasta que se pronuncien las cortes de Apelaciones.

Los tres fallos a favor de DSACA fueron apelados por el gobierno en espera de revertir las decisiones y volver a la decisión original del 5 de septiembre, que canceló el beneficio que ampara las deportaciones de unos 700,000 dreamers, además de concederles un permiso de trabajo.

La decisión de este viernes del juez Bates indica que el gobierno debe seguir procesando las renovaciones para las personas que ya están inscritas en el DACA. Pero Bates suspendió una porción de su fallo del 24 de abril, que requería que el gobierno procesara nuevas solicitudes.

El dictamen debilita entonces la demanda de Texas, al eliminarle uno de sus principales argumentos.


Dreamers aplauden decisión

“El fallo del juez Bates es positivo, le da un respiro al programa”, dijo a Univision Noticias Juan Manuel Guzmán, director de asuntos legislativos de United We Dream (UWD).

Algunos dreamers ven la segunda demanda del martes y el fallo de este viernes como un alivio que aleja las posibilidades de una nueva apelación por parte del Departamento de Justicia.

“Tenemos ahora tres cortes que han fallado a favor de la restitución del programa y en contra de los argumentos del presidente Trump para cancelarlo”, dijo el dreamer Juan Escalante, vocero de la organización America’s Voice.

Agregó que, con esta decisión, la demanda de Texas se queda “sin argumentos que defender en el tribunal de Houston”.

A su vez, Guzmán recordó que los dreamers cuyos permisos de trabajo vencen entre 120 y 150 días, "lleven y envíen sus solicitudes". Y que "si tienen dudas, visiten la página digital de United We Dream para obtener infirmación".

Los dreamers son jóvenes que llegaron a Estados Unidos junto a sus padres antes de cumpli 16 años de edad.

De dreamers a doctores: los jóvenes que quieren estudiar medicina y no tienen papeles

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés