DACA

Crece la tensión a horas de que una corte de Texas decida el futuro de DACA y 700,000 dreamers

En caso de un fallo negativo, el debate escalará a la Corte de Apelaciones del 5to Circuito, tribunal que en 2015 apoyó la cancelación de DAPA, programa que amparaba de la deportación a 5 millones indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes.
13 Ago 2018 – 11:50 PM EDT

Miles de jóvenes que entraron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años y se les conoce como dreamers, aguardan nerviosos, pero esperanzados, el fallo que en las próximas horas emitirá un juez de Texas sobre el futuro de la Acción Diferida de 2012 (DACA), programa que detuvo temporalmente sus deportaciones y les concedió un permiso de trabajo renovable cada dos años. La pasada semana, el juez dio de plazo hasta la media noche de este lunes a las partes para presentar nuevos argumentos.

En todo caso, aunque el fallo sea a favor de los estados demandantes, el programa continuará vigente mientras la Corte Suprema de Justia entra a valorarlo, debido al conflicto jurídico que el dictamen generará con los dictámenes de otros jueces que, en otras instancias, han restituido temporalmente la vigencia de DACA.

“Tenemos la esperanza de que el tribunal del juez Andrew S. Hanen, en Houston, Texas, no cancele el programa”, dice a Univision Noticias Melissa Padilla, dirigente de CoFire, un movimiento de dreamers de la Universidad de Dartmouth, en New Hampshire. “Ha habido un enorme movimiento de activistas dentro y fuera de Estados Unidos para hacer presión a favor de DACA y que siga vigente”, agregó.

“Hay dudas, demasiadas. Pero tenemos la certeza de que este movimiento empezó antes de la creación de DACA. Y aunque tenemos el programa, sabemos que la batalla sigue. Y la seguiremos en caso de un fallo adverso”, aseguró.

En 2016 Padilla encabezó un movimiento que logró que la Biblioteca del Congreso, una de las más grandes del mundo, decidiera eliminar el término “extranjero ilegal” (illegal alien) de su sistema de búsqueda y clasificaciones y lo sustituyó por “indocumentado” (undocumented), una codificación menos despectiva que ya había sido adoptada por numerosos medios de comunicación, entre ellos Univision.


El dictamen

El pasado 8 de agosto el juez Hanen, del distrito sur de Texas, en Houston, no tomó ninguna decisión sobre el futuro de DACA en respuesta a una demanda entablada el 1 de mayo por siete estados contrarios al programa.

El magistrado concedió un plazo hasta este lunes para que detractores y defensores del programa presenten nuevos argumentos, y tomar entonces una decisión.

DACA fue implementado el 15 de junio de 2012 durante el entonces gobierno de Barack Obama. Cinco años más tarde, el 5 de septiembre del año pasado, el gobierno de Donald Trump dispuso cancelarlo bajo el argumento de que se trata de un programa ilegal porque cambió parte de la ley de inmigración sin la autorización del Congreso.


Reinstaurado en enero

El 9 de enero, cuatro meses después de su cancelación, una corte de California en San Francisco le ordenó al gobierno reinstaurar el programa tal y como se encontraba el día antes de su cancelación, excepto para dreamers que nunca antes se habían inscrito.

Otros dos fallos de cortes federales, uno dictado el 13 de febrero en Brooklyn, Nueva York, y otro el 24 de abril en el Distrito de Columbia, capital de Estados Unidos, emitieron fallos similares.

El tercer tribunal tiene pendiente para finales de agosto, dependiendo de los argumentos que entreguen los abogados del gobierno, si ordena que los dreamers que nunca se han registrado puedan hacerlo.

Temores fundados

El 16 de febrero de 2015 el juez Hanen frenó la implementación de DAPA, un programa similar creado bajo el gobierno de Obama que frenaba la deportación de unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes.

El dictamen fue en respuesta de una demanda similar presentada por Texas y otros 22 estados, la mayoría de ellos gobernados por republicanos.

El dictamen también detuvo una implementación de DACA que aumentaba el amparo de las deportaciones y el tiempo de los permisos de trabajo de dos a tres años, y eliminaba el requisito de edad mínima para proteger a un mayor número de soñadores.

“Lamentablemente tenemos que ver el record de este juez”, dice Juan Escalante, un dreamers que forma parte de la organización America’s Voice. “Hanen no ha hecho secreto sus sentimientos en contra de DACA”, agregó.


Futuro incierto

Si el dictamen del juez Hanen es contrario a la demanda, DACA seguirá vivo tal y como lo han ordenado las cortes federales de California, Nueva York y el Distrito de Columbia. “Pero si falla en contra, se generará un conflicto jurídico que obligará a una corte superior a dirimir el problema”, advierte Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

Otros abogados coinciden con Hernández. “Los antecedentes del juez Hanen hacen suponer que fallará en contra del programa”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Angeles, California. “De ser así, el asunto escalará inmediatamente a una corte superior”, indica.

Gálvez agrega que “si Hanen falla a favor de los estados que demandaron DACA, vamos a estar viendo un conflicto entre diferentes cortes federales que han fallado de distinta manera, tres a favor y uno en contra. Esto indudablemente nos llevará a la Corte de Apelaciones, instancia que deberá resolver este conflicto judicial”, añadió.


Precedente negativo

Si el caso escala a una corte superior, caerá en manos de la Corte de Apelaciones del 5to Circuito, un escenario poco amigable con los inmigrantes.

“El fiscal general Sessions ya advirtió que en esta instancia dejará morir DACA”, dice Gálvez. “Los abogados del gobierno, la parte acusada por los seis estados, no van a defender el programa, por lo que cabe suponer que la corte fallará a favor de la demanda y el programa morirá”, añade.

Mientras ello ocurre, Gálvez dice que “si Hanen falla en congra, DACA seguirá vivo a pesar de las contradicciones. Los defensores del programa se apresurarán a apelar la decisión de Houston. Y mientras se resuelve en el 5to Circuito, el programa seguirá vigente hasta que este tribunal dirima el conflicto. Luego llegará a manos de la Corte Suprema de Justicia. Pero eso no ocurrirá este año”, presagia.

Hernández añade que un fallo adverso en Houston, “creará un serio problema de logística y jurídico, porque habrá cuatro cortes diciendo algo diferente sobre un mismo beneficio migratorio que por ahora está vigente”.

El otro problema

Mientras se resuelve la disputa en los tribunales de justicia, los dreamers buscan respuesta para esclarecer otro gran dilema.

“Nosotros de verdad confiamos en que DACA no va a ser cancelado”, dice Etzio Flores, líder juvenil del movimiento 'Se Hace Camino en Nueva York'. “Pero si lo cancelan, muchos dreamers, unos 700,000, estaremos en riesgo, y también nuestras familias, porque no sabemos qué sucederá con la información que el gobierno recabó de nosotros cuando nos registramos en el programa”.

“Nuestro mayor miedo es que esa información sea compartida con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). Y si lo hacen, no sabemos si nos van a buscar para deportarnos de Estados Unidos, añade.

En septiembre del año pasado, poro antes que el fiscal general Sessions cancelara el programa, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) aseguró a Univision Noticias que la información que proporcionan los dreamers “ está protegida de ser divulgada” a otras agencias”, entre ellas ICE. Pero no aseguró que lo seguirá haciendo si el programa es cancelado.

Pero dos meses más tarde, en noviembre y ante una pregunta similar sobre los datos de identificación de los inmigrantes protegidos bajo el programa Estatus de Protección Temporal (TPS), la misma agencia respondió que sí lo hace.

“La USCIS comparte información y coordina con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en apoyo de sus acciones de cumplimiento de inmigración según sea apropiado y legalmente permitido”, explicó a Univision Noticias Sharon Scheidhauer, vocero de la USCIS.

“Ese es nuestro mayor temor”, dijo Flores.

De dreamers a doctores: los jóvenes que quieren estudiar medicina y no tienen papeles

Loading
Cargando galería