null: nullpx
Crisis en Venezuela

Se acelera la "catastrófica crisis humanitaria" en Venezuela, advierte Amnistía Internacional

La directora para la Américas, Erika Guevara Rosas, urgió "poner freno" a la "grave" situación que deja en riesgo la vida y derechos de millones de personas.
10 Jun 2016 – 4:59 PM EDT

Es preocupante que las autoridades de Venezuela no acepten que afrontan una crisis humanitaria sin precedentes en el país, que ha puesto en riesgo la vida de millones de personas, advirtió una delegación de Amnistía Internacional en un informe publicado este viernes.

“La negación casi obsesiva de las autoridades venezolanas de que la emergencia económica implica una crisis humanitaria en el país, su falta de autocrítica y su empeño por no solicitar ayuda internacional están poniendo las vidas y derechos de millones de personas en alto riesgo”, señala el organismo humanitario.

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara Rosas, encabezó la misión y para documentar la actual situación sostuvo encuentros con autoridades públicas como el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, y congresistas opositores, así como con organizaciones de la sociedad civil, abogados y sobrevivientes de violaciones de derechos humanos en Caracas, Guarenas y en el estado Táchira, en la frontera con Colombia.



La compleja situación, como destaca Guevara Rosas en su informe, se ve reflejada en la severa escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos. “La combinación letal del severo desabastecimiento de comida y medicinas, combinado con los altísimos niveles de criminalidad, persistentes violaciones de derechos humanos y políticas que se enfocan en asegurar que las personas no se quejen en vez de responder a sus pedidos desesperados de ayuda, es la receta perfecta para una catástrofe épica”, advirtió.

Según la organización, se trata de una combinación de factores que con el paso de los días se vuelve más peligrosa para los venezolanos.

“Si aquellos en el poder no dan un giro completo en la forma en la que están abordando esta dramática crisis, la que ya es una situación extremadamente seria se va a convertir en una pesadilla inimaginable”, aseguró Guevara Rosas.

El organismo advierte que después de ver con sus propios ojos lo que padecen los venezolanos en ese contexto de desabastecimiento de alimentos y medicinas, sumado a la violencia en las calles, sí es es posible que la situación empeore. Por lo mismo insisten en que solo hay una salida: el diálogo.

La radiografía hecha por Amnistía Internacional
Desabastecimiento de alimentos: Amnistía Internacional pudo comprobar que el sistema de precios “regulados” establecido por el gobierno para un número de productos básicos incluyendo harina, arroz, pasta, aceite y papel higiénico, no funciona como tal pues muchas veces estos productos no están disponibles, forzando a los ciudadanos a buscarlos en el mercado negro, a precios "prohibitivos".

Las consecuencias son desesperanzadoras. Doctores en hospitales públicos en Guarenas y San Cristóbal comentaron a la comisión que visitó el país que han visto un aumento en casos de desnutrición, pérdida de peso y estrés agudo causado por la falta de alimentos. Las maestras admiten que la falta de alimentación está afectando la capacidad de aprender de los niños, que muchas veces no comen más que una fruta en toda la jornada, afirmó el organismo.

“No hay ninguna excusa para que la gente pase hambre en Venezuela. Si la falta de alimentos es causada por incompetencia de funcionarios o por individuos inescrupulosos, es tiempo de cambiar las recetas que no están funcionando”, dice Guevara Rosas.



Escasez de medicamentos: Un país donde no hay medicamentos para tratar ni las enfermedades crónicas. Esta es la razón por la que se trata de un tema de vida o muerte, pues los médicos y profesionales de la salud que hablaron con el organismo alertaron del efecto devastador de esta escasez de implementos y medicinas sobre su habilidad de salvar vidas, dijo Amnistía Internacional.

Drogas para tratar enfermedades potencialmente letales como el cáncer y el VIH son casi imposibles de conseguir, agregó.

Uno de los testimonios que recoge el informe relata el caso de un profesor universitario de 33 años que tuvo que ver morir a su padre, a quien dieron de alta del hospital por no tener los medicamentos para tratar el cáncer que padecía y ahora él sufre una enfermedad cardíaca que tampoco tiene cómo tratar. “En este momento, si te enfermas en Venezuela, te mueres. No sé si voy a llegar al mes que viene vivo”, sentencia este hombre.

Deficiencias en el sistema de justicia: Caracas es una de las ciudades más violentas de todo el mundo y hay poco control de armas en manos de civiles, pero además, Amnistía Internacional lanza una alarma frente a la incapacidad el sistema judicial de actuar para defender a los que debería.

“El sistema de justicia es utilizado para hostigar a defensores de derechos humanos, incluyendo periodistas, abogados y jueces que reciben amenazas o cuya vida corre peligro por el trabajo que realizan”, asegura el informe.


Lea también:


Publicidad