null: nullpx
Crisis en Venezuela

Maduro se niega a celebrar elecciones presidenciales y ofrece comicios para el Parlamento, controlado por la oposición

El dirigente venezolano desafía a Estados Unidos y gran parte de la comunidad internacional, que han exigido comicios para la presidencia. Por su parte, el presidente interino, Juan Guaidó, pidió "más sanciones por parte de la Unión Europea" y llamó a una nueva jornada de protestas en el país.
30 Ene 2019 – 8:49 AM EST

Nicolás Maduro se negó este miércoles en la madrugada a celebrar elecciones presidenciales, como le han pedido numerosas potencias extranjeras como solución a la crisis que está viviendo el país. Como contrapartida, el dirigente ofreció elecciones para el Parlamento, que está controlado por la oposición.

"Sería muy bueno que hubiera elecciones adelantadas para el Parlamento venezolano, sería una buena forma de debate político y una solución con el voto popular", indicó Maduro en una entrevista a la agencia rusa RIA Nóvosti.

Maduro, quien rechazó cualquier "ultimátum y chantajes", defendió las elecciones de mayo en las que fue declarado ganador, pero cuyo resultado ha sido desconocido por un gran número de países por la falta de garantías democráticas y se negó tajantemente a que se discutan unos comicios sobre su puesto.


"En Venezuela ha habido elecciones presidenciales, ha habido un resultado y si el imperialismo quiere nuevas elecciones que espere para el 2025", recalcó.

Su propuesta es un claro desafío a Estados Unidos y otros países de la comunidad internacional, como España, Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda y Portugal, que habían pedido elecciones presidenciales inmediatas al no reconocer la legitimidad de Maduro. Las elecciones legislativas están previstas inicialmente para 2020.

"Yo estaría de acuerdo en que se adelanten, a través de un decreto de la Asamblea Nacional Constituyente, las elecciones de la Asamblea Nacional y eso sirva como válvula de escape a la tensión que el golpe de Estado imperialista le ha metido a Venezuela", añadió Maduro en la entrevista.

Los rostros de la lucha global por la resolución del conflicto político en Venezuela (fotos)

Loading
Cargando galería


Además, se declaró dispuesto a hablar con el presidente estadounidense, Donald Trump, en "privado, en público, en EEUU, en Venezuela o donde él quiera, con una agenda abierta, todos los temas". Washington no reconoce a Maduro como el presidente de Venezuela y ha exigido su salida del poder. Además, la administración estadounidense ha dicho que "todas las opciones están sobre la mesa" a la hora de abordar una solución para la crisis venezolana.

"Es más, estoy seguro de que, si él y yo nos vemos cara a cara y hablamos, otra historia se escribirá", continuó Maduro sobre su hipotético encuentro con Trump. Asimismo, volvió a lanzar, sin pruebas, la teoría de que "Donald Trump ha dado la orden de matarme y ha dicho al Gobierno colombiano y a las mafias de la oligarquía colombiana que me maten".

El dirigente presumió también de la lealtad de las fuerzas armadas, de las que aseguró "van a dar una lección de moral, lealtad y de disciplina al imperio del norte y a la derecha fascista de Venezuela". Igualmente, calificó como "infantil" y "payasada" la anotación en un cuaderno de John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Trump, donde se hablaba de "5,000 soldados a Colombia".

"Más sanciones" y nuevas manifestaciones

Por su parte, el presidente interino, Juan Guaidó, en una entrevista con el diario alemán Bild, Guaidó recalcó que Venezuela se encuentra bajo "una dictadura" y afirmó que "debe haber presión" internacional para iniciar una nueva época democrática.

"Necesitamos más sanciones por parte de la Unión Europea, como lo decidió Estados Unidos", pidió Guaidó, calificando como "absolutamente corrupto" al régimen de Maduro.

Además, desde su cuenta de Twitter, recordó que este miércoles hay manifestaciones por todo el país para mostrar el rechazo a Maduro y para "seguir apoyando nuestra ruta: cese a la usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres".

Las marchas -que ya habían sido convocadas hace días- buscan mostrar la oposición al régimen de Maduro. Guaidó llamó a salir a las calles desde sus trabajos, casas, escuelas o tiendas, con banderas, cacerolas o pancartas.

"Venezuela se levantó para soñar con el país que queremos. Debemos estar en la calle (...), necesitamos de todos para lograr nuestra democracia", declaró el opositor de 35 años al llamar a la manifestación, informó AFP.


El líder parlamentario, con un creciente apoyo internacional encabezado por Estados Unidos, también llamó a esta movilización en respaldo al ingreso de ayuda humanitaria, lo que el gobierno considera una puerta a una intervención militar norteamericana.

Washington dijo tener listos 20 millones de dólares para entregar, en alimentos y medicinas, cuya severa escasez agobia a los venezolanos y ha disparado la migración, cifrada en 2.3 millones de personas desde 2015 según la ONU.


Publicidad