Crisis en Venezuela

A pesar del compromiso regional, el éxodo venezolano necesita un plan concreto, dice Human Rights Watch

"Esto no tiene precedente", dijo el jueves José Miguel Vivanco en una conferencia de prensa en Miami para promover el informe del grupo sobre 'El éxodo venezolano'. En él, recomiendan protección legal a nivel regional para todos los venezolanos.
6 Sep 2018 – 6:19 PM EDT

MIAMI, Florida. - Las naciones latinoamericanas deben unirse para crear un plan regional unificado que otorgue estatus legal temporal a los venezolanos que huyen de su país en lo que ahora es "posiblemente la crisis migratoria más grave en la historia latinoamericana contemporánea", según Human Rights Watch.

"Esto no tiene precedente regional", dijo José Miguel Vivanco, director de la división de América de Human Rights Watch, en una conferencia de prensa en Miami el jueves para promover el informe del grupo sobre 'El éxodo venezolano', que recomienda protección regional para todos los venezolanos, incluidos los permisos de trabajo y la suspensión de la deportación. También recomendó sanciones económicas contra funcionarios venezolanos clave implicados en graves abusos contra los derechos humanos.


Vivanco hizo estas declaraciones un día después de que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, dijera que diferentes países deberían otorgar estatus legal a los migrantes venezolanos mientras trabajan para integrarlos social y económicamente.

Un grupo de 11 naciones latinoamericanas reunidas en Ecuador pidió el martes una mayor ayuda para los miles de inmigrantes venezolanos que huyen del colapso económico de su tierra natal. La declaración, firmada por funcionarios de Argentina, Brasil, Ecuador, Costa Rica, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, luego de una reunión de dos días, también solicitó ayuda de organizaciones multilaterales regionales como Naciones Unidas.


"El hecho de que estén dispuestos a tratar el problema como una crisis regional es un avance", dijo Vivanco. "Estamos hablando de dos millones de personas", agregó, refiriéndose a las estimaciones oficiales del tamaño del éxodo.

Si bien este fue un "paso importante", Vivanco dijo que la región aún necesitaba elaborar un conjunto concreto de criterios universales para aceptar a los venezolanos, de modo que los niños migrantes puedan escolarizarse y sus padres puedan encontrar trabajo. "Ellos huyen con lo puesto, caminando, con niños pequeños, con ancianos, atravesando América Latina para escapar de esta situación de hambruna, falta de medicamentos, falta de futuro y la abrumadora violencia e inseguridad bajo un régimen dictatorial ", dijo.


"Frente a una situación extraordinaria y excepcional, la respuesta debe ser igualmente excepcional", dijo Tamara Taraciuk, la autora argentina del informe del éxodo. "Ya tenemos el diagnóstico, lo que necesitamos ahora es dar el siguiente paso para encontrar la forma de recibir a los venezolanos de manera digna y humana", agrego. "Todavía no se ha adoptado un criterio uniforme de permisos, de visas para los venezolanos, que es lo que nosotros estamos pidiendo."

Almagro también anunció la creación de un grupo de trabajo que visitará las fronteras y las áreas donde se están instalando los desplazados venezolanos. "El éxodo está causando una presión significativa para varios países que, a pesar de sus buenas intenciones, tienen limitaciones cuando asisten a los que vienen", dijo Almagro. "No pueden hacerlo solos, ningún país puede hacerlo solo. Debe ser una acción colectiva con un enfoque de responsabilidad compartida", agregó.


Una declaración después de la reunión de Ecuador instó al gobierno del presidente Nicolás Maduro a garantizar que los ciudadanos tengan tarjetas de identificación y pasaportes para que puedan viajar libremente. Sin embargo, Venezuela no participó en la reunión de Ecuador a pesar de haber sido invitada. Según Taraciuk, es "absurdo" esperar alguna cooperación del gobierno de Maduro ya que creó la crisis y niega que exista.

El gobernante Partido Socialista de Venezuela ha desestimado las cifras de migración, alegando que son parte de una campaña internacional para justificar la intervención extranjera. Maduro dice que no más de 600,000 venezolanos han emigrado en los últimos dos años. Sin embargo, Naciones Unidas sitúa esa cifra en 2.3 millones de migrantes.

Maduro ha rechazado las ofertas de asistencia internacional. En cambio, ha lanzado un "Plan de Retorno a la Patria", con la ONU para proporcionar soporte técnico a las personas que desean regresar.


📷 El éxodo venezolano en Ecuador: entre la solidaridad y las puertas que se cierran

Loading
Cargando galería
Publicidad