null: nullpx
Logo image
Crimen Organizado

El Servicio Secreto dice que Colombia y Perú son los nuevos líderes de la falsificación de dólares

Esta agencia federal asegura que los dólares copiados con tecnología de punta en Sudamérica están llegando a negocios legítimos de Estados Unidos. En tanto, las autoridades de Colombia y Perú han desarticulado a varias bandas criminales, una de ellas liderada por una mujer de 61 años.
Publicado 16 Ago 2022 – 04:23 PM EDT | Actualizado 16 Ago 2022 – 04:33 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Al igual que el tráfico de cocaína, organizaciones criminales de Colombia y Perú que se dedican a la fabricación de dólares falsos están reclutando a personas para que los traigan a Estados Unidos. La tecnología permite que esas réplicas sean tan parecidas a los billetes reales que ahora son ineficaces las medidas de detección en negocios minoristas, advierte el Servicio Secreto.

“En los últimos años, la mayoría de los dólares falsificados que llegaron a Estados Unidos se originaron en Colombia y Perú”, informó el Servicio Secreto respondiendo a una serie de preguntas enviadas por Univision Noticias sobre esa actividad delictiva.

Con esto, los billetes copiados en Sudamérica han superado en volumen a los producidos en Asia, de acuerdo con dicha agencia, que fue creada en 1865 para erradicar esa problemática. En aquella época, una tercera parte de los billetes que circulaban en el país eran apócrifos.

Actualmente, el Servicio Secreto tiene la encomienda de proteger al presidente, su familia cercana, exmandatarios y a líderes mundiales en visitas oficiales. Pero su misión inicial, atrapar falsificadores, sigue siendo un reto: cada año decomisan un promedio de 100 millones de dólares de imitación.

“Como lo hacen los traficantes de drogas, estas organizaciones fabrican moneda estadounidense falsificada y reclutan ‘mulas’ para traficarla a Estados Unidos. Una vez en este país, los billetes falsos se venden y pasan a personas y empresas desprevenidas en todo el país”, indicó el Servicio Secreto.

“Los avances en las tecnologías de impresión e imágenes digitales han permitido a más personas la capacidad de fabricar billetes falsificados que pueden pasar el nivel inicial de detección, generalmente en tiendas minoristas, con relativa facilidad”, agregó la agencia policial.

La falsificación en Colombia

Las autoridades de Colombia han desarticulado a varias bandas que elaboraban en cuestión de horas miles de dólares semejantes a los reales, gracias a que contaban con maquinaria de alta tecnología.

En uno de los casos judiciales más importantes, la Policía Nacional y la Fiscalía de ese país detectaron en abril de 2021 un sitio clandestino que fabricaba más de 100,000 dólares falsos al día en la ciudad de Cali. Se cree que era operado por miembros del Clan del Golfo, uno de los carteles más poderosos.

En la vivienda, los agentes del orden decomisaron una imprenta industrial similar a las utilizadas por el Banco de la República de Colombia, tintas, negativos, plantillas para elaborar billetes y 139,600 dólares no auténticos. La Policía capturó al dueño del inmueble, quien se declaró inocente.

“La moneda extranjera falsificada era transportada en equipaje de mano hacia Ecuador. En ese país supuestamente se utilizaba para las diferentes actividades comerciales y realizar transacciones bancarias. De esta manera la estructura ilegal ingresaba altas cantidades de dinero al sistema financiero y obtenía millonarias ganancias”, dijo Javier Enrique García Trochez, delegado contra la criminalidad organizada de la Fiscalía colombiana, en un video difundido en Twitter.


A finales de julio, el gobierno colombiano acertó otro golpe al crimen organizado: policías registraron un inmueble cerca de la frontera con Venezuela, donde había 476,000 dólares falsos y 530 láminas para elaborar más. Tres personas fueron arrestadas y les impusieron tres cargos.

“Las divisas extranjeras eran enviadas a la vecina república de Venezuela y Panamá”, afirmó Carlos Roberto Izquierdo Ortegón, director especializado contra las organizaciones criminales de la Fiscalía de ese país, en una declaración en video publicada en Twitter.

Un caso interesante es el de una banda llamada ‘Clan del centro’, que operaba en Medellín bajo el mando de una mujer de 61 años. Le decían ‘La Tía’ y ‘Mary’. Ella hacía los pedidos de billetes copiados, coordinaba los envíos, designaba a quienes los recibían y negociaba el cobro a sus clientes.

Pero su principal habilidad era “realizar el proceso de maquillaje y envejecimiento de los billetes falsos, esto con la única finalidad de hacerlos más semejantes a los originales”, señala la Policía Nacional en un comunicado.


Alias ‘La Tía’ y sus diez cómplices fueron detenidos en octubre de 2019 como resultado de una investigación de 18 meses. Tras 12 registros a inmuebles ligados a la banda, las fuerzas del orden decomisaron 697,000 dólares falsos y 120 millones de pesos colombianos

Los dólares de imitación que se quedan en Colombia se distribuyen hábilmente a través de compras en pequeños comercios o se ofrecen inclusive advirtiendo que no tiene valor. A principios de 2018, la policía arrestó a nueve personas que vendían 1,000 dólares falsos por $50 auténticos. Les decían a sus víctimas que debían concluir el proceso de elaboración colocando un líquido para aclarar el color del billete, pero eso nunca ocurría. Más de 100 personas cayeron en la llamada ‘estafa nigeriana”.

Decomisos en Perú

En Perú, los decomisos también han sido grandes. A mediados de 2021, dos personas fueron detenidas dentro de una vivienda en Cercado de Lima, donde había cinco millones de dólares falsos, informó la Policía Nacional de ese país en su cuenta de Twitter.


Y hace cuatro años, un operativo de la Fiscalía peruana en Breña concluyó con el arresto de cinco personas, incluyendo al líder de la organización, y el decomiso de ocho millones de dólares apócrifos.


El Servicio Secreto indica que participa activamente con las autoridades de Colombia y de Perú para la creación y capacitación de fuerzas policiales especializadas en el combate de ese delito.

La agencia estadounidense señala que “se ha centrado en investigaciones internacionales estratégicas dirigidas a los falsificadores y sus redes de distribución”.

Uno de los mayores retos, advierte, es que los avances en el proceso de fabricación permiten que los billetes falsos tengan ahora una mayor resolución y duplicación de color mejorada.

Pero celebra que la tecnología también está jugando de su lado para disuadir la producción falsificada y para mejorar las medidas de seguridad en los billetes de EEUU y de otros países.

6.4 millones de billetes falsos

Otra agencia de EEUU que enfrenta este delito es la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

De acuerdo con estadísticas enviadas a esta redacción, los funcionarios de aduana están detectando cada vez más billetes falsos en aeropuertos y centros de recepción de paquetería.

En el año fiscal 2020 incautaron 1.6 millones de billetes falsos en 810 incidentes. En 2021 esa cifra subió a 1.9 millones de billetes en 469 detecciones. Mientras que en el ciclo fiscal en curso (del 1 de octubre de 2021 al pasado 10 de agosto) han confiscado 6.4 millones de billetes copiados en 418 envíos.

Es decir, los criminales están traficando más volumen en menos intentos.

En los últimos tres años, la CBP decomisó 6.4 millones de imitaciones. La agencia no le pone valor a lo que incauta, como sí lo hace el Servicio Secreto.

China, Turquía, Rusia, Hong Kong y distintos estados de EEUU son los principales lugares de origen de los billetes que detectan los agentes aduanales, informó la CBP a este medio.

Los datos de la CBP y el Servicio Secreto son distintos, porque la primera dependencia detecta los billetes de falsificados que llegan a centros de envíos de paquetería y aeropuertos, mientras que la segunda incauta los que ya circulan en el país.

Hace unos días, funcionarios de aduana encargados de revisar vegetales y frutas en el aeropuerto de Nueva York revisaron las maletas de un pasajero que provenía de Japón. Adentro de su equipaje había varios fajos de billetes de 100 dólares falsos, que sumaron 3.5 millones de dólares.


La falsificación dentro de EEUU sigue siendo un dolor de cabeza, pero no ocurre a la misma escala que en el extranjero. El Servicio Secreto asegura que en las últimas dos décadas la gran mayoría de dólares apócrifos fue fabricado en otros países. El billete más copiado es el de $100.

A veces, los delincuentes operan de la manera menos esperada. Por ejemplo, en una tienda Home Depot de Arizona aparecían constantemente billetes falsos de $100 durante cuatro años.

La cadena minorista sospechó de un empleado de la bóveda que se encargaba de contar el dinero de las cajas registradoras, colocarlo en bolsas selladas y depositarlo en una sucursal de Wells Fargo.

El Servicio Secreto tomó el caso y descubrió que Adrián Jean Pineda había robado 387,500 dólares de enero de 2018 a enero de 2022. Sacaba billetes reales y colocaba otros de imitación que compró en Amazon. Se trataba de billetes que se usan para bromas en fiestas y producciones de televisión.

El día que lo arrestaron, Pineda metió 50 billetes sin valor entre las ganancias de la tienda y robó $5,300. En su casa había $20,000 auténticos. Su proceso penal sigue en una corte de Arizona.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés