null: nullpx
Estafa y Fraude

La banda que robó miles de dólares a 11 abuelas hispanas usando el engaño del “billete de lotería premiado”

Las autoridades arrestaron a cuatro presuntos defraudadores de ancianas migrantes, a quienes les pedían que les entregaran miles de dólares para cobrar un premio de lotería. Les quitaron grandes sumas de dinero y joyas. Los acusados enfrentan hasta 20 años de prisión.
25 Nov 2019 – 04:45 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California.- Una abuela hispana de 76 años caminaba el 8 de marzo de 2017 por una calle de su ciudad, Maywood, en el sureste del condado de Los Ángeles, cuando vio a una mujer sentada en el suelo y llorando. Al preguntarle qué le pasaba, ella le contó que tenía un problema: era indocumentada y por eso no podía cobrar un billete de lotería premiado. Le urgía el dinero, pero no sabía qué hacer.

Quien pedía ayuda era María Luisa Henao, de 43 años y quien en realidad es ciudadana estadounidense.

Durante la charla se acercó una inmigrante colombiana, Luisa Camargo, de 38 años. Ella fingió que había escuchado el relato de Henao y ofreció asistirla para cobrar el premio. Entonces decidieron marcar a un teléfono en el billete de lotería. Les contestó Tito Lozada, de 49 años, quien se identificó como un “comisionado” de la Lotería y “confirmó” que le habían “pegado al gordo”. Pero les dijo que necesitaban 30,000 dólares para reclamar la millonaria suma.

Con la promesa de que le regresarían 20,000 dólares para compensarle el favor, la víctima (que la Policía solo ha identificado con las iniciales SG) llevó a las mujeres a su casa y les dio 14,000 dólares en efectivo. Jamás le dieron el dinero prometido. La siguiente vez que la anciana vio a las mujeres que la engañaron fue en las fotos que le mostraron los policías que investigaban a esta banda de estafadores.

Henao, Camargo, Lozada y una cuarta cómplice, Mercedes Montañez, de 68 años, están ahora bajo custodia de las autoridades federales señalados por defraudar ancianas hispanas usando el viejo truco del billete de lotería ganador. Elegían a sus víctimas al azar, manejando en barrios latinos buscando a abuelas migrantes que caminaban solas por la calle. Con todas usaron el mismo modus operandi.

En un extremo de la cuadra bajaba el delincuente que hacía el contacto inicial, más adelante descendía quien fingía interesarse en ayudar y un tercer cómplice respondía el teléfono haciéndose pasar por un “comisionado” de la Lotería. Cuando llevaban a las víctimas a sus casas o sucursales bancarias, les pedían que retiraran o les entregaran la mayor cantidad posible de efectivo. También se llevaban joyas.

El Departamento de Justicia (DOJ) menciona en su acusación los casos de seis abuelas robadas entre marzo de 2017 y el pasado 26 de septiembre, pero temen que haya más afectadas. Al momento, los fiscales tienen pruebas relacionadas con al menos 11 casos ocurridos en el sur de California.

Otra agraviada, identificada con las iniciales MA, de 67 años, les entregó un total de 22,600 dólares a través de dos retiros bancarios y sacando sus ahorros en efectivo que guardaba en su apartamento. A esta anciana se le acercaron el 1 de abril en Hawaiian Gardens.


Un fraude “sofisticado” a personas vulnerables

La Policía de Los Ángeles (LAPD) puso a la banda en su mirilla después de que defraudaron a una mujer de 65 años en la ciudad de Long Beach el 26 de septiembre. Le dijeron que necesitaban 15,000 dólares para cobrar el premio; ella les entregó 1,369 dólares que retiró de su cuenta bancaria.

Una unidad especial del LAPD espió a estos defraudadores durante varios días, mientras recorrían múltiples comunidades con alta población hispana, incluyendo Pacoima, North Hollywood, San Fernando, El Monte, Ontario, Pico Rivera y Long Beach.

“En cada ciudad manejaron hasta que observaron a una anciana hispana caminando sola y luego empezaron a dejar a un sospechoso en cada extremo de la cuadra para acercarse a su objetivo”, describió la Policía angelina en un comunicado tras su arresto a finales de septiembre.

“Esta estafa es deliberadamente sofisticada, diseñada para mantener confundida a la víctima hasta convencerla de entregar dinero o joyas para obtener ‘grandes ganancias’”, advierte la agencia.

Los detectives notaron que la banda trabajaba varias horas al día, desde la mañana y hasta la tarde. Por lo cual temen que haya varias víctimas que aún no los denuncian. Otras afectadas fueron abordadas por estos delincuentes en Baldwin Park, Fontana, Lakewood, San Pedro, Chula Vista y Vallejo.


Este proceso penal fue turnado a la Fiscalía federal a finales de octubre, por lo cual tres acusados (Camargo, Montañez y Lozada) fueron transferidos a una prisión federal el 5 de noviembre. Un juez les negó a ellos el derecho a fianza. Su cómplice Henao fue arrestada en San Diego y llegó a Los Ángeles el pasado 18 de noviembre. Ella se declaró inocente, pero no se le permitió salir libre bajo fianza.

Si son encontrados culpables, cada uno enfrentaría una condena de hasta 20 años de prisión.

“Este era un grupo organizado que se enfocó en mujeres mayores con el único propósito de estafar a estas víctimas vulnerables con falsas promesas de un pago grande", dijo el fiscal federal Nick Hanna en un comunicado. “Este caso debe servir como un recordatorio para las posibles víctimas y sus familiares de que nadie debe pagar una tarifa por adelantado en relación con cualquier premio”, agregó.

Por su parte, el fiscal del condado de San Diego, Summer Stephan, expresó: "Es importante que detengamos a estos depredadores financieros, especialmente cuando se dirigen a víctimas de la tercera edad en la comunidad de habla hispana”.

La acusación también señala a Lozada de un cargo separado por poseer un dispositivo para copiar tarjetas de crédito con el fin de cometer fraude y robo de identidad.

Protéjase de fraudes y estafas que buscan que convierta su dinero en Bitcoins

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés