null: nullpx
Logo image
FBI

Una mujer pagó $5,000 a un 'sicario' para matar a su exesposo, pero era un agente encubierto del FBI

El policía encubierto recibió el dinero y le aseguró que ya había asesinado a su expareja. Ella le dijo “gracias” y se preparó para ser entrevistada por detectives de homicidios, describe la acusación. Esta mujer enfrenta hasta 15 años de prisión.
Publicado 21 Ago 2022 – 10:02 AM EDT | Actualizado 21 Ago 2022 – 10:02 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Tras un juicio de cinco días, un jurado federal condenó a una mujer de Florida por contratar a quien ella pensaba era un sicario para que asesinara a su exesposo. Ella le entregó $5,000 dólares en un parque público, pero se trataba de un agente encubierto del FBI que la engañó para obtener evidencia en su contra.

Gretchen Buselli, de 48 años, se encuentra bajo custodia y ahora enfrenta una condena de hasta 15 años de prisión. Su audiencia condenatoria fue pautada para el próximo 27 de octubre.

El gobierno federal le impuso dos cargos por usar una instalación de comercio estatal (el servicio postal) para cometer un asesinato por paga y mentirle a un agente federal que investigaba los hechos.

De acuerdo con la evidencia, Buselli se comunicó con un conocido a través de cartas, mensajes de texto, llamadas telefónicas y una aplicación de mensajes encriptados para decirle que quería contratar a un sicario para que asesinara a su exesposo. Eso ocurrió del 17 de junio al 16 de septiembre de 2021.

Pero esa persona la denunció con la policía. Fue el Buró Federal de Investigaciones (FBI) el que organizó un operativo usando a un agente encubierto que se hizo pasar por el matón a sueldo.

La mujer le entregó al policía una descripción detallada de su exmarido, su ubicación y su rutina. También negociaron el precio por cometer el crimen y la forma como se llevaría a cabo. Incluso le dijo que sabía que en un momento sería entrevistada por detectives.

“Buselli luego fue vigilada depositando el pago acordado de 5,000 dólares en un parque público. Después de la entrega del pago, los agentes observaron que Buselli se deshizo de la ropa que había usado... Después de que el agente encubierto le informó que su exesposo había sido asesinado, Buselli dijo ‘gracias’”, asegura un comunicado del Departamento de Justicia (DOJ).

Gretchen Buselli "

Se emocionó" al planificar el crimen

La persona que la delató ha sido identificada en una declaración jurada como alguien que conocía a Buselli “desde que tenía alrededor de 16 años”. La mujer sabía que “es alguien que ha cometido delitos y ha estado en prisión”, mencionan documentos judiciales.

En la primera comunicación con el informante ella le ofreció un pago de 40,000 dólares por el asesinato y le aseguró que había descubierto que su ex estaba abusando de su hija. Un tiempo conversaron por la aplicación Signal y más tarde por teléfono, una charla que agentes del FBI estuvieron escuchando.

En julio de 2021, la mujer le aseguró que estaba luchando en una corte por la custodia de sus hijos, un caso que -según ella- estaba en manos de un juez “corrupto”. La única solución, subrayó en la llamada, era deshacerse de su expareja para tener a sus hijos a su lado y hacer justicia por su propia mano.

La acusada se mostró "muy emocionada" cuando el informante le propuso arrojar el cuerpo de su exmarido al mar para que jamás lo encontraran y el crimen quedara impune, según los fiscales.

“Ella se emocionó mucho y le dijo a CW (iniciales de ‘testigo cooperante’) que sería una gran idea, porque entonces no habría una investigación de homicidio inmediata y, en cambio, comenzaría primero como un caso de persona desaparecida”, indica la declaración jurada. “Entonces podría obtener la custodia total de su hija, vender su residencia y mudarse fuera del estado (de Florida a Oregón)”.

Bajo la dirección del FBI, el conocido de Buselli le dijo que no podía cometer el crimen pues sus llamadas ya estaban registradas y no tardarían en dar con él por sus antecedentes penales. Entonces le propuso presentarle a un hombre llamado “Paul”, quien era el agente encubierto. Los $5,000 dólares que ella le entregó al policía era solo un anticipo por su trabajo.

Cuando fue interrogada por la policía, Buselli negó varias veces haber participado en el complot, lo cual le agregó un cargo federal que conlleva una condena de hasta cinco años de prisión. Por el otro delito enfrenta hasta una década tras las rejas.

Este caso fue investigado por el FBI, el Servicio de Inspección del Servicio Postal y el Departamento de Policía de Tallahassee (en el estado de Florida).

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:FBIPolicíaAsesinatosFloridaArrestos

Más contenido de tu interés