null: nullpx
Condenas

Este policía le sembraba droga a inocentes para arrestarlos y ahora pasará 12 años en la cárcel

La acusación señala que Zachary Wester, quien fue alguacil en Florida, detenía a conductores por violaciones menores a leyes de tránsito, colocaba droga en los vehículos y les acusada por ese falso delito. Varias víctimas fueron condenadas por ese motivo.
14 Jul 2021 – 02:14 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

“Perdí un año y medio de la vida de mi nieto por esto. No te deseo nada malo y no sabrás lo que has hecho hasta que tengas hijos”. Las palabras de Teresa Odom, quien fue condenada injustamente por posesión de droga, iban dirigidas al expolicía que le fabricó el delito plantándole la sustancia ilegal en una parada de tránsito.

Odom y Zachary Wester, quien fue alguacil del condado Jackson, en el estado de Florida, coincidieron este martes en el mismo tribunal que la declaró culpable a ella unos años atrás. Esta vez, Wester estaba en el banquillo de los acusados, con un traje de reo color naranja y esperando su sentencia por ponerles drogas a tres personas inocentes. Aunque la acusación inicial mencionaba a 12 presuntas víctimas.


“Robaste mi credibilidad y ser madre y abuela durante tres años”, continuó Odom en una declaración que leyó en la corte, según un video de la audiencia que publicó el medio Tallahassee Democrat.

La vista concluyó con la condena para Wester emitida por el juez James Goodman: 12 años, 6 meses y 8 días de cárcel por cometer los delitos de crimen organizado, mala conducta por parte de un agente, perjurio, fabricación de pruebas, posesión de una sustancia controlada, posesión de parafernalia para el consumo de drogas y falso encarcelamiento.

Wester, de 28 años, enfrentó 67 cargos, pero un jurado lo absolvió de la mayoría. Así, de las 12 víctimas que eran parte del caso, la lista se redujo a tres: Odom, Joshua Emmanuel y Steven Vann. Ellos también fueron condenados indebidamente por delitos relacionados con drogas en ese juzgado.


“Estos reportes falsos llegaron a esta misma corte para procesar a estas víctimas inocentes por delitos que no cometieron”, dijo el fiscal Tom Williams en la audiencia condenatoria. Enfatizó que al detener a Wester encontraron droga en su auto, que posiblemente usaría para incriminar injustamente a más personas.

A su parecer, los delitos cometidos por el expolicía significan una “violación atroz de la confianza del público”, porque afectó “a las personas que juró proteger”. Williams le había solicitado al juez Goodman que la condena no fuera menor de 15 años tras las rejas.

Este policía corrupto fue arrestado en 2019 por elementos del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida (FDLE), quienes tomaron el caso por pedido de la oficina de Alguaciles del condado Jackson (JCSO).

1,300 minutos de video

“La investigación muestra que Wester habitualmente detuvo a personas por presuntas infracciones menores de tránsito, colocó drogas dentro de sus vehículos y los arrestó por cargos de drogas falsos. Wester eludió la política de cámaras corporales de la JCSO y adaptó sus grabaciones para ocultar su actividad criminal”, señala un comunicado de la FDLE.

Para llevarlo ante la justicia, los detectives analizaron más de 1,300 minutos de video y trabajaron en este caso durante más de 1,400 horas, de acuerdo con la dependencia.

“No hay duda de que los crímenes de Wester fueron deliberados y que sus acciones llevaron a personas inocentes a la cárcel", dijo Chris Williams, titular asistente del FDLE en Pensacola, al anunciar el arresto del policía hace dos años.

Familiares y amigos de Wester fueron a la corte de Jackson el martes para pedirle al juez que le impusiera un castigo menos severo. Su esposa Rebecca Wester lo describió como un hombre amable, alegre y compasivo. “He visto largas jornadas laborales, los turnos incansables… las ausencias en los días feriados y el amor por el condado Jackson que mi esposo demostró en su carrera como policía”, expresó.

“Por años escuché historias de que lo único que Zach quería hacer era servir a su comunidad”, agregó.

Por su parte, el pastor Michael Moutague manifestó: “Zach es un agregado a nuestras vidas, no una responsabilidad. Él depositó esperanza en nuestras vidas, inspiración, motivación y aliento”.

Wester es ahora un reo del Centro Correccional del condado Jackson, donde una vez estuvieron sus víctimas. Sus abogados dijeron que apelarán el veredicto del juez Goodman.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CondenasPolicíaJuicios CorrupciónFlorida

Más contenido de tu interés