null: nullpx
Estados Unidos

Arrestan a líderes neonazis por hostigar a periodistas, iglesias, instituciones y funcionarios

Las detenciones son parte de dos investigaciones federales en las ciudades de Alejandría y Seattle. Amenazaban con la colocación de bombas y otras formas de intimidación.
27 Feb 2020 – 10:33 AM EST

Líderes de un grupo neonazi han sido arrestados como parte de dos investigaciones federales en el estado de Virginia y la ciudad de Seattle, acusados de conspirar para hostigar a periodistas, iglesias e incluso a un exfuncionario del gobierno federal, entre otros, con falsas amenazas de bombas y otras formas de intimidación.

John Cameron Denton, de 26 años, originario de Montgomery, Texas y quien fuera el líder del grupo neonazi de la División Atomwaffen ("bomba atómica" en alemán), fue arrestado este miércoles y acusado de una serie de falsas amenazas de bombas que perpetuó tanto en el estado de Virginia como en otras zonas del país. De ser acusado recibiría una pena máxima de cinco años de prisión.

Su arresto se produjo gracias a la confesión que él mismo hizo a una persona que resultó ser un agente infiltrado, sobre una conspiración de 'swatting' contra diferentes objetivos, entre 2018 y 2019.

El 'swatting' es una táctica de acoso que "implica engañar a los operadores de emergencias para que crean que una persona o personas están en peligro inminente de muerte o daños corporales y lograr que estos envíen servicios policiales y de emergencia a la dirección de una tercera persona, que no está involucrada en la trama.

Según la declaración jurada, los miembros de esta conspiración realizaron más de 100 llamadas de 'swatting' en todo Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido.

Entre las víctimas de sus amenazas se encontraban dos periodistas del medio de investigación ProPublica, que con anterioridad habían revelado la identidad de Denton y su papel dentro de la División Attomwaffen.

En la ciudad de Seattle, los fiscales presentaron cargos contra cuatro presuntos miembros de la misma División Attomwaffen por acoso cibernético y envío de comunicaciones amenazadoras en una campaña contra periodistas, a quienes dejaban carteles en sus casas adornados de esvásticas que decían cosas como: "Sabemos donde vives", "Estamos vigilando", "Tus acciones tienen consecuencias" o "Has sido visitado por tus nazis locales".

La denuncia nombra a Cameron Brandon Shea, de 24 años, natural de Redmond; Kaleb Cole, 24 años, de Montgomery, Texas; Taylor Ashley Parker-Dipeppe, 20 años, de Spring Hill, Florida; y Johnny Roman Garza, de 20 años, de Queen Creek, Arizona. Todos fueron detenidos entre el martes y el miércoles y podrían enfrentar una pena máxima de cinco años de prisión.

Los fiscales en Alejandría, en Virginia, dicen que los objetivos de las falsas amenazas de bomba incluían una iglesia predominantemente afroestadounidense en esa ciudad, la universidad Old Dominion en Norfolk e incluso a un antiguo funcionario del gabinete de gobierno, que vive en el norte de Virginia.

Aunque los registros de la corte no identifican al funcionario del gabinete amenazado, los registros públicos muestran que la entonces secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, fue víctima de un incidente de 'swatting' en su casa en Alejandría en enero de 2019, cuando la supuesta conspiración ya estaba activa, con lo cual varios medios apuntan a que podría tratarse de Nielsen.

Raymond Duda, agente especial a cargo de la oficina del FBI de Seattle, dijo que han estado al tanto de la supuesta conspiración desde 2018 y en la denuncia se citan mensajes "encriptados" enviados entre los acusados y otras personas, sin especificar cómo los obtuvo el FBI.

La llamada División Attomwaffen ha estado involucrada en varios episodios de violencia, homicidios, sabotajes y busca promover una guerra racial.

Mira también:


Un colombiano 'Alt-Right' que promueve el nacionalismo blanco en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.