null: nullpx
Corte Suprema

Corte Suprema dice que la policía no puede monitorear tu teléfono sin una orden judicial

El fallo tiene importantes implicaciones legales que impactarán en el trabajo de la policía a la hora de tener acceso a información de sospechosos, porque limita la rapidez con la que pueden actuar para resolver casos.
22 Jun 2018 – 11:38 AM EDT

La Corte Suprema de Justicia determinó este viernes en un cerrado fallo 5-4 que el gobierno no puede monitorear los movimientos de personas por semanas o meses por medio del rastreo del teléfono celular, a no ser que tenga una orden judicial que lo permita.

Los magistrados que votaron a favor argumentaron que los rápidos avances en la tecnología han hecho inadecuadas las regulaciones sobre el respeto a la privacidad.

El magistrado John Roberts escribió el razonamiento que fue respaldado por los cuatro jueces liberales del máximo tribunal de EEUU, pero rechazada por los otros cuatro magistrados conservadores.

Por ejemplo, el conservador Anthony Kennedy señaló que el rastreo de celulares era permitido porque esa tecnología está en manos de las empresas de telefonía celular, no de los portadores de los teléfonos. "El nuevo curso sin dirección clara inhabilitará a las autoridades", dijo.


La decisión también tiene implicaciones de todo tipo sobre información personal de terceras partes, incluidos correos electrónicos, mensajes de texto, búsquedas en internet e información bancaria y de tarjetas de crédito.

Sin embargo, el juez Roberts señaló que la decisión está circunscrita a un ámbito específico. "Mantenemos que una orden judicial es requerida solo en la rara circunstancia donde el sospechoso tiene un legítimo interés privado sobre datos que tiene un tercero". Sin embargo, esa argumentación puede provocar todo tipo interpretaciones.

En todo caso, la decisión de la Corte Suprema es una gran victoria para quienes defienden la posibilidad de incrementar los derechos de privacidad porque -dicen- se necesita más protección a la hora de que el gobierno busque obtener información de terceras partes, tales como una empresa de celulares.

El Departamento de Justicia, que defendía el derecho de las autoridades a monitorear información privada, argumentaba que los derechos de privacidad eran limitados cuando de trataba de información que había sido voluntariamente compartida por alguien. Como estos datos son propiedad de empresas de telefonía, entonces las autoridades podían solicitar tal información.

Así se vive en el 'Pabellón de la muerte' de California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Corte SupremaPolítica

Más contenido de tu interés