Apuñaló a una compañera cuando tenía 12 años para impresionar a un demonio online: pasará 40 años en un psiquiátrico

Morgan Geyser, una joven de 15 años, se declaró culpable del intento de homicidio cometido en 2014 cuando apuñaló 19 veces a una compañera para librarse del demonio.
2 Feb 2018 – 6:35 AM EST

Morgan Geyser, una adolescente de Wisconsin que tiene actualmente 15 años, ha sido condenada a 40 años de confinamiento en una clínica mental, el máximo castigo pedido por los querellantes, tras declararse culpable de apuñalar repetidas veces a una compañera de clases en 2014 para impresionar a un personaje demoníaco en línea conocido como 'Slender Man' (Hombre esbelto, en su traducción al español).

Geyser es la segunda condenada por este crimen que atrajo la atención nacional hace cuatro años debido a la edad de la víctima y las atacantes, todas de apenas 12 en aquel momento, y el motivo peculiar del intento de asesinato.

Ahora con 15 años, Geyser se declaró culpable por el cargo de intento de homicidio intencional en primer grado, alegando que debido a ser menor de edad no es responsable penalmente y no debe ir a la cárcel. Durante su audiencia de sentencia este jueves, el juez Michael Bohren declaró que la chica era un riesgo para ella y para otros.

"No podemos olvidar es que se trata de un intento de asesinato", dijo Bohren, citado por la AP.

Entre lágrimas, la adolescente se disculpó con la chica que apuñaló, Payton Leutner, antes de su sentencia. "Solo quiero que 'Bella' (así la llama) y su familia sepan que lo siento", dijo.

Lo hechos sucedieron de esta manera: Geyser, junto con su compañera Anissa Weier, convidaron a Leutner a una fiesta de pijamas en un bosque de un suburbio de Milwakee. Geyser apuñaló a Leutner 19 veces con el estímulo de Weier.

Las agresoras dijeron luego a los detectives que necesitaban matar a Leutner para convertirse en 'apoderadas', o 'sirvientas' de 'Slender Man', una criatura demoníaca que habían visto en Internet y que a menudo se representa como una figura de araña en un traje negro con la cara blanca sin rasgos.

Las chicas contaron que estaban obligadas a matar para protegerse a sí mismas y a sus familias del demonio. Geyser confesó que después de cometer el asesinato planeaban huir a la mansión del demonio, que creían que estaba en el bosque nacional Nicolet, en Wisconsin.

Geyser y Weier fueron originalmente acusadas de homicidio intencional de primer grado, que lleva una sentencia posible de hasta 65 años de prisión.

Leutner logró salvarse porque se arrastró en el bosque hasta una carretera donde un ciclista la auxilio y llamó al 911. Fue llevaba de urgencias a una clínica donde fue sometida a operaciones. El médico que la atendió dijo que una puñalada estuvo a menos de un milímetro de atravesarle el corazón. Estuvo dos días sin poder comunicarse de forma hablada debido a lesiones en el diafragma.

Los rostros de los verdaderos ‘Bad Hombres’ que burlaron la justicia estadounidense (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EEUU