null: nullpx
Cancer

Decidió retrasar la quimioterapia que necesitaba para que su hija naciera y murió de cáncer de ovario

Una ecografía a las 16 semanas reveló que Gemma Nuttal tenía un agresivo cáncer que requería de tratamiento inmediato. Sin embargo, ella decidió esperar al parto para empezarlo. La bebé sobrevivió y hoy es una niña sana de 4 años, pero su madre acaba de perder la batalla contra la enfermedad. Ni la ayuda económica de la actriz Kate Winslet logró salvarla.
18 Oct 2018 – 6:36 PM EDT

Un ecosonograma a las 16 semanas de embarazo reveló a Gemma Nuttall que tenía un agresivo cáncer de ovario. Los médicos le ofrecieron terminar con el embarazo para que pudiera empezar la quimioterapia de inmediato y mejorar así las probabilidades de combatir la enfermedad, pero ella decidió salvar la vida de su bebé y postergarlo hasta después de que la pequeña naciera. Esta semana, cinco años después de aquel devastador diagnóstico, la madre británica de apenas 34 años murió.

Según la Asociación Estadounidense de Cáncer, el de ovario es la quinta causa de muerte entre las mujeres y es más frecuente en aquellas mayores de 63 años. Muchas veces no se diagnostica hasta que está en fase avanzada. De hecho, apenas 20% de estos tipos de cáncer se detectan de forma temprana porque no presenta síntomas o estos se confunden con problemas digestivos.

El cáncer de ovario no puede detectarse con un Papanicolau ni con un examen específico de rutina, por lo que es importante que las mujeres con factores de riesgo o historia familiar de esa enfermedad lo comuniquen al médico durante su chequeo anual.

Breve victoria

Al principio la quimioterapia y la radioterapia funcionaron para Nuttall quien estuvo sana durante un año, pero el cáncer reapareció en su cerebro y luego en los pulmones.

“Es con el corazón destrozado que debo decir que mi hermosa guerrera perdió la batalla esta mañana. Luchamos muy duro pero no pudimos hacerlo más”, escribió en Facebook Helen Sproates, la mamá de Nuttall y abuela de la niña de 4 años. Fue ella quien inició la campaña de GoFundme para recabar fondos para que su hija recibiera todas las terapias posibles.


Conmovida por la historia y por la lucha de su propia madre contra el cáncer de ovario, la actriz Kate Winslet había ayudado a Nuttall a conseguir el dinero que necesitaba para recibir un innovador tratamiento con inmunoterapia en una clínica de Alemania.

“Perdí a mi propia madre por el cáncer de ovario en mayo y también habíamos dado con esos tratamientos en Alemania. Simultáneamente conocí la campaña de Gemma y mi corazón se hundió al pensar que esa pobre mujer tan joven estaba a años luz de recibir el tratamiento si esperaba a que lo costeara el servicio nacional de salud del Reino Unido”, relató Winslet.


Por eso llamó a su amigo Leonardo DiCaprio y, ofreciendo una cita con los protagonistas de Titanic durante una gala, ambos lograron recaudar más de un millón de dólares para no sólo ayudar a Nuttall, sino a otras personas.

Winslet le dio la noticia a Nuttall en un programa de televisión en vivo.

“Gracias por tu esfuerzo y por permitirme tener el tratamiento que realmente necesitaba. Me salvaron la vida”, dijo Gemma entre lágrimas en aquella oportunidad.

Su funeral se realizará a finales de mes. Su madre acaba de crear una fundación en su nombre para ayudar a que más pacientes en el Reino Unido puedan recibir inmunoterapia.

Mira también:

Quedar embarazada no aumenta el riesgo de que regrese el cáncer de seno

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CancerSalud y MujerEmbarazo
Publicidad