null: nullpx
Autos

Revisión de bolsas de aire Takata se convierte en el mayor retiro de productos en la historia de EEUU

Se estima que hasta 2019 no habrá suficientes partes para cubrir la revisión récord que incluye hasta 40 millones de infladores adicionales.
4 May 2016 – 5:46 PM EDT

El Departamento de Transporte de los Estados Unidos y Takata Corp., anunciaron este miércoles una nueva expansión del llamado a revisión de las bolsas de aire ensambladas por Takata. Se estima que por su enorme envergadura la revisión, que es ahora la más grande en la historia de los Estados Unidos, no podrá ser completada antes de 2019.

Hasta ahora el llamado había incluido a 28.8 millones de dispositivos infladores defectuosos instalados en 24 millones de automóviles construidos por 14 fabricantes distintos. La expansión ordenada por las autoridades de los Estados Unidos incluye entre 30 a 40 millones de bolsas de aire adicionales y vincula con la debacle a los fabricantes Fisker, Jaguar Land Rover y Tesla. Honda, Volkswagen, Toyota y Ford se encuentran entre los fabricantes afectados en instancias previas por el llamado a revisión.

Takata aclaró que no tiene conocimiento de rupturas en las bolsas incluidas en la expansión o de ningún dato o análisis científico que sugiera la existencia de un riesgo sustancial en los vehículos implicados. Sin embargo Shigehisa Takada, Presidnete de Takata, dijo en una declaración preparada que el acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA) es “consistente con nuestro deseo de trabajar con los organismos reguladores y nuestros clientes fabricantes de autos para desarrollar ordenadamente soluciones a estos importantes problemas de seguridad.”

Por su parte Mark Rosekind, administrador de la NHTSA dijo en una conferencia de prensa para anunciar la expansión que la expansión no incluye a aquellos dispositivos infladores que cuentan con un agente químico desecante, pero advirtió que la agencia que dirige podría llamar a revisión a los mismos si emergieran nuevos datos que así lo ameriten. Hasta ahora no se han reportando incidentes con dispositivos infladores que cuentan con el agente desecante.

Chip Magid socio de la firma firm Dorsey & Whitney y especialista en riesgo de responsabilidad civil y reglamentación reguladora para protección al consumidor dijo que “la expansión está centrada en dispositivos infladores más nuevos [que los incluidos en las instancias anteriores] que por el momento no parecen presentar ninguna amenaza de seguridad, Sin embargo la NHTSA ha determinado que dichos dispositivos van a degradarse con el tiempo, particularmente en climas cálidos y húmedos, Takata convino en comenzar la revisión de las bolsas de aire afectadas por región, comenzando por las áreas más cálidas y húmedas, donde la degradación ocurrirá más rápido.”

Lea También:


RELACIONADOS:AutosRecalls

Más contenido de tu interés