null: nullpx
Atentado terrorista

Un atentado suicida deja al menos 72 muertos en un parque público en Pakistán

Una facción local del Talibán reivindicó la explosión dirigida "a cristianos", aunque la mayoría de las víctimas eran musulmanes.
27 Mar 2016 – 11:41 AM EDT

Un atentado suicida perpetrado por una facción del Talibán dejó este domingo al menos 72 muertos, la mayoría mujeres y niños, en un parque público en la oriental ciudad paquistaní de Lahore donde cristianos celebraban la Pascua.

La explosión -que desató llamas que superaron la altura de los árboles- se produjo en el estacionamiento del parque Gulshan-e-Iqbal, cerca de los juegos para niños, precisaron autoridades.

La ciudad de Lahore está ubicada en Punjab, considerado el corazón político del primer ministro Nawaz Sharif y la provincia más rica del país de 190 millones de habitantes.



Del balance provisional de al menos 72 muertos, 29 eran niños, indicó a la AFP un responsable administrativo de la ciudad, Muhamad Usman, señalando que al menos había 200 heridos.

"Hemos perpetrado el ataque de Lahore y los cristianos eran nuestro objetivo", dijo por teléfono a la AFP Ehsanullah Ehsan, un portavoz de la facción talibán Jamaat-ul-Ahrar, asegurando que el grupo llevará a cabo más ataques en escuelas y universidades.

Sin embargo, la mayoría de los muertos en Lahore eran musulmanes que también estaban en el parque. De los muertos, 14 han sido identificados como cristianos, según el superintendente de la policía de Lahore Mohammed Iqbal. Otros 12 cuerpos no han sido identificados aún, señaló.



El ministro en jefe de la provincia de Punjab, Shahbaz Sharif, anunció tres días de duelo y prometió llevar a los perpetradores ante la justicia, dijo Zaeem Qadri, portavoz del gobierno provincial.

"Estamos es una situación similar a la guerra y siempre hay amenazas en general, pero no se recibió una alerta específica para este lugar", indicó Ashraf, quien señaló que sí había personal de seguridad en el lugar.

Escuelas y negocios de la zona permanecerán cerrados el lunes, informaron la asociación de colegios de la ciudad y el Sindicato de Comerciantes de Lahore.



El secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon condenó el atentado suicida al que calificó de "espantoso acto de terrorismo".

Ban "reclamó que los autores de este espantoso acto de terrorismo sean llevados rápidamente ante la justicia", agrega el texto.

Estados Unidos envió condolencias a los familiares de las víctimas. "Este acto cobarde en el que ha sido durante mucho tiempo un parque pintoresco y apacible ha matado a decenas de civiles inocentes", dijo en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, citado por la agencia Efe.

El año pasado, un ministro de esa provincia y otras ocho personas murieron luego de que una bomba destruyó la casa del funcionario. Pakistán ha sido golpeado por la violencia sectaria y la vinculada a los insurgentes talibanes.

Asimismo, 15 personas murieron y 30 resultaron heridas a mediados de marzo en un atentado con bomba contra un autobús en el que viajaban empleados gubernamentales en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país.

Publicidad