null: nullpx
Atentado terrorista

Al menos 235 muertos en uno de los peores atentados de la historia de Egipto

Hombres armados activaron un artefacto explosivo y luego dispararon a los fieles que asistían a la oración del viernes en una mezquita al norte del Sinaí, según reportes de medios estatales, que hablan de cientos de heridos y muertos.
24 Nov 2017 – 08:48 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Al menos 235 personas murieron el viernes tras un ataque a una mezquita en el norte del Sinaí egipcio, efectuado por hombres armados que dispararon y detonaron bombas, según datos de la Fiscalía General de este país.

Los atacantes habían colocado artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Rauda, que se encuentra 40 kilómetros al oeste de El Arish, capital del Sinaí del Norte, y los detonaron justo cuando los fieles salían de su rezo, reporta la agencia EFE citando a una fuente de seguridad. Tras las explosiones, comenzaron a disparar contra las personas que corrían al intentar huir. Hasta el momento ninguna organización terrorista se ha responsabilizado por lo ocurrido.

Más temprano, las autoridades habían asegurado que milicianos en cuatro vehículos todoterreno atacaron la mezquita con explosivos y luego dispararon contra los fieles en el momento en que se daba el sermón de las oraciones.

Ahmed el-Ansari, un alto funcionario de salud del gobierno, dijo en la televisión estatal que los hombres armados continuaron en el lugar aún cuando ya habían llegado los empleados de emergencias a auxiliar a las víctimas. Dispararon contra varias ambulancias.

Testigos dijeron que las ambulancias transportaban a numerosos heridos a hospitales cercanos. Hasta el momento, se han reportado al menos 125 heridos. "Casi tienen balas en cada parte de sus cuerpos", dijo un médico en condición de anonimato al diario The New York Times al hablar de los muertos. Otros sufrieron quemaduras de gravedad o perdieron extremidades tras la explosión.

El presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, prometió que responderá con una "fuerza brutal" a este ataque. "Las fuerzas armadas y la policía vengarán a nuestros mártires y nos devolverán la seguridad y la estabilidad con fuerza en muy poco tiempo", dijo en una alocución televisada.

Desde 2013 y tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, los grupos islamistas que incluyen la rama egipcia de Estado Islámico han matado en esta zona a centenares de policías y soldados, así como a civiles acusados de trabajar para las autoridades.

En 2014 una milicia islamista llamada Ansar Beit al-Maqdis se comprometió con la organización terrorista Estado Islámico y, desde entonces, se ha convertido en uno de sus afiliados locales más efectivos.

Las víctimas del ataque de este viernes son civiles y seguidores de la fe musulmana y adeptos al sufismo, una corriente del islam considerada herética para el grupo yihadista Estado Islámico.

El presidente Al Sisi, convocó a una reunión de emergencia poco después del atentado y decretó tres días de duelo.

Los ataques en mezquitas en Egipto no son comunes. En este país, la organización terrorista Estado Islámico ha tenido como objetivo principal a iglesias cristianas en los últimos años, lo que ha generado su huída de la península. Por eso, lo ocurrido este viernes en un centro de culto musulmán ha generado un mayor impacto en el país.

Y aunque también han cometido ataques contra líderes sufíes nunca lo habían hecho contra un centro de culto. Hace un año secuestraron y decapitaron a uno de ellos, al acusarlo de hacer magia. También han raptado a seguidores de esa corriente, aunque los han liberado una vez que manifiestan estar arrepentidos.

El ejército egipcio decretó toque de queda en Bir al-Abed y El Arish.

Un par de fotos que han sido publicadas en los medios, muestran a los fieles caminando en la mezquita entre decenas de cuerpos que ya fueron tapados con turbantes o con sábanas.

Ve también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Atentado terroristaISISEgiptoMundo

Más contenido de tu interés