"Si levantabas la cabeza o seguías respirando te disparaban": sobreviviente del atentado de Egipto

La Fiscalía General egipcia informó este sábado que entre las 305 víctimas hay 27 niños. Aviones de combate sobrevolaron el Sinaí y atacaron varios vehículos en los que viajaban algunos de los perpetradores, según el ejército.

Las víctimas mortales del atentado de este viernes en una mezquita en Egipto ya superan este sábado las 305 personas, contando a 27 niños, de acuerdo con cifras ofrecidas por la Fiscalía General egipcia, en un comunicado difundido por la televisión pública.

El anterior balance oficial era de 235 muertos y 109 heridos.

El ataque en una mezquita en el norte del Sinaí egipcio, repleta de feligreses, fue perpetrado por hombres armados que dispararon y detonaron bombas, según datos de la fiscalía.

Los atacantes habían colocado artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Rauda, que se encuentra 24.8 millas (40 kilómetros) al oeste de El Arish, capital del Sinaí del Norte, y los detonaron justo cuando los fieles salían de su rezo.

Tras las explosiones, comenzaron a disparar contra las personas que corrían al intentar huir.

20 minutos de terror

El imán apenas había llegado al altar de la mezquita para dar su sermón cuando comenzó un intenso tiroteo, según personas que lograron escapar, citadas por la agencia AP.

Testigos relataron horrendas escenas durante los cerca de 20 minutos que les tomó a los extremistas asesinar y mutilar a los feligreses. Contaron de personas que saltaron por ventanas, de estampidas en un pasillo que lleva a los baños, y de los gritos de niños horrorizados. Algunos contaron como apenas lograron escapar de una muerte segura, otros de familias que perdieron a todos, o a casi todos, sus miembros varones.

Ebid Salem Mansour, un trabajador de 38 años en una cercana fábrica de sal, logró escapar con vida aunque sufrió dos heridas de bala en las piernas.

“Todos se lanzaron al piso y mantuvieron la cabeza abajo. Si la levantabas te disparaban”, dijo. “El tiroteo fue al azar y frenético desde el principio, y después fue más deliberado. Mataban a todos aquellos que no estaban seguros de que estuvieran muertos o si seguían respirando”.

Aviones de combate egipcios entraron el sábado en acción sobre Sinaí y atacaron varios vehículos en los que viajaban algunos de los perpetradores, según el ejército. Todos los ocupantes de los vehículos murieron. Fue imposible verificar de manera independiente la afirmación ya que en Sinaí está prácticamente prohibido el trabajo de la prensa.

Llevaban banderas de ISIS

El atentado todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo extremista.

Pero la fiscalía egipcia lo vinculó con militantes del grupo Estado Islámico ( ISIS, por sus siglas en inglés), también conocido como Daesh.

"Eran un número de entre 25 y 30 (atacantes), llevaban la bandera del Daesh y tomaron posiciones frente a la puerta de la mezquita y sus 12 ventanas con rifles automáticos", dijo el fiscal en un comunicado.

Los hombres armados, algunos de ellos con máscaras y uniformes de estilo militar, rodearon la mezquita bloqueando las ventanas y un acceso, y abrieron fuego con rifles automáticos, según el comunicado de la fiscalía, en base a su investigación y a entrevistas con sobrevivientes heridos.

El presidente Al Sisi, convocó a una reunión de emergencia poco después del atentado y decretó tres días de duelo.


Ve también:

RELACIONADOS:EgiptoMundo