null: nullpx
Arrestos

ICE captura en Nueva Orleans a uno de los fugitivos más buscados

José Melchor Martínez, inmigrante indocumentado mexicano, tenía una condena desde 2002 por abusar de un niño en Carolina del Norte y una orden de arresto por reingresar a Estados Unidos después de haber sido deportado al año siguiente.
19 Oct 2018 – 4:35 AM EDT

El nombre, la foto de su cara y otros datos personales de José Melchor Martínez aparecían en la lista de los más buscados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). Desde este miércoles, sobre su ficha luce un cintillo de fondo azul y letras blancas con la palabra “arrestado”.

Martínez, ciudadano mexicano sin documentación legal para permanecer en Estados Unidos, fue arrestado el miércoles por la mañana por un Equipo de Respuesta Especial de ERO Nueva Orleans después de ejecutar una orden de arresto federal en una residencia en Church Point, Louisiana, informó ICE en una nota de prensa.

Martínez, alias José Luis Martínez Sánchez, ha sido catalogado por las autoridades como un “delincuente sexual infantil”, pero ahora se enfrenta a cargos adicionales por delitos graves.

En noviembre 2002, fue condenado por abusar de un niño en el condado de Mecklenburg, Carolina del Norte. Después de permanecen bajo custodia penal, ICE lo deportó a México en septiembre de 2003.

Pero al cabo de un tiempo, Martínez volvió a entrar ilegalmente a Estados Unidos, lo cual “es un delito grave bajo la ley federal”, advirtió ICE.

En abril, Martínez fue arrestado nuevamente por la policía local en Acadia Parish, por incurrir en conducción bajo los efectos del alcohol ( DUI, por sus siglas en inglés). Martínez fue condenado por DUI el 30 de abril y sentenciado a libertad condicional.

Posteriormente, ERO comenzó a buscar a Martínez después de enterarse de su regreso a Estados Unidos, lo que culminó con la obtención de una orden de arresto federal en el Distrito Oeste de Louisiana.


Después de completar el procesamiento de ICE el miércoles, Martínez fue entregado a la custodia del Servicio de Alguaciles, donde permanece bajo custodia en espera de su enjuiciamiento federal por delito grave en el Distrito Oeste de Louisiana.

Trey Lund, director interino de Operaciones de ICE en Nueva Orleans, citado en el boletín, señaló la importancia de capturar a ciudadanos "que representan la mayor amenaza para la seguridad pública", con independencia de "su estatus migratorio".

De acuerdo con ICE, a escala nacional aproximadamente el 90% de todas las personas arrestadas los primeros tres trimestres del año tenía una condena penal, una acusación penal pendiente o ya estaban sujetas a una orden de deportación emitida por un juez federal de inmigración.

Sin embargo, a partir de una norma girada por el Departamento de Justicia, desde el 18 de septiembre los jueces de inmigración no tienen autoridad "para terminar o desestimar los procedimientos de deportación” en casos de inmigrantes detenidos por causas menores, aunque tengan años en el país, carezcan de antecedentes criminales, tengan familia establecida, paguen impuestos y no constituyan una amenaza a la seguridad pública o nacional.



La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería
Publicidad