null: nullpx

"Ya no tenía fuerzas ni para respirar": testimonio de la mujer convertida en símbolo en Perú tras sobrevivir a un río de lodo

Evangelina Chamorro compareció ante los medios de comunicación en Lima luego de ser dada de alta del hospital. El caso de esta mujer que logró salir del barro da esperanza a un país que lleva ya casi 80 muertos por las inundaciones.
22 Mar 2017 – 6:05 PM EDT

PERÚ, Lima.- Evangelina Chamorro es el nombre de la mujer que se convirtió en el símbolo de esperanza en Perú luego de que se la vio emergiendo del lodo cuando nadie se lo esperaba, en medio de los peores aludes e inundaciones que está soportando este país en décadas y que han dejado casi 80 muertos y más de medio millar de afectados.

Evangelina acababa de dejar a sus hijas de 5 y 10 años en el colegio y estaba con su esposo atendiendo a sus animales en el corral que tenían en el sur de Lima cuando de pronto escuchó un fuerte ruido. Se trataba de un alud del que no les dio tiempo a huir. Su esposo logró asirla e hizo que se agarre de un tronco mientras el lodo lo engullía todo.


“Yo estaba desesperada. Le dije ya no puedo más y él me dice: 'fuerza'”, contó a periodistas. Pero el palo se quebró y pese a los esfuerzos de su esposo, Armando Rivera, por no soltarla del brazo que había logrado agarrar, fue arrastrada por el alud.

“Mi esposo me decía: 'nada' y no podía nadar, no podía más… ya no le vi y durante todo ese rato tragué lodo, me llené de barro”, recordó la mujer de 32 años quien, junto a sus animales, quedó atrapada en un mar de piedras, palos y fango que fue avanzando inmisericorde tragándose todo lo que encontraba a su paso.

"Dios me dio fuerzas porque ni siquiera podía respirar. Le dije que no quería que mis hijas se queden sin padre o sin madre y traté de salir", contó tras ser dada de alta en el hospital.

Sólo recuerda que ya no tenía fuerzas, que trataba de zafarse del lodo y que logró dar unos cuantos pasos y no sabe más, no sabe quién la sacó, ni cómo lo hizo. Se despertó ya en la ambulancia y no se sentía herida. Recién sintió dolor cuando la lavaron en la posta médica donde le dieron los primeros auxilios.


Las impactantes fotos de las inundaciones de Perú en las que ya han muerto 106 personas

Loading
Cargando galería

Su esposo también logró sobrevivir y agradece por la “nueva vida” que van a empezar. Lo han perdido todo: su casa, sus animales, su vehículo, pero tienen la esperanza de que saldrán adelante juntos. “Vamos a buscar un lugar más seguro para la familia. Ella (Evangelina) ya no quiere regresar al mismo lugar porque es lugar de huaico” (alud), dijo mientras la esperaba para retirarse juntos del hospital donde permanecieron desde la semana pasada.

Ellos habían construido su casa en el cauce de un río que por décadas permaneció seco (la zona era conocida como Río Seco) y se dedicaban a criar cerdos, vacas y gallinas. Al igual que sus decenas de vecinos, adquirieron sus tierras mediante traficantes de terrenos, un problema que es frecuente en numerosas partes del país, donde las conocidas “invasiones” pululan sobre todo en zonas agrestes, que luego se convierten en pequeños poblados con frágiles viviendas construidas de manera informal.

Se vienen más días difíciles

Angelina y Armando tuvieron más suerte que los 79 peruanos que perdieron la vida por los aludes, desbordes e inundaciones que están afectando este país desde hace un par de semanas debido a las intensas lluvias que han afectado a gran parte del territorio peruano.

El gobierno estima que las fuertes precipitaciones continuarán en los próximos días debido al inusual calentamiento de la temperatura superficial del mar frente a la costa norte del país. Reportes oficiales mostraban hasta hace un par de días que la temperatura estaba 10 grados centígrados por encima del promedio normal y las autoridades locales han llamado a este fenómeno climático “El Niño Costero”.

“Todavía nos quedan semanas difíciles por delante”, dijo el primer ministro Fernando Zavala.


Varias importantes ciudades del país se encuentran aún bajo el lodo o agua, por lo que la situación continúa siendo dramática. Pese al esfuerzo del gobierno y al despliegue de las fuerzas armadas y policiales, la ayuda está demorando en llegar debido a los cortes de importantes carreteras y caída de puente que han dejado aislados a miles.

“Entre ser pesimista o tener esperanza, escojo lo segundo", dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski sobre la emergencia que sufre el país.

Países sudamericanos como Colombia, Chile, Ecuador y Argentina enviaron aviones, alimentos y especialistas, y a nivel interno se han organizado varias campañas en diferentes lugares para asistir a los damnificados. La comunidad peruana en EEUU también se ha organizado para hacer llegar la ayuda.


El gobierno está en alerta ante la posibilidad de que se propaguen enfermedades relacionadas al agua estancada, como el dengue, la malaria o leptospirosis, e invocó a los pobladores de las zonas afectadas por las lluvias e inundaciones permitir las fumigaciones para evitar la propagación de mosquitos portadores de esas enfermedades.

Los aludes provocaron que Lima, la capital peruana, se quede sin agua potable por casi una semana, lo que sacó a miles a las calles a buscar abastecerse. El suministro se ha restablecido paulatinamente y el gobierno ha invocado a la población a no derrocharla.

Vea también:

RELACIONADOS:América LatinaPerúInundaciones
Publicidad