null: nullpx

¿Por qué acusan a una exitosa iniciativa anticorrupción de Guatemala de conspirar con el Kremlin?

Una extraña batalla judicial tiene en el centro a una familia rusa exiliada y encarcelada en el país centroamericano. La financiación de EEUU al programa conocido como la CICIG, ha sido suspendida a petición del senador republicano Marco Rubio.
13 May 2018 – 10:05 AM EDT
Comparte
Igor Bitkov con su hijo Vladimir, su mujer Irina y su hija Anastasia. Crédito: Courtesy of the Bitkov family

Iván Velásquez Gómez y Bill Browder son dos luchadores contra la corrupción que se han enfrentado valientemente a poderosas instituciones. El primero es un fiscal colombiano y el otro un exempresario en Rusia. Ahora, ambos se encuentran en lados opuestos en un enigmático caso de causas en conflicto, que ha puesto en duda un valiosísimo esfuerzo internacional para erradicar la impunidad en Guatemala.

La semana pasada, a pedido de Browder, el senador estadounidense Marco Rubio (republicano de Florida) intentó bloquear seis millones de dólares en fondos federales para el organismo judicial que encabeza Velázquez: la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una entidad respaldada por las Naciones Unidas.

La medida de Rubio tenía que ver con el supuesto papel de la CICIG en ayudar a enjuiciar a la familia de un millonario ruso exiliado: Igor Bitkov, expropietario de un negocio de pulpa y papel que huyó a Guatemala en 2009 para escapar de la presunta persecución del Kremlin.

Bitkov, su esposa Irina, y su hija, Anastasia, actualmente están en una batalla legal contra una severa sentencia de cárcel por obtener pasaportes y otros documentos falsos con el fin de obtener la residencia en Guatemala.
Rubio llegó a escribir al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, diciéndole que le preocupaba "la capacidad de la CICIG para mantenerse libre de la corrupción que se le ha encargado perseguir". Pidió que Morales examinara el papel de la comisión en el caso Bitkov, "especialmente su posible colusión con el gobierno ruso y las entidades rusas relacionadas".

El exempresario Browder fue quien le llamó la atención a Rubio sobre los Bitkov. Browder nació en Estados Unidos pero hizo su fortuna en Rusia antes de enemistarse con el Kremlin. Desde entonces, ha sido una espina en el costado del gobierno ruso, pues apoya a las víctimas del presidente Vladimir Putin. Su libro de 2015, Red Notice, una historia real sobre los negocios y el crimen en la Rusia de Putin, fue un éxito de ventas.

Pero ahora, para consternación de muchos fanáticos del trabajo de la CICIG en Guatemala, Browder ha acusado a la comisión contra la impunidad de colaborar con el Kremlin para perseguir a los Bitkov.

Es una acusación que a muchos defensores de los derechos humanos les resulta difícil creer, dados los logros de la CICIG durante la última década en su enfrentamiento contra la corrupción arraigada en Guatemala. La comisión ha provocado la caída de una serie de funcionarios y políticos corruptos, incluyendo dos expresidentes y un vicepresidente. Velásquez, comisionado de la CICIG, es un jurista colombiano muy respetado, conocido por enjuiciar a los temibles paramilitares de derecha en su propio país.

La participación de Rubio se produce en el momento en que los enemigos de la CICIG en Guatemala, incluyendo el presidente Jimmy Morales, están siendo investigados por corrupción. Los partidarios de la CICIG temen que las acciones de Rubio puedan envalentonar a los enemigos de la comisión. El jueves, el gobierno de Guatemala les solicitó a Suecia y Venezuela que retiraran a sus embajadores por 'injerencia' extranjera luego de que expresaran un enérgico apoyo a la CICIG. Suecia es uno de los mayores donantes de fondos para la comisión.

"Bastante absurdo"

"La idea de que hay una colusión entre la CICIG y el Kremlin es bastante absurda", dijo Daniel Wilkinson, director administrativo de la división de las Américas de Human Rights Watch. "Es muy desafortunado porque la CICIG tiene una trayectoria bastante notable en Guatemala. Es una de las inusuales historias de éxito en la lucha contra la corrupción".

Cargando Video...
"Soy un hombre obsesionado por la justicia": Iván Velázquez, comisionado anticorrupción en Guatemala


La CICIG brinda asistencia legal a la Procuraduría General de la República de Guatemala en casos de corrupción y delitos de alto nivel. Tradicionalmente, el gobierno estadounidense ha proporcionado cerca de la mitad del presupuesto anual estimado de 15 millones de dólares de la CICIG, y es un firme defensor de su trabajo.

"La CICIG juega un papel importante en la lucha contra la corrupción, un mal que socava la seguridad, la prosperidad y la gobernanza en Guatemala", dijo un vocero del Departamento de Estado a Univision. "Encomiamos su labor vital para fortalecer las instituciones del sector judicial y combatir la corrupción y la impunidad en Guatemala".

Aun así, el mes pasado, el Congreso estadounidense celebró una audiencia en la que se formuló la siguiente pregunta: "¿Una comisión de la ONU fundada para luchar contra la corrupción ayudó al Kremlin a destruir a una familia rusa?".

Entre quienes testificaron se encontraba Browder, el gestor de fondos es el director general de Hermitage Capital Management, que alguna vez fue el mayor inversionista extranjero en Rusia. A Browder, quien ahora vive en Londres, se le atribuye ser la fuerza impulsora detrás de la llamada Ley Magnitsky, una ley estadounidense de 2012 que se enfoca en quienes violan los derechos humanos en Rusia, que se creó originalmente para atacar a los funcionarios rusos responsables de la muerte del contador de impuestos de Browder, Sergei Magnitsky, en una cárcel rusa.

"No tengo nada contra la CICIG", le dijo Browder a Univision News en una entrevista telefónica desde Inglaterra. "Entro en esta historia sin ningún prejuicio. No soy amigo ni enemigo".

Browder y Rubio cuestionan en especial las sentencias inusualmente severas impuestas a los Bitkov a causa de sus pasaportes ilegales. Igor Bitkov fue sentenciado a 19 años, mientras que su esposa y su hija recibieron sentencias de 14 años.

Pasaportes de 50,000 dólares

Browder dice que los Bitkov se vieron obligados a huir de Rusia en 2009 después de que los bancos estatales embargaron ilegalmente su exitosa compañía papelera, una de las más grandes del país. La decisión de abandonar Rusia la tomaron después de que secuestraron y violaron a su hija. Eligieron Guatemala porque no tiene un tratado de extradición con Rusia. Pero, en lo que resultó ser un grave error de juicio, adquirieron pasaportes guatemaltecos con nombres falsos, y pagaron 50,000 dólares cada uno.

Uno de los bancos, VTB, acusa a Bitkov de no pagar un préstamo, un reclamo que Browder alega que se basa en documentos falsificados. Browder dijo que VTB rastreó a Bitkov y presentó cargos en un tribunal guatemalteco.

"VTB y otros saqueadores corporativos rusos no solo se roban los activos de sus víctimas, sino que hacen todo lo posible por destruirles la vida. Es una práctica rusa estándar", dijo Browder.

Los Bitkov fueron arrestados después de que sus pasaportes aparecieran en una importante investigación sobre corrupción en la oficina nacional de inmigración. La familia culpa de sus problemas legales a un bufete de abogados local que, según ellos, maneja sus asuntos de inmigración. Los Bitkov asumieron que sus nuevos documentos habían sido emitidos legalmente y nunca hubo acusaciones de que hubieran sobornaron a funcionarios estatales, según Browder.

De hecho, los Bitkov dicen que fueron víctimas de fraude, agregando que ellos también son los únicos compradores de documentos ilegales que han sido enjuiciados en el caso, de las 39 personas involucradas hasta el momento.

"Sigue siendo ilógico por qué una familia que huye de la persecución en Rusia es enjuiciada junto con una red de tráfico humano en Guatemala y recibe penas de cárcel por violaciones de pasaportes que exceden las penas de cárcel promedio por asesinato o violación en Guatemala", dijo Browder.

En abril, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anuló su condena, lo cual obligó a los fiscales a volver a procesar el caso, aunque siguen encarcelados.

La CICIG rechaza enérgicamente un mal manejo del caso Bitkov y dice que las acusaciones en su contra "son en gran medida parciales y no se ajustan a la realidad". En una detallada defensa escrita del caso el 29 de marzo, la comisión dijo que los problemas de Bitkov en Rusia "no formaban parte de la investigación". Añadió que los Bitkov no solicitaron asilo cuando ingresaron al país y "no presentaron ningún documento o evidencia con respecto a eventos pasados en Rusia o una posible situación de riesgo".

Browder sostiene que eso no es cierto. Proporcionó copias de cartas y otros documentos que indicaban que las autoridades estaban al tanto de los problemas de los Bitkov en su país natal. También señaló que VTB fue uno de varios bancos estatales rusos a los que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos les impuso sanciones en 2014 por el apoyo de Moscú a los separatistas en el este de Ucrania. Desde entonces ha recibido nuevas sanciones.

El director de VTB, Andrey Kostin, también fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en abril por su papel en la "actividad maligna de Moscú en todo el mundo".

Financiación estadounidense

Esta semana, seis ex altos funcionarios guatemaltecos escribieron una carta a los miembros de los comités de la Cámara de Representantes y del Senado que manejan la política exterior, así como al Secretario de Estado Mike Pompeo para "instar al Congreso de Estados Unidos a continuar financiando el trabajo de la comisión".

Varios miembros del Congreso estadounidense han emitido declaraciones de apoyo a la continuación del financiamiento de la CICIG por parte de Estados Unidos. "Rechazamos todos los intentos de deslegitimar a la CICIG y seguimos apoyando a su Comisionado Iván Velásquez y a la Procuraduría General mientras realizan su trabajo crucial", dijeron dos representantes, Eliot Engel de Nueva York y Albio Sires de Nueva Jersey, en un comunicado conjunto esta semana.

El senador Patrick Leahy, vicepresidente del Comité de Asignaciones del Senado, también ofreció su apoyo incondicional a Velásquez, a quien llamó "una persona de gran integridad". En comentarios enviados por correo electrónico a Univision Noticias, Leahy agregó: "Hay un acuerdo bipartidista en el Congreso de que la CICIG debe continuar su trabajo, bajo el liderazgo del Sr. Velásquez. Y eso es lo que quiere la mayor parte del pueblo guatemalteco".

Un asesor del Comité de Relaciones Exteriores del Senado le dijo a Univision Noticias que las denuncias de Rubio estaban recibiendo "la supervisión apropiada ... para garantizar que la participación estadounidense apoye nuestros intereses de abordar la corrupción sistémica en Guatemala".

Sin embargo, no quedó claro qué tan pronto el comité decidirá sobre los futuros financiamientos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés