Se desata crisis diplomática por la construcción de un muro fronterizo entre Ecuador y Perú

El gobierno de Perú se queja de que Ecuador ha hecho caso omiso a los pedidos de paralizar la construcción de un muro en el canal sobre el río Zarumilla, límite natural entre ambos países. Quito insiste en que no se trata de un muro, sino de "un parque".
10 Jul 2017 – 4:24 PM EDT

QUITO, Ecuador.- El impase diplomático que generó la decisión ecuatoriana de iniciar la construcción de un muro en la frontera común con Perú tiene un nuevo capítulo: el gobierno de Perú ha llamado en consulta a su embajador en Ecuador, Hugo Otero.

La decisión, según el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, se debe a que Ecuador ha hecho caso omiso a los pedidos de paralizar la obra. “Dicha construcción constituye un incumplimiento del numeral 21 del Acuerdo de Bases, que es parte de los Acuerdos de Brasilia de 1998, mediante el cual el Ecuador se obligó a dejar una franja de 10 metros al lado derecho del Canal para que ambos países pudieran realizar su mantenimiento y limpieza”, se lee en el documento.

El gobierno del Ecuador no ha tardado en responder. En un comunicado lamenta la decisión del gobierno del Perú de llamar en consultas a su embajador en Quito y reitera su disposición para mantener una reunión en el curso de esta semana. Quito considera que “el diálogo es el mecanismo válido para superar cualquier divergencia entre países hermanos”.


En fotos: así es el muro que Ecuador construye en su frontera con Perú

Loading
Cargando galería

La última vez que las cancillerías de ambos países hablaron del tema fue el pasado 22 de junio, en el Centro Binacional de Atención en Fronteras (CEBAF) en Huaquillas. Allí se dijo que era objetivo es “establecer una intervención integral para la regeneración urbana y ordenamiento territorial del entorno fronterizo, con el fin de mejorar la calidad de vida de las poblaciones de los dos lados del Canal de Zarumilla”.

Por parte de Ecuador asistió el Director de Relaciones Vecinales de Cancillería, Efraín Baus, y por el Perú estuvo el Director General de América del Sur, Peter Camino. La jefa de la diplomacia ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, no ha tomado partido en el traspié diplomático.

Ecuador, en las notas de prensa de la Embajada de Ecuador en Perú, se niega a hablar del muro y usa la frase de “parque lineal”. Señala también que la prensa privada ha buscado “crear un diferendo con Perú” y hacer “un paralelismo con la pared que quiere levantar Donald Trump en la frontera con México”.

La obra se inició pocos días antes de que concluya el mandato Rafael Correa, el pasado 24 de mayo. Quizás por eso el expresidente ha defendido el proyecto en redes sociales. El pasado 6 de junio escribía en su cuenta de Twitter: “¡Es increíble cómo la mala prensa puede hacer una tempestad en un vaso de agua! Nosotros no construimos “muros”, construimos PARQUES”.

Publicidad