null: nullpx

Líder de derechos humanos posterga regreso a Nicaragua donde le espera una orden de arresto por cargos de terrorismo

Félix Maradiaga pensaba volver a Managua este lunes, pero afirma que desistió para evitar un "circo mediático" que distraiga de las movilizaciones contra el gobierno de Daniel Ortega.
10 Jun 2018 – 5:17 PM EDT

MIAMI - Uno de los líderes de la sociedad civil y los derechos humanos más respetados de Nicaragua, Félix Maradiaga, se prepara para regresar el lunes a casa desde Estados Unidos hacia un destino incierto.

Sin embargo, este domingo anunció, a través de un mensaje divulgado en sus redes sociales, que tomó la decisión de posponer su viaje.

"Dos poderosas razones me han llevado a posponer mi regreso a Nicaragua", declaró Maradiaga en un video compartido, en el cual aparece junto a su esposa, Bertha Valle.


En el mensaje señaló que una de las razones para posponer su regreso es que hay una orden de arresto en su contra por delitos que él niega y debido a que su regreso a Nicaragua sería usado como "un circo mediático" que podría distraer la atención de los habitantes de la crisis que vive el país.

El 5 de junio se emitió una orden de arresto policial alegando su participación en el terrorismo y el crimen organizado que el gobierno de Daniel Ortega vincula a la ola de protestas antigubernamentales que han arrasado el país en las últimas seis semanas. Por eso, Madariaga esperaba ser detenido tan pronto aterrizara su avión.

Maradiaga le dijo a Univision Noticias que había decidido regresar a Nicaragua a pesar de las acusaciones, que calificó como "completamente cómicas, irrisorias y desprendidas de la realidad", aunque dijo que lo estaba haciendo con plena conciencia de que el país actualmente carece de un poder judicial independiente y creíble bajo el gobierno de Ortega.


"Yo no tengo miedo. El único tribunal que me importa es el tribunal de la opinión pública nicaragüense, y es claro que no tengo nada que ver con ninguna de estas acusaciones ", dijo en entrevista en un hotel de Miami.

La embajada de Estados Unidos público un anuncio advirtiendo que “están programadas manifestaciones en el aeropuerto el 11 de junio de 2018 a las 12:00 p.m.” y recomeienda “evitar el aeropuerto en este día y reprogramar vuelos si es necesario”.

La embajadora de EEUU, Laura Dogu, también dijo estar preocupada por las acusaciones del gobierno de Nicaragua en contra de activistas de la sociedad civil como Maradiaga y Aníbal Toruño, director de Radio Darío, una estación de radio que fue destruida hace unos días.


Más de 120 personas han muerto en las protestas callejeras, principalmente por balas disparadas por la policía y jóvenes paramilitares sandinistas, conocidos como 'turbas'. Las movilizaciones comenzaron después de que Ortega anunciara una reforma sorpresiva del sistema de seguridad social que elevó los impuestos y redujo los beneficios.

La indignación por las tácticas represivas de la policía ha transformado las protestas en un movimiento nacional para obligar a Ortega a renunciar.

Pero el mandatario ha dicho que grupos de derecha están "conspirando" para desestabilizar a su gobierno con el apoyo de "grupos políticos extremistas en Estados Unidos".

Maradiaga asegura que había recibido numerosas amenazas contra su vida desde que comenzaron las protestas el 18 de abril, así como dos intentos de asesinato de hombres armados en motocicletas. Al igual que algunos de los líderes de los estudiantes universitarios, se vio obligado prácticamente a esconderse, durmiendo en diferentes hogares casi a diario.


La acusación tomó por sorpresa a Maradiaga cuando asistía a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington la semana pasada como parte de la delegación de la sociedad civil.

Politólogo especializado en resolución de conflictos, Maradiaga, de 41 años, es el director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) en Nicaragua.

La página web del Instituto de Asuntos Globales de la Universidad de Yale, describe a Maradiaga como un hombre "dedicado al fortalecimiento de la paz, la democracia y el estado de derecho en Nicaragua".

"Mi carrera se ha dedicado a construir la paz, la resolución de conflictos y la promoción de una sociedad civil dedicada al fortalecimiento de la democracia", dijo.

Maradiaga estuvo exiliado en Miami en la década de 1980 a la edad de 12 años, durante la guerra civil de Nicaragua, y regresó al país después de la elección de 1990 de Violeta Chamorro.

También ha asistido a cursos en la Universidad de Harvard y es un ex Líder Global Joven en el Foro Económico Mundial.

"Félix Maradiaga se encuentra entre los principales defensores de la democracia y los derechos humanos en Nicaragua,” dijo Jennie Lincoln, directora del Programa América Latina y el Caribe del Centro Carter, fundado por el expresidente de los EEUU, Jimmy Carter. “Los proyectos del Centro Carter en Nicaragua se benefician de su colaboración y liderazgo en IEEPP”, añadió.

Maradiaga dijo que creía que el gobierno decidió anunciar las acusaciones mientras estaba fuera con la esperanza de que no regresaría.

Por esa razón, agregó, era importante que regresara "como una forma de desobediencia civil, de resistencia pacífica, porque creo que es una forma de dar testimonio que no tenemos miedo ante la tiranía de Daniel Ortega".

También dijo que no estaba dispuesto a ser obligado a exiliarse nuevamente. "Nicaragua es el país donde nací y es el país donde voy a morir, y es allá donde está mi gente, la gente que valiosamente salió a las calles", dijo.

Una vida en fotos: Daniel Ortega, de revolucionario marxista a autoritario corporativo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaNicaragua
Publicidad