null: nullpx
El Salvador

Bukele se burla de reportes sobre repentino viaje a Washington

El presidente salvadoreño hizo un repentino viaje privado a Washington y la Casa Blanca no aceptó recibirlo, según reportes de prensa. El mandatario apeló al tono burlón para rechazar los informes periodísticos.
Publicado 9 Feb 2021 – 01:05 AM EST | Actualizado 9 Feb 2021 – 04:18 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El gobierno del presidente Joe Biden habría rechazado una solicitud de reunión con el mandatario salvadoreño Nayib Bukele durante un viaje no anunciado a Washington la semana pasada, según reportes de agencias y prensa salvadoreña. Pero el mandatario centroamericano, en tono sarcástico, ha negado los informes.

Aparentemente, Bukele realizó el viaje, el cual no había sido reportado previamente, después de que un alto funcionario de la Casa Blanca manifestó en una entrevista con el medio noticioso salvadoreño El Faro el mes pasado que el gobierno de Biden preveía tener “diferencias” con el mandatario centroamericano.

El sorpresivo viaje del presidente en medio de la pandemia representó un dilema para funcionarios estadounidenses, dicen los reportes. Se les avisó con poco tiempo de anticipación y están evitando en buena medida las reuniones presenciales debido al coronavirus y a que muchos altos cargos siguen vacantes, señalaron a la agencia AP tres personas enteradas del asunto, quienes se encuentran en Washington y hablaron bajo condición de anonimato.

Al rechazar la solicitud de Bukele, los funcionarios de Biden querían asegurarse de que Bukele no utilizara ningún encuentro como una muestra de respaldo antes de las elecciones legislativas de finales de este mes, en las que busca extender su autoridad, indicaron las fuentes a la AP.

Pero el mandatario salvadoreño, con tono burlón, ha negado tales versiones de prensa, al asegurar: "El que crea que un presidente va a viajar a otro país a sentarse a pedir reuniones, tiene que revisar bien si posee un cerebro propio".

"Hace más de 100 años inventaron el teléfono (sin tomar en cuenta otras tecnologías), como para no llamar y coordinar una cita de antemano", comentó Bukele.

Bukele fue más allá y a modo de mofa escribió: "Hola, me vine a Washington, solo por unas horas y quería ver si me podía recibir inmediatamente el presidente (Biden) o alguien, no sé. Pero tendría que ser rápido, así que dígale que suspenda todo lo que está haciendo y me reciba ya".


Justo hace un año que Bukele, escoltado por militares, ingresó al recinto de la Asamblea Legislativa que fue rodeada por policías fuertemente armados, una acción que fue interpretada como una seria amenaza a la frágil democracia salvadoreña y una muestra de autoritarismo por parte del mandatario.

Bukele niega que haya solicitado una reunión

Pero Bukele, aparentemente sí fue a Washington, aunque se trató de un viaje privado y dijo que no solicitó ninguna reunión con funcionarios de Biden. La canciller Alexandra Hill no viajó junto al mandatario.

¿Qué “presidente del mundo saldría de viaje con su esposa y su pequeña hija para sentarse en Washington y pedir reuniones indiscriminadamente para que se lleven a cabo de inmediato? Eso ni siquiera tiene sentido”, comentó en un mensaje de texto citado por la AP.

“Nos hemos enterado de que el presidente (Bukele) hizo una visita a Estados Unidos que no fue invitado y que hubo orientación de no ser recibido hasta que no haya un cambio de actitud de él, hay que recordar que el presidente es de todos los salvadoreños”, afirmó la diputada del opositor FMLN, Cristina Cornejo.

René Portillo, diputado del también opositor Arena, señaló que Bukele no fue recibido en la Casa Blanca porque "es catalogado como un mandatario que fomenta el odio, que fomenta la división, el irrespeto a las instituciones y al Estado de Derecho, irrespeta a los periodistas y a la oposición".


A pesar de que el gobierno de Biden espera eventualmente incluir a El Salvador en su plan de 4,000 millones de dólares para atacar las causas fundamentales de la migración desde Centroamérica, también tiene serias preocupaciones sobre su respeto al estado de derecho y la democracia, añadieron las fuentes citadas por AP.

“Claramente, las condiciones han cambiado para Bukele", dijo José Miguel Vivanco, director de la división de las Américas de Human Rights Watch, en Washington. “Su popularidad en El Salvador no lo aísla del escrutinio legítimo en Washington en torno a su historial sobre derechos humanos y el respeto al estado de derecho”.

Los sondeos señalan que una abrumadora mayoría de los salvadoreños aprueba la mano dura de su gobierno, a la que se atribuye la reducción en los elevados niveles de violencia. Se prevé que sus aliados obtengan la mayoría en las elecciones legislativas de este mes.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés