América Latina

Al menos 21 muertos deja la explosión de un ducto de gasolina en México

El incidente ocurrió en una toma ilegal de combustible en Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo. Las autoridades locales reportan al menos 71 personas heridas por quemaduras.
19 Ene 2019 – 9:55 PM EST

Al menos 21 personas murieron y unas 71 resultaron heridas luego de que una toma ilegal de gasolina explotó en el municipio de Tlahuelilpan, en Hidalgo, México.

El hecho ocurrió en la tarde de este viernes mientras decenas de personas robaban con cubetas y bidones el combustible de un ducto perteneciente a Petróleos Mexicanos (Pemex).

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el hecho vía Twitter.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, Alfonso Durazo Montaño, indicó que se dirigía hacia el lugar donde ocurrió la explosión a fin de atender las instrucciones del presidente.

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, señaló que las tareas de emergencia están en curso para asistir a las víctimas.

El diario El Universal reportó que en el hospital cercano de Cinta Larga fueron ingresadas 30 personas heridas y que solo un médico estaba atendiendo las emergencias.

Testigos indicaron que tras la explosión, las llamas se elevaban a más de 20 metros de altura y que la onda expansiva afectó a las decenas de personas que estaban recogiendo gasolina muy cerca de la vía que conecta a Teltipan con Tlahuelilpan.

En los últimos días el gobierno mexicano lanzó una estrategia para frenar el robo de combustibles, conocido como "huachicoleo", una medida que ha generado escasez. En todo caso, esta vieja práctica le ha costado a Pemex miles de millones en pérdidas anuales.

Por ejemplo, desde hace al menos 10 años las autoridades mexicanas catalogaron el robo de combustible como una de las actividades ilícitas que ocasionaba más pérdidas a la paraestatal Petróleos Mexicanos. Entre 2006 y 2018, la fiscalía mexicana inició aproximadamente 108,000 investigaciones por este delito, pero fue creciendo de forma exponencial pues en 2006 se abrieron 394 investigaciones y en 2018 aumentó hasta 31,000, según cifras del gobierno.

Este problema generó pérdidas de 66,300 millones de pesos ($3,400 millones) en 2018, que equivale al 20% de lo que se destinó en 2019 a toda la inversión en educación en el país.

El presidente López Obrador ha señalado que estas prácticas se realizaban en complicidad u omisión de autoridades locales, por lo que grupos criminales podían perforar las tuberías que transportan cerca del 20% del crudo nacional. Este combustible robado es adquirido por diversas empresas e incluso gasolinerías, según reveló el propio gobierno.

Esta actividad ilegal se inició en el llamado Triángulo Rojo, en el céntrico estado mexicano de Puebla, pero con el tiempo la práctica se extendió a otros estados. Actualmente los que lideran el robo de hidrocarburos son Puebla, Guanajuato, Tamaulipas, Estado de México, Jalisco e Hidalgo -donde justamente ocurrió la tragedia este viernes- de acuerdo el Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim).

En fotos: interminables filas para comprar gasolina en México por desabastecimiento del combustible

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaMéxico
Publicidad