Uforia Music

Después de 17 años, Los Fabulosos Cadillacs vuelven con una ópera rock

Hablamos con Vicentico sobre el nuevo disco 'La Salvación de Solo y Juan' y su regreso a los escenarios.
7 Jul 2016 – 3:20 PM EDT

Los Fabulosos Cadillacs, pioneros del rock-ska argentino, esperaron casi dos décadas para lanzar un álbum completo de material inédito. El disco se titula La Salvación de Solo y Juan y está compuesto por 14 canciones unidas en trama y en concepto.

Valió la pena esperar pues las canciones, compuestas por Vicentico (voz) y Flavio Cianciarulo (bajo) en formato de ópera rock, cuentan una narrativa a través del disco. Es l a historia de los hermanos Clementi, Solo y Juan, huérfanos de madre, quienes viven con su padre, don Averno. A través de las canciones vamos descubriendo los secretos de la vida don Averno y sus hijos, la vida que llevan en el faro al lado de los "Acantilados de la Bestia" y la fuerza redentora de la música.

Antes del concierto que darán Los Fabulosos Cadillacs en Ruido Fest de Chicago el 10 de julio, hablé por teléfono con Vicentico sobre el proceso creativo de La Salvación de Solo y Juan y lo que le inspira a estas alturas de su carrera. Este será el primer concierto que dan en Estados Unidos en siete años y el único que han hecho en 2016.

Catalina Maria Johnson: ¿Cómo nace La Salvación de Solo y Juan?

Vicentico: Hace mucho tiempo teníamos la idea de trabajar en un disco de esta forma. En 2008 hicimos La luz del ritmo y luego El arte de la elegancia, que tenían canciones viejas y también canciones nuevas.

En todo ese tiempo que parecía que no hacíamos nada, pensábamos en el disco. A veces juntándonos o por mail mandándonos ideas, pasamos por lo menos seis o siete años.

A principios del año pasado, nos juntábamos una mañana a pasear y charlar por Buenos Aires y decidimos empezar a trabajar. Nos pusimos a trabajar en la historia y le estuvimos dando forma.Fue bastante natural hacerlo de esta manera.

¿Cómo impulsaron las canciones el hilo narrativo de la historia, y vice versa?

La canción del “Rey del Swing” fue escrita directamente para la historia. Realmente, casi todas las canciones fueron escritas para la historia. En caso contrario, está la canción que se llama “Mamá”. Yo tenía una canción que había empezado a escribir, pensando en la figura de la madre. Agarré primero esa canción, y las imágenes de eso, y la pusimos en la historia. Básicamente lo primero fue la historia, después las canciones.

¿Cómo se dieron los cambios musicales en las canciones según los personajes de la historia?

Los Olvidados es el grupo de uno de los personajes. Hubo cierta intencionalidad que las canciones [de Los Olvidados] fueran un poco diferentes. Tampoco es tan perfecto el foco de la música. A veces, las canciones y la historia se entremezclan.

Hay bastante misticismo en la obra - que si diablos, que si salvación, que si sueños, que si numerología - ¿de qué se trata?

Eso porque tenemos una cabeza tal vez un poquito trastornada y mística también, ¡no es casualidad! Esos temas nos alientan a pensar. La música tiene mucho de esotérico. Yo diría más que misticismo, es como esotérico. Está más liado a una cosa un poco más loca.

¿Los hijos de ustedes, Florian y Astor, qué tanto participaron en la creación de la obra?

Este disco fue específicamente compuesto por Flavio y por mí. Luego los compañeros empiezan a meter su arte cada uno. Ponen su fuerza, su energía, empezó a formar parte y una parte muy importante. Es arte...cada cual tiene su arte, su modo, su energía, su poder, cada uno de los integrantes.

¿Y la fuentes de inspiración, para esta obra y en general, después de tantos años?

Podemos ir desde el punk más sucio a la música clásica. No sé, toda la música me inspira, tenemos una cabeza muy abierta, un corazón muy abierto. Y todo es inspirador. El arte es inspirador, la naturaleza, los árboles, el mar, no puedo decir que hubo algo especial.

¿Y el futuro?

Ahora vamos a tocar el disco, a dar conciertos, girar un poco. Quién sabe cuál sea la próxima parada, no sabemos todavía.


Más contenido de tu interés