null: nullpx
Incendios

PG&E agrega más condados de la Bahía de San Francisco a la lista de los que se quedarán sin luz este miércoles

El primer apagón masivo del mes de noviembre dejará sin energía eléctrica a más de 300,000 casas y negocios en 25 condados del centro y norte de California. Los últimos tres condados que se agregaron a la lista de afectados son Santa Cruz, Santa Clara y San Mateo.
Publicado 19 Nov 2019 – 01:34 AM EST | Actualizado 19 Nov 2019 – 10:26 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

SAN FRANCISCO, California. – El principal proveedor de energía eléctrica en la costa oeste informó que todos los condados del Área de la Bahía, a excepción de San Francisco, se verán afectados por el apagón masivo programado para este miércoles.


La compañía Pacific Gas & Electric hizo el anuncio este lunes por la noche en medio de una investigación de las autoridades estatales sobre la manera en la que se ejecutaron los cuatro apagones preventivos del mes de octubre, que afectaron a cerca de dos millones y medio de residentes en el estado de California.

Desde el pasado fin de semana, PG&E dijo que “se encontraba monitoreando un evento de fuertes vientos” pronosticado para el próximo miércoles 20 de noviembre, que obligaría a interrumpir el servicio de luz para 264,000 casas y negocios en 22 condados de las regiones de Sierra Foothills, North Valley y la Bahía de San Francisco. Sin embargo, la noche del lunes ajustó esa cifra a 303,000 clientes en 25 condados.

En el Área de la Bahía, porciones de todos los condados se verán impactadas por el corte de luz, a excepción de San Francisco. Se espera que esta región alrededor de 151,000 clientes pierdan el servicio eléctrico a partir del miércoles por la mañana.

“Los pronósticos y alcances de este episodio climático se mantienen fluidos de momento, pero las proyecciones reflejan un evento similar a los pasados apagones preventivos”, informó la compañía a través de un comunicado.

Este lunes la compañía comenzó a notificar a los clientes que se verán afectados por los cortes al suministro a partir del miércoles por la mañana y advirtió que no será sino hasta el jueves al mediodía cuando comiencen las inspecciones para restablecer el servicio. Los 25 condados en la lista son: Alameda, Amador, Butte, Colusa, Contra Costa, El Dorado, Glenn, Lake, Marin, Mendocino, Napa, Nevada, Placer, Plumas, Santa Cruz, Santa Clara, San Mateo, Shasta, Sierra, Solano, Sonoma, Tehama, Trinity, Yolo y Yuba.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés), activó una alerta de bandera roja a causa de las condiciones climatológicas propicias para la propagación de incendios forestales, la cual estará en vigor entre las 4:00 am del miércoles y las 7:00 pm del jueves. Los pronósticos prevén que las ráfagas de fuertes vientos comiencen a partir de la noche del martes y se extiendan a lo largo del miércoles en las colinas del este y norte de la Bahía, así como en la zona de Mount Diablo.

“Los vientos que soplan del norte al noreste podrán alcanzar ráfagas de hasta 45 millas por hora, mientras que las rachas aisladas pueden exceder las 60 mph”, advirtió el NWS.

Octubre de 2019 pasó a la historia como el mes con la mayor cantidad de eventos climatológicos que propiciaron la propagación de incendios forestales y un nuevo reporte del Servicio Meteorológico Nacional reveló que, durante el climax de los "Vientos del Diablo", las ráfagas de viento que alimentaron el incendio Kincade en el norte del estado rebasaron las 100 millas por hora.

“El Área de la Bahía es una de las zonas más vulnerables durante los eventos de ‘Vientos del Diablo’, que son vientos cálidos que fluyen generalmente desde el noreste y al chocar con las montañas aportan condiciones críticas o de bandera roja para la formación y rápida propagación de incendios forestales”, explicó Suheily López Belén, meteoróloga del Centro Nacional Ventana al Tiempo de Univision.

Investigación contra PG&E

Los reguladores de California abrieron una investigación formal sobre la manera en la que Pacific Gas & Electric y otras compañías de servicios implementaron los cortes de energía masivos que durante octubre dejaron sin luz a más de 2 millones y medio de residentes en el estado.

La Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés) señaló la semana pasada que sus investigadores buscarán determinar si PG&E y el resto de los proveedores de gas y electricidad “balancearon de manera apropiada la necesidad de proveer un servicio seguro y confiable cuando planearon y ejecutaron los recientes apagones”.

"Con base en sus actuaciones durante las últimas semanas, parece que no están administrando su infraestructura de forma adecuada para mantener los servicios de comunicación vitales para los californianos durante las emergencias. Ya es tiempo de que sus compañías hagan algo para remediar estos problemas antes de que nos toque experimentar otro devastador incendio forestal o llegar a la necesidad de apagones preventivos generalizados en todo California", señaló Maybel Batjer, presidenta de la comisión.

Durante el mes de octubre, la compañía eléctrica realizó cuatro cortes de energía preventivos en medio de las amenazas de propagación de incendios, los cuales afectados a cientos de miles de casas y viviendas en más de 30 condados del centro y norte del estado.

Por si eso fuera poco, los dos últimos apagones masivos se empalmaron uno con otro y en medio de la emergencia estatal por el incendio Kincade en la región de viñedos del norte de California, miles de residentes fueron afectados por ambos de forma consecutiva y se quedaron sin electricidad por casi una semana.

La decisión de PG&E de cortar la energía fue criticada tanto por alcaldes como por legisladores y hasta el propio gobernador de California, Gavin Newsom, quien fue precisamente el que exhortó a los reguladores estatales a iniciar una investigación sobre los apagones masivos, a los que llamó excesivos y calificó como una consecuencia de la “avaricia” de PG&E.

“Es importante para la CPUC determinar si estas compañías cumplieron con la normativa de utilizar los apagones preventivos solo como último recurso. Es esencial que nuestros protocolos y las prácticas de estas empresas brinden a los clientes el mejor servicio y protección ante las amenazas de los incendios forestales”, dijo Genevieve Shiroma, miembro de la mesa directiva de la comisión.

Viñedos calcinados y casas en cenizas: esta es la destrucción que dejó el fuego en el norte de California

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés