null: nullpx
Incendio en California

Con cientos de miles de casas y negocios aún sin luz, PG&E anticipa más apagones para 35 condados de California

La tercera ronda de cortes de luz generalizados de PG&E dejó sin energía eléctrica a 965,000 casas y negocios en el norte de California, el Área de la Bahía y la Costa Central del estado. Y aunque la gran mayoría no ha recobrado el servicio, la compañía se prepara para la cuarta jornada de cortes generalizados a partir del próximo martes.
Publicado 25 Oct 2019 – 6:55 PM EDT | Actualizado 29 Oct 2019 – 8:16 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. – La compañía PG&E prevé restablecer la energía eléctrica para casi un millón de casas y viviendas en su zona de cobertura en las próximas 48 horas, pero antes de que eso ocurra, ya anticipa para los próximos días una cuarta jornada de apagones masivos que afectará a 640,000 clientes en 35 condados del centro y norte de California.

El apagón controlado más grande en la historia del estado dejó sin luz este fin de semana a más de dos millones y medio de residentes en 38 condados del estado, todo como parte del drástico plan de prevención de incendios de la mayor compañía eléctrica en la costa oeste de Estados Unidos.

En el Área de la Bahía, los primeros condados que comenzaron a verse afectados a partir del sábado fueron Marin, Napa, Solano y Sonoma, seguidos de Alameda, Contra Costa, San Mateo y Santa Clara. En total, más de 446,000 clientes se quedaron sin electricidad en 8 condados de la Bahía de San Francisco.

Hasta la noche del domingo, PG&E había devuelto la energía a 30,000 clientes en los condados más al norte del estado, pero para la gran mayoría las interrupciones en el servicio se prolongarán por lo menos hasta la mañana del lunes. En medio de los incendios en el norte de California, aún no se sabe si PG&E se dará abasto para restablecer la energía a las 950,000 casas y negocios afectados, pero la compañía ya prepara una cuarta ronda de apagones para la misma región entre el martes por la noche y el jueves por la mañana.

El nuevo episodio de fuertes vientos promete complicarel combate al incendio Kincade. “Vientos de esta magnitud presentan un alto de riesgo que generar daños en el sistema eléctrico y propagar el fuego de forma rápida. El peligro de incendios forestales es aún mayor porque la vegetación se ha ido secando aún más debido a los recientes episodios de vientos”, advirtió PG&E en un comunicado.

La cuarta ronda de apagones masivos tiene el potencial de impactar entre 520,000 y 640,000 casas y negocios en la mayor parte de la zona de cobertura de PG&E, que comprende las regiones de Humbolt, Sierra Foothills, el Valle de Sacramento, el norte de la Bahía, la Península de San Francisco, el este de la Bahía, el Valle de Santa Clara, la Bahía de Monterey y la Costa Central.

Se espera que en las próximas horas la compañía inicie una nueva jornada de notificaciones, a´ún cuando no haya terminado de restablecer el servicio por completo tras el apagón actual. A partir de las 8:00 am del lunes, comienza la luz verde para que las cuadrillas de trabajadores comiencen a inspeccionar los daños al sistema eléctrico.

Gran parte de la región del norte de California se encuentra bajo una alerta de bandera roja por fuertes vientos y riesgo de propagación de incendios que estará vigente hasta las 11:00 am del lunes. Los condados que serán afectados por la cuarta ronda de apagones son los mismos: Alpine, Amador, Butte, Calaveras, Colusa, El Dorado, Fresno, Glenn, Humboldt, Kern, Lake, Madera, Marin, Mariposa, Mendocino, Napa, Nevada, Placer, Plumas, San Joaquin, Shasta, Sierra, Solano, Sonoma, Tehama, Trinity, Tuolumne, Yolo y Yuba (ve el mapa aquí).

Millones de californianos vivieron por 48 horas en la penumbra debido a los apagones masivos (fotos)

Loading
Cargando galería

¿Provocó PG&E un nuevo incendio?

"No estaríamos aquí si no fuera por los años y años de avaricia y malas administraciones de la empresa de servicios públicos más grande del estado de California, PG&E", fueron las duras palabras del gobernador Gavin Newsom durante una rueda de prensa el viernes pasado desde la zona afectada por el incendio Kincade, que hasta el momento consume más de 54,000 acres de vegetación, viñedos y estructuras en el condado de Sonoma.

Al refirse a los apagones masivos que han azotado a la región en las últimas semanas, el mandatario californiano arremetió contra la compañía porque "simplemente no hacen su trabajo", y dijo que una vez que PG&E salga de su proceso de bancarrota, "los haremos responsables como nunca nadie lo ha hecho en el pasado".

Mientras más de 3,000 bomberos trabajan para frenar el avance del voraz incendio en la zona de Geyserville, la compañía eléctrica es de nuevo señalada como la posible causa del fuego, tal y como ocurrió con los incendios de 2017 y 2018.

Siete minutos antes que el incendio Kincade comenzara su devastadora propagación en el norte de California, una torre de transmisión de PG&E presentó una falla eléctrica muy cerca de donde la conflagración tuvo su origen.

En un reporte presentado este jueves ante la Comisión de Servicios Públicos de California, la compañía confirmó que alrededor de las 9:20 pm del miércoles 23 de octubre se dieron cuenta de un corto en una línea de transmisión de 230,000 voltios denominada Geysers #9 Lakeville.

Una vez que notaron el incidente, detalla el documento, PG&E procedió a cortar la energía en la torre de transmisiones. El mapa de apagones de la compañía detalla que la interrupción de la electricidad en la zona se dio a las 9:48 pm del miércoles, más de 20 minutos después del inicio del incendio, que de acuerdo con Cal FIRE comenzó a las 9:27 pm en la misma zona.

En una rueda de prensa, el presidente ejecutivo de la compañía, Bill Johnson, confirmó que esas torres de alta tensión no formaron parte de los apagones masivos que comenzaron en la zona alrededor de las 3:00 pm del miércoles, debido a que cuentan con líneas de transmisión que están sujetas a diferentes parámetros de prevención de incendios.

El reporte presentado ante la CPUC revela que pasaron más de 10 horas para que uno de los trabajadores acudiera a la zona de Kincade Road y Burned Mountain Road para inspeccionar la torre. En el lugar, elementos de la agencia Cal FIRE hicieron de su conocimiento que había un cable de conexión roto en la misma torre de energía.

Johnson dijo que esa instalación eléctrica se encontraba en buenas condiciones y había sido inspeccionada en cuatro ocasiones durante los últimos años. Cuestionado sobre si la falla eléctrica en la torre y el cable roto pudieron haber sido la causa del incendio Kincade, el CEO de la empresa señaló que es muy pronto para saber qué provocó el fuego.

La región de viñedos en California revive la tragedia de hace dos años con nuevos incendios forestales (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés