null: nullpx
Incendio en California

Con estas fotos, PG&E justifica los apagones que afectaron a millones de californianos en la última semana

A través de una serie de imágenes que muestran árboles y ramas caídas sobre el cableado eléctrico, la compañía Pacific Gas & Electric dijo que durante sus inspecciones encontró 156 situaciones similares que pudieron haber comenzado incendios forestales sino hubieran tomado la decisión de cortar la energía de manera generalizada.
Publicado 31 Oct 2019 – 1:00 PM EDT | Actualizado 1 Nov 2019 – 2:38 AM EDT

SAN FRANCISCO, California. – La compañía PG&E terminó de restaurar la energía eléctrica casi en su totalidad a los más de un millón de clientes afectados por los apagones consecutivos de la última semana, y justificó los cortes de energía con una serie de fotografías de incidentes que "pudieron haber iniciado incendios forestales" de no haber interrumpido el suministro eléctrico.

Los ejemplos usados por Pacific Gas & Electric para destacar la necesidad de los apagones preventivos incluyen al menos 156 instancias en las que los fuertes vientos derribaron árboles y lanzaron ramas sobre el cableado eléctrico, así como líneas de energía que cayeron sobre el pavimento y en zonas cercanas a viviendas. "Este tipo de daños pudo provocar potenciales incendios forestales si no se hubiera cortado la energía", señaló la compañía a través de un comunicado.

Esos vientos llegaron como parte de dos episodios climáticos históricos que tuvieron en alerta a los servicios de emergencia de gran parte de California y fueron el factor principal para que los incendios se propagaran de manera rápida en varias regiones del estado. De acuerdo con PG&E, las ráfagas del pasado fin de semana alcanzaron las 100 millas por hora en el condado de Sonoma, mientras que las del martes superaron las 65 mph en la misma región.

Al corte de las 9:00 pm de este jueves, unos 1,400 hogares y negocios todavía seguían sin luz, de los cuales 800 se encuentran en zonas que presentan daños a la infraestructura eléctrica, por lo que PG&E deberá realizar reparaciones a lo largo del viernes. Además, otros 1,200 clientes en la región azotada por el incendio Kincade tampoco tienen electricidad y se desconoce hasta cuándo podrán recuperar el servicio.

En total más de un millón de casas y comercios en decenas de condados del centro y el norte del estado sufrieron los estragos de dos apagones consecutivos que se prolongaron por casi una semana, pero de acuerdo a los modelos meterológicos los californianos tendrán un respiro de los cortes de energía masivos por lo menos durante los próximos siete días.

La compañía PG&E informó que ya logró restablecer el servicio eléctrico para 363,500 clientes y que están trabajando para devolverle la luz al resto de los afectados en los condados de Marin, Napa, Sierra y Sonoma.

Uno tras otro... ¿y la compensación?

La cuarta ronda de cortes de energía preventivos en el mes de octubre terminó empalmándose con la del pasado fin de semana para cientos de miles de hogares y negocios del norte de California, los cuales nunca recuperaron la luz tras el apagón histórico del pasado fin de semana. En total, la más reciente interrupción en el servicio afectó a 516,000 clientes.

La indignación entre los residentes creció luego de que PG&E fracasara en su intento para restablecerle el servicio a tiempo a los clientes afectados antes de que comenzara el nuevo apagón masivo. Los técnicos apenas pudieron conectar la luz para unos 574,000 clientes (de casi un millón) al momento en que iniciaron los nuevos cortes del martes por la madrugada.

El pasado fin de semana más de dos millones y medio de residentes en 37 condados del estado quedaron sin energía como parte de las medidas extremas para prevenir la propagación de incendios, pero PG&E prevé que la historia no se vuelva a repetir al menos durante los próximos siete días.

Sin embargo, la semana de alivio que le espera a los clientes de la compañía eléctrica no es suficiente para el gobernador de California, quien ya ordenó una investigación a fondo sobre los apagones masivos de las últimas semanas y presionó a PG&E para que reembolsarán a los cientos de miles de clientes afectados durante el primer apagón masivo de octubre. "Es inaceptable", dijo el mandatario Gavin Newsom.

A días del primer corte de energía que dejó sin electricidad 738,000 casas y negocios en 34 condados de California, Newsom le envió una carta al presidente ejecutivo de la compañía en la que lo urgió a proveer a los afectados con “un crédito automático o un reembolso de $100 dólares para los afectados en viviendas y de $250 dólares para los dueños de pequeños negocios” como indemnización por los estragos que provocaron sus apagones preventivos.

Si bien el gobernador no ofreció detalles del acuerdo, la compensación le podría costar a PG&E más de $100 millones de dólares dependiendo de la cifra exacta de comercios afectados. La compañía, por cierto, no ha salido del proceso de bancarrota que comenzó desde el pasado mes de enero.

Desde el miércoles por la mañana PG&E comenzó las inspecciones de su equipo eléctrico para restablecer el servicio a los 516,000 clientes afectados como parte del último apagón, sin embargo, ese proceso se puede extender hasta por 48 horas, según los protocolos de la compañía.

PG&E, en la mira por nuevos incendios

El gobernador de California no ha quitado el dedo del renglón en sus señalamientos contra PG&E por los apagones preventivos que han dejado sin luz a millones de personas en todo el estado. "No estaríamos aquí si no fuera por los años y años de avaricia y malas administraciones de la empresa de servicios públicos más grande del estado de California, PG&E", dijo el mandatario en una de sus ruedas de prensa desde la zona amenazada por el incendio Kincade.

Al referirse a los cortes de energía masivos que han azotado a la región en las últimas semanas, el mandatario californiano arremetió contra la compañía porque "simplemente no hacen su trabajo", y dijo que una vez que PG&E salga de su proceso de bancarrota, "los haremos responsables como nunca nadie lo ha hecho en el pasado".

Mientras más de 4,000 bomberos trabajan para frenar el avance del voraz incendio en el condado de Sonoma, la compañía eléctrica ha sido de nuevo señalada como la posible causante del fuego, tal y como ocurrió con los incendios de 2017 y 2018.

Siete minutos antes que el incendio Kincade comenzara su devastadora propagación en el norte de California, una torre de transmisión de PG&E presentó una falla eléctrica muy cerca de donde la conflagración tuvo su origen. En un reporte presentado ante la Comisión de Servicios Públicos de California, la compañía confirmó que alrededor de las 9:20 pm del miércoles 23 de octubre se dieron cuenta de un corto en una línea de transmisión de 230,000 voltios denominada Geysers #9 Lakeville.

Viñedos calcinados y casas en cenizas: esta es la destrucción que dejó el fuego en el norte de California

Loading
Cargando galería

Una vez que notaron el incidente, detalla el documento, PG&E procedió a cortar la energía en la torre de transmisiones. El mapa de apagones de la compañía detalla que la interrupción de la electricidad en la zona se dio a las 9:48 pm del miércoles, más de 20 minutos después del inicio del incendio, que de acuerdo con Cal FIRE comenzó a las 9:27 pm en la misma zona.

El presidente ejecutivo de la compañía, Bill Johnson, confirmó que esas torres de alta tensión no formaron parte de los apagones masivos que comenzaron en la zona alrededor de las 3:00 pm del miércoles, debido a que cuentan con líneas de transmisión que están sujetas a diferentes parámetros de prevención de incendios.

El reporte presentado ante la CPUC revela que pasaron más de 10 horas para que uno de los trabajadores acudiera a la zona de Kincade Road y Burned Mountain Road para inspeccionar la torre. En el lugar, elementos de la agencia Cal FIRE hicieron de su conocimiento que había un cable de conexión roto en la misma torre de energía.

Johnson dijo que esa instalación eléctrica se encontraba en buenas condiciones y había sido inspeccionada en cuatro ocasiones durante los últimos años. Cuestionado sobre si la falla eléctrica en la torre y el cable roto pudieron haber sido la causa del incendio Kincade, el CEO de la empresa señaló que es muy pronto para saber qué provocó el fuego.

Los reguladores estatales recibieron además otro reporte de PG&E sobre dos incendios en Lafayette, al este de la Bahía de San Francisco, que el pasado fin de semana provocaron evacuaciones temporales y calcinaron por completo el club de tenis de la ciudad. En el documento, la compañía eléctrica le señaló a la Comisión de Servicios Públicos de California que los bomberos que sofocaron las llamas tenían sospechas de que sus cables caídos pudieron ser los que provocaron el fuego.


Oscuridad, choques y compras de pánico: así se vivió el primer día de los apagones masivos en California (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés