null: nullpx
Incendios

Juez federal amenaza con forzar a PG&E a contratar más podadores de árboles para prevenir incendios

El magistrado consideró que la razón por la compañía recurrió a los apagones masivos fue por la ineficiencia de su personal para podar árboles que representan riesgo de incendio.
18 Ene 2020 – 09:19 PM EST

SAN FRANCISCO, California. – Un juez federal amenazó con obligar a la compañía Pacific Gas & Electric a contratar a más podadores de árboles para prevenir que su red de cableado eléctrico provoque más incendios forestales en el norte de California.

El juez de distrito, William Alsup, le notificó este jueves a PG&E que espera ver la implementación de más medidas de prevención contra fuegos luego de que la eléctrica dijera en documentos presentados en la corte que alrededor de 2,000 árboles en toda su área de cobertura continúan representando un riesgo de incendio.

Precisamente esos riesgos fueron una de las razones por las que la mayor proveedora de gas y electricidad en el país decidió realizar apagones intencionales que afectaron a cerca de 2 millones de personas a lo largo de una semana el pasado mes de octubre.

PG&E advirtió además que las interrupciones en el servicio durante el clima propicio para la propagación de incendios se podrían convertir en una “nueva normalidad” y prolongarse a lo largo de una década, tiempo aproximado que le llevaría a la compañía realizar los ajustes necesarios en su infraestructura y hacerla menos propensa a provocar fuegos.

Pero el juez Alsup considera que la eléctrica busca recurrir a los apagones masivos con medida para prevenir incendios forestales debido a los defectos en su plan para podar árboles y eliminar esos riesgos. Y es que, durante las jornadas de cortes de energía de octubre, no fue inusual que PG&E mostrara a los medios imágenes de ramas y árboles caídos para justificar los polémicos apagones.

La eléctrica tiene hasta el próximo 12 de febrero para responder a la petición del juez, pero anticipó que es poco realista pensar que todos los árboles se pueden mantener en un estado que asegure que sus ramas y hojas permanezcan a una distancia segura de sus cables de transmisión y alta tensión.

“Cumplir con esa orden al pie de la letra requeriría vigilancia las 24 horas del día para decenas de millones de árboles que podrían entrar en contacto con el cableado eléctrico”, escribió PG&E en un documento legal.

Investigación contra PG&E


Desde noviembre pasado los reguladores de California abrieron una investigación formal sobre la manera en la que Pacific Gas & Electric y otras compañías de servicios implementaron los cortes de energía masivos que por momentos dejaron sin luz a más de 2 millones y medio de residentes en el estado.

La Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés) señaló este miércoles que sus investigadores buscarán determinar si PG&E y el resto de los proveedores de gas y electricidad “balancearon de manera apropiada la necesidad de proveer un servicio seguro y confiable cuando planearon y ejecutaron los recientes apagones”.

"Con base en sus actuaciones durante las últimas semanas, parece que no están administrando su infraestructura de forma adecuada para mantener los servicios de comunicación vitales para los californianos durante las emergencias. Ya es tiempo de que sus compañías hagan algo para remediar estos problemas antes de que nos toque experimentar otro devastador incendio forestal o llegar a la necesidad de apagones preventivos generalizados en todo California", señaló entonces Maybel Batjer, presidenta de la comisión.

Durante el mes de octubre, la compañía eléctrica realizó cuatro cortes de energía preventivos en medio de las amenazas de propagación de incendios, los cuales afectados a cientos de miles de casas y viviendas en más de 30 condados del centro y norte del estado.


Por si eso fuera poco, los dos últimos apagones masivos se empalmaron uno con otro y en medio de la emergencia estatal por el incendio Kincade en la región de viñedos del norte de California, miles de residentes fueron afectados por ambos de forma consecutiva y se quedaron sin electricidad por casi una semana.

La decisión de PG&E de cortar la energía fue criticada tanto por alcaldes como por legisladores y hasta el propio gobernador de California, Gavin Newsom, quien fue precisamente el que exhortó a los reguladores estatales a iniciar una investigación sobre los apagones masivos, a los que llamó excesivos y calificó como una consecuencia de la “avaricia” de PG&E.

“Es importante para la CPUC determinar si estas compañías cumplieron con la normativa de utilizar los apagones preventivos solo como último recurso. Es esencial que nuestros protocolos y las prácticas de estas empresas brinden a los clientes el mejor servicio y protección ante las amenazas de los incendios forestales”, dijo Genevieve Shiroma, miembro de la mesa directiva de la comisión.

Viñedos calcinados y casas en cenizas: esta es la destrucción que dejó el fuego en el norte de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés