null: nullpx
Incendio en California

Confirman que cableado eléctrico de PG&E provocó el incendio Camp, el más letal en la historia de California

La agencia estatal Cal Fire dio a conocer los resultados de su "meticulosa y exhaustiva" investigación sobre las causas del siniestro, que causó la muerte de 85 personas y consumió más de 18,000 estructuras en noviembre de 2018 en el norte de California.
15 May 2019 – 5:40 PM EDT

Forenses buscan restos de víctimas en Paradise, la ciudad hecha cenizas en California (fotos)

Loading
Cargando galería

Este miércoles se confirmaron las sospechas que la compañía PG&E tenía desde hace meses: el Departamento de Protección de Incendios de California (Cal Fire) dijo que su investigación concluyó que el incendio Camp, uno de los más letales en la historia del estado, fue provocado por cableado eléctrico perteneciente a Pacific Gas & Electric. El anuncio pone en vilo el futuro de la empresa de servicios que ya estaba en riesgo desde que se declaró en bancarrota el pasado mes de enero, precisamente a raíz de las pérdidas millonarias a causa de los fuegos en California.

A través de un breve comunicado, la agencia estatal señaló que “luego de una meticulosa y exhaustiva investigación, Cal Fire ha determinado que el incendio Camp fue provocado por líneas eléctricas operadas por PG&E en el área de Pulga”, una localidad en el condado Butte. De acuerdo con las cifras oficiales, este siniestro arrasó con un total de 153,336 acres de vegetación y afectó 18,804 estructuras (entre viviendas y negocios), lo que lo ubica como el más destructivo y letal en la historia de California con un saldo de 85 personas fallecidas.

En medio de una lluvia de demandas para determinar la responsabilidad de la empresa en los fuegos que devastaron el norte del estado, desde el pasado 28 de febrero PG&E había admitido la probabilidad de que sus equipos eléctricos hubieran causado el Camp Fire. Los resultados de la investigación de Cal Fire confirmaron este miércoles esas sospechas y agregaron que, un segundo incendio que contribuyó a la devastación, fue provocado por vegetación seca que entró en contacto con tendido eléctrico de la empresa en la zona cercana a las ciudades de Magalia y Paradise, esta última una de las que quedó completamente reducida a cenizas.

Además de estar catalogado como uno de los más letales y destructivos en la historia de Estados Unidos, el incendio Camp también se convirtió en la catástrofe natural más costosa del planeta en 2018. Las pérdidas económicas por la destrucción de negocios y viviendas rebasaron los $16,500 millones, de los cuales $12,500 millones correspondían a propiedades que estaban aseguradas. En total, de los más de 46,000 reportes que recibieron las aseguradoras, unas 13,000 viviendas y negocios fueron declarados como pérdida total.

El Camp Fire se dio por controlado el pasado 25 de noviembre, después de arder durante dos semanas y media en las que arrasó casi en su totalidad la pequeña ciudad de Paradise, una comunidad de unos 27,000 habitantes. El mismo día que comenzó el fuego, PG&E les comunicó a los reguladores estatales haber detectado hasta dos problemas en una línea de alta tensión en esa región del condado Butte.

PG&E, en el ojo del huracán

El futuro de la empresa que provee de servicios de gas y electricidad a una buena parte del norte de California ya estaba en riesgo desde que se declaró en bancarrota en enero de este año en medio de una serie de demandas por indemnizaciones millonarias, a raíz de los daños causados por los incendios forestales. Aunque la eléctrica señaló cuando se sometió al Capítulo 11 del código de bancarrota que "no están cerrando" el negocio, ha manifestado preocupación sobre la capacidad de cumplirle a sus acreedores.

El inicio del proceso de bancarrota se leyó como un indicativo de las multimillonarias indemnizaciones que la compañía estaba dispuesta a pagar como parte de su responsabilidad en los incendios Tubbs, que dejó 22 muertos en los condados de Napa, Sonoma y Lake; y Camp, que dejó 85 muertos y es considerado como el más destructivo en la historia de California.

Al menos 20 demandas han sido entabladas contra la compañía por haber permitido que sus equipos desataran la chispa que dejó desplazadas a más de 50,000 personas en el condado Butte. Los demandantes alegan que PG&E no realizó el mantenimiento adecuado a las líneas eléctricas alrededor de la zona donde empezó el incendio y aseguran que su historial en seguridad es bastante malo.

El pasado mes de enero la compañía dijo que “permanecen comprometidos en brindar asistencia a las comunidades afectadas por los incendios en el norte de California, y nuestros esfuerzos de reconstrucción y restauración van a continuar”. Sin embargo, si las responsabilidades de PG&E exceden su habilidad para pagar, será un juez quien decida quiénes recibirán esos fondos de manera inicial y esa decisión podría dejar fuera, en un principio, a las víctimas de los incendios.

El historial de demandas contra PG&E no se limita a los incendios de los últimos dos años en el norte del estado, pues ya ha sido condenada en varias oportunidades por sus infracciones. Por ejemplo, fue culpada de 739 cargos de "negligencia criminal" por un incendio en 1994, por los que tuvo que pagar 24 millones de dólares en penalidades. También perdió, en 1996, una demanda iniciada por Erin Brockovich –que llegó al cine con una cinta con ese nombre precisamente– sobre personas enfermas por una fábrica de gas y electricidad de esta empresa.


Paradise: el poblado de California donde el arte nace de las cenizas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés