Masacre en Orlando

Un puertorriqueño herido en el ataque al club gay en Orlando

El herido, cuya identidad no es revelada por motivos de seguridad, está grave en un hospital de Orlando, confirmó Pedro Julio Serrano.
12 Jun 2016 – 12:55 PM EDT

Un puertorriqueño se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Orlando, Florida, tras resultar herido en el ataque al club nocturno gay Pulse, en esa ciudad.
Así lo confirmó Pedro Julio Serrano, principal portavoz de Puerto Rico en la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT).

"Hasta ahora me escribieron que hay un herido en un hospital de Orlando que es puertorriqueno. No me han dado su identidad por motivos de seguridad", confirmó a Univisionpr.com en entrevista desde Nueva York, donde participa del la tradicional Parada Puertorriqueña, que este año es dedicada a la comunidad LGBT.

"Está en estado grave y nuestros pensamientos están con su familia y seres queridos" dijo el líder de la organización Puerto Rico para Tod@s.

"Esto es un acto impensable e inconcebible producto de retórica de odio de grupos fundamientalistas", señaló.
Tanto Serrano como miembros de la comunidad LGBTT recibirán protección policiada durante el desfile.


PODRIA HABER MÁS

La ciudad de Orlando acoge a una de las comunidades de puertorriqueños más grande en Estados Unidos, donde según estimados del Censo a fines del 2015 residían 900,000.

Es la razón por la que no descarta que entre los heridos y víctimas pudiera haber más nacidos en Puerto Rico.

Serrano, quien este domingo es homenajeado en el Desfile Nacional Puertorriqueño en Nueva York, mencionó en sus redes sociales que dedicó su distinción al "Orgullo Puertorriqueño, a quienes perdimos a causa del odio anoche en Orlando, Florida”.


CONDENADO EL "MACABRO ACTO"

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez, portavoz de la Fundación Acción Social Inclusiva, catalogó el ataque perpetrado por un sujeto identificado como Omar Mateen, como un “acto terrorista y fundamentalista”.

“Mucha fuerza a los familiares de las víctimas. Condenamos este macabro acto con todas nuestras fuerzas. Las ideas religiosas extremas contra la homosexualidad promueven odio en nuestra contra, lo que se traduce en agresiones y ataques como el ocurrido en Orlando y que destruyó a decenas de familias”, sostuvo en declaraciones escritas.

“Las personas gay nos encontramos desprotegidas. No pasará mucho tiempo para que este tipo de ataques ocurra en Puerto Rico, si no se combate el odio enfermizo contra la comunidad LGBTT. Un odio tan proliferado en nuestra sociedad y que lamentablemente es promovido por personas religiosas”, señaló.


SIN PODER DONAR SANGRE

Para José Rodríguez Irizarry, coordinador del Instituto del Género y Educación de Avanzada del Proyecto Matria de Puerto Rico, “es momento de pensar en las víctimas y de usar la rabia colectiva para educar y edificar en contra del odio y la discriminación”.

En entrevista con Univisionpr.com se preguntó por qué se prohíbe la donación de sangre y fluidos a los homosexuales. Espera que este evento trágico cree conciencia sobre esta prohibición y se cambie esa política. Este domingo las autoridades en Orlando pedían con urgencia donaciones de sangre para poder salvar a más víctimas.

”Desde hace tiempo (esa política) no tiene sentido, pero hoy día llega a otro nivel. Solo mantiene una política discriminatoria que equipara una persona gay a una persona enferma”, denunció.

Más contenido de tu interés