Desfiles

Marcharon con orgullo por la igualdad: "Nos han quitado todo ¡Hasta el miedo!"

Miles de personas se dieron cita el domingo a la vigesimosexta Parada Orgullo Gay en Puerto Rico y realizaron un homenaje a las 49 víctimas del atentado en Orlando.
27 Jun 2016 – 11:32 AM EDT

Miles marchan en la Parada de Orgullo Gay en Puerto Rico

Loading
Cargando galería

SAN JUAN, Puerto Rico.- Recordaron las 49 víctimas de odio de la masacre de Orlando y demostraron que nada los detiene. Desbordada de sentimientos encontrados, una festividad agridulce fue lo que se vivió en la vigesimosexta Parada de Orgullo Gay celebrada el domingo en Puerto Rico.

Miembros de alrededor de 86 organizaciones marcharon desde el Parque del Indio, en Condado, hasta El Escambrón. Sin distinción de colores, raza o sexo, marcharon por la igualdad, la equidad y sobre todo por el respeto.

Activistas, musulmanes, religiosos y políticos encontraron esta ocasión oportuna para manifestarse con un mensaje de amor y solidaridad.

Cientos de asistentes llegaron convocados por el Colectivo Orgullo Arcoíris, que por los pasados 26 años organiza el evento, con la finalidad de este año llevar un mensaje de políticas inclusivas debido a que en noviembre se celebrarán las elecciones generales.

“Para nosotros es importante que los candidatos sepan lo que la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transgénero y Transexual (LGBTT) estamos exigiendo, pero también que la gente esté clara en lo que nosotros estamos solicitando al gobierno”, dijo a la agencia Inter News Service (INS) el presidente del Colectivo Orgullo Arcoíris, Luis Conti.

Agregó que las propuestas son el área de educación, salud, seguridad, familia, justicia y cultura.

No obstante, también decidieron dedicar los actos de la celebración para realizar un homenaje a las 49 víctimas del atentado en Orlando de las cuales 23 eran puertorriqueñas.


Estos son los 23 boricuas caídos en la peor masacre a tiros en la historia de Estados Unidos

Loading
Cargando galería


Hace dos semanas, el pistolero Omar Mateen, de Florida, mató con un arma larga a 49 personas que se encontraban en la discoteca Pulse, frecuentada mayormente por miembros de la comunidad LGBTT, un objetivo de odio que tenía el asesino, muerto de un disparo policíaco. De las víctimas asesinadas, 23 eran puertorriqueños.

En la marcha, carteles y camisetas mostraban mensajes en contra del odio, la homofobia y en solidaridad con las víctimas de la masacre.

“Estamos marchando por hermanos que perdimos en Orlando, tenemos amigos en el hospital. Tenemos familias de la gente que ya no está con nosotros. Pero el mensaje es que nosotros no tenemos miedo, nosotros seguimos aquí y para demostrar que somos una comunidad unida tenemos aquí más de 15 grupos de iglesias marchando con nosotros”, sostuvo Conti.

San Juan cuenta con un momumento en honor a las víctimas

Al llegar al Parque del Tercer Milenio, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, develó un monumento en honor a las 49 personas que murieron en Orlando.

La obra, realizada por Cero Design & Built, está ubicada en la plazoleta de la entrada al Parque y consta de seis piezas individuales en forma vertical, cada una cubierta en mosaico con los colores del arcoíris. Carmen Yulín consideró que este es el momento para recordar a los que ya no están y “para gritar a los cuatro vientos que no vamos a tolerar una sociedad que no sea justa”.

Los nombres de los 23 puertorriqueños que murieron y el resto de las víctimas de otras nacionalidades se exhiben en el monumento junto a un mensaje que expresa “que este homenaje a la vida refuerce nuestro compromiso de combatir el odio, producto de la homofobia, con el amor y el respeto”.

“Las flores representan el último detalle para nuestros hermanos fallecidos en la masacre en Orlando. Ellos le regalaron a este público un mensaje de unión para ser una sola familia y que no importa qué, luchemos por lo que queremos”, expresó Kellan Valentín, portavoz del movimiento One Pulse.

“El amor es la medicina. Nosotros estamos llevando un mensaje de amor para poder crear un cambio y crear cosas extraordinarias. Esto no se trata de divisiones ni de etiqueta, sino de un movimiento de amor”, indicó Erick Rivera, otro de los portavoces del movimiento One Pulse.

"Yo perdí a dos amigos, a dos hermanos, Martín (Benítez Torres, de 33 años) y Jimmy de Jesús (Velázquez, de 50)", dijo a Efe Serbella Tejeda, portavoz de la funeraria Borinquen Memorial, que ofreció sus servicios gratuitos a las familias de los 23 boricuas fallecidos en el tiroteo del club gay Pulse, de Orlando.

En su opinión, en Puerto Rico la homosexualidad y cuestiones de género han gozado en los últimos años de importantes avances, pero "como en todas partes, siempre hay comunidades que no entienden nuestras preferencias, aunque es cuestión de tiempo que maduren y entiendan que todos somos hijos de Dios".

Por su parte, el activista Pedro Julio Serrano asistió a la marcha “con el corazón roto”, ya que para él no ha sido fácil luego de la masacre en Orlando.

“Estoy marchando por la igualdad de nosotros para reafirmar nuestro compromiso, y mi compromiso personal por un Puerto Rico justo, amoroso y que respete a todos y a todas”, manifestó Serrano a la agencia Inter News Service al destacar que este año se produjo una mayor asistencia a la Parada de Orgullo Gay que se realiza en la zona turística del Condado.

El activista de derechos humanos aprovechó para hacer un llamamiento a las personas para que no sean cómplices de las tragedias como la que sucedió en Orlando.

También hizo una exhortación a los aspirantes a la gobernación por los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD) para que no se hagan cómplices de acciones dirigidas contra la comunidad Lgbtt.

Se quejó de que el aspirante a la gobernación por el PPD, David Bernier, no se ha expresado en torno a la comunidad gay.

“Hay silencios que hablan mucho y acuerdos como el que firmó (el candidato del PNP) Ricardo Rosselló que dicen más. Ricky Rosselló representa un enemigo para Puerto Rico”, indicó.

Para Pedro Julio, pese a la tragedia que vive la comunidad LGBT, este es un año muy especial. "Nunca antes habíamos arrancado la parada con tantísima gente. La gente se ha tirado a la calle y se ha desbordado en solidaridad".

En su opinión, "a veces tiene que ocurrir tragedias como la de Orlando para 'jamaquear' las conciencias", aunque "es absurdo que tengamos que perder 49 vidas para que el ser humano entienda la fragilidad y valía de cada vida. No podemos seguir con este odio irracional contra personas que lo único que hacemos es amar y luchar por nuestra libertad, como todos los demás".

En cualquier caso, recordó que este año "la comunidad LGBTT de Puerto Rico tiene mucho que celebrar: el desfile puertorriqueño de Nueva York se nos dedicó (a este colectivo) y hemos logrado el matrimonio igualitario", entre otros avances, aunque "aún queda mucho por hacer".

En la marcha también se dio cita el líder comunitario Papo Christian indicó que esta es la primera vez que participa de la Parada Orgullo Gay en San Juan.

“Tengo sentimientos encontrados y estoy aquí en solidaridad con toda la gente de todo el mundo. Dondequiera que maten un ser humano nos denigra, nos pone bestias y nos deshumaniza”, apuntó con su estilo vehemente.

Más:


Más contenido de tu interés