Virus del Zika

Se disparan los casos de embarazadas con zika en Puerto Rico

El la última semana epidemiológica se confirmaron 108 nuevos casos entre madres gestantes, para un total de 299. Se estima que el número sea más alto, debido a que los análisis tardan meses.
24 Jun 2016 – 1:45 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. – El Departamento de Salud (DS) de Puerto Rico reportó un total de 299 embarazadas con zika en la Isla, lo que representa un aumento significativo en el número de madres gestantes infectadas.

Así lo anunció este viernes la secretaria del DS, que informó que solo la última semana analizada ha visto dispararse el número de embarazadas con ese virus, que se transmite por la picadura del mismo mosquito aedes aeyipti, que porta el dengue y el chikunguña.

En la semana epidemiológica número 23 (del 27 de mayo al 9 de junio) se detectaron 108 nuevos casos de embarazadas afectadas.

En conjunto, sólo el 56 % de las mujeres afectadas notaron algún síntoma y el resto sólo se percató de la presencia del virus al recibir los resultados de las pruebas, indicó el DS.

Sin embargo, se presume que el número real de embarazadas con zika sea ya mayor, puesto que los resultados tardan meses en recibirse y durante estas semanas han empezado a aumentar las lluvias, lo que propicia la reproducción de los mosquitos.

El zika es un virus que puede provocar en sus hijos microcefalia y otras malformaciones genéticas graves y que se prevé que se siga extendiendo por la isla en los próximos meses.

En total, en toda la isla se han confirmado 2.162 casos de personas contagiadas por el virus desde que el 31 de diciembre se supo de la llegada a Puerto Rico del zika, una enfermedad para la que no hay vacuna ni tratamiento, pero que en general no tiene consecuencias graves para la salud.

Con el inicio este mes de la temporada de lluvias está creciendo de forma exponencial el número de afectados por el zika, con 436 nuevos casos en la última semana, aunque se teme que la cifra real sea mucho más alta, ya que la levedad del síntomas y la familiaridad de los puertorriqueños con otros virus como el dengue y el chikunguña hace que muchos no acudan al médico.

En la última semana estudiada también se detectaron dos nuevos afectados del síndrome de Guillain-Barré asociados al zika, con lo que ya son 14 los casos contabilizados en la isla de este síndrome neurológico autoinmune que ataca a la capa aislante que cubre los nervios (mielina) y puede provocar incapacidad para sentir dolor u otras sensaciones, parálisis de partes del cuerpo y en raros casos la muerte.

Los síntomas principales asociados al zika son sarpullidos, fiebre, dolor en las articulaciones y conjuntivitis sin secreción, por lo que las autoridades locales instan a acudir al médico ante cualquiera de ellos.

"La prevención del zika es tarea de todos. Al asegurarnos de que cualquier recipiente que rodee nuestro hogar y pueda acumular agua esté cubierto, limitamos la formación de criaderos",dijo Ríus, que insistió en que se deben usar repelentes, ropa larga y de colores claros, y telas metálicas en las ventanas y puertas que eviten la entrada de mosquitos a las viviendas.

Más contenido de tu interés