null: nullpx
Crisis económica

Gobernador recibe apoyo para ir a EEUU a pedir ayuda económica para la isla

Personas de distintas ideologias deben acudir a la capital federal a pedir ayuda en sectores como la salud, el desarrollo económico y en la reforma contributiva que se analiza en EEUU.
22 Ago 2017 – 1:53 PM EDT

El gobernador Ricardo Rosselló recibió este martes el apoyo de varios exgobernadores para ir a EEUU a pedir ayuda económica para la isla, durante la primera reunión del denominado Frente por Puerto Rico.

En el Centro de Recepciones de Puerto Rico, Rosselló escuchó a los exgobernadores de oposición como Alejandro García Padilla y Aníbal Acevedo Vilá, y a la exgobernadora Sila Calderón respaldar la iniciativa del ejecutivo que tiene como objetivo ir a Washington para obtener ayudas en sectores como la salud, el desarrollo económico y en la reforma contributiva que se analiza en EEUU.

En la reunión de hoy también participaron el empresario Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro, excandidatos independientes a la gobernación, junto a políticos, legisladores y representantes de organizaciones sin fines de lucro.

Allí se reafirmó que el gobierno debe acudir al Congreso de EEUU y a la Casa Blanca con una voz de consenso.

“Trabajando con una sola voz en Puerto Rico vamos a tener los resultados que la Isla se merece”, dijo el mandatario.

Rosselló admitió que “van a haber diferencias, por supuesto, pero también coincidencias. Hay muchas medidas en la Cámara y Senado que han pasado por unanimidad. Hay asuntos importantes que se están atendiendo en Washington y no podemos quedarnos fuera de esa conversación”.

Insistió en que “se tiene que considerar a Puerto Rico (en EEUU) y tenemos que trabajar para un consenso”.

Sobre la ausencia de representantes de la Junta Supervisión Fiscal (JSF) en la reunión del Frente, Rosselló dijo que confía en que Christian Sobrino, representante del gobierno ante la entidad, dé a conocer a la Junta los planteamientos del Frente.

En cuanto a la ausencia a la reunión de miembros del Partido Independentista Puertorriqueño, dijo que “se le hizo la invitación y ellos decidieron declinar, se lo respetamos”.

El mandatario admitió que “el gobierno tiene un reto y a nadie le conviene tapar esos retos, que estuvieron así por décadas. Y nos toca establecer decisiones transformativas y de justificarlas hablando al pueblo la evidencia que hay”.

En salud, en el encuentro se adelantó que se solicitará un “trato sostenible para los ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico”, así como incluir a Puerto Rico en toda legislación federal sobre el tema.

Mientras, en septiembre se pedirá atender el problema de la falta de fondos del Medicaid para la Isla y del Children’s Health Insurance Program (CHIP), el seguro que brinda cobertura médica a bajo costo a niños de familias que ganan demasiado dinero como para cualificar para Medicaid, pero muy poco para costear un seguro privado.


El gobierno puertorriqueño advirtió de que si el gobierno de EEUU no atiende el problema de la salud en la isla se ganará un problema mayor derivado del aumento del éxodo de boricuas al norte y mayores gastos en su sistema sanitario.

Respecto de la Reforma Contributiva, el Frente busca que se provea a los puertorriqueños “un cambio estructural para su crecimiento” y la inclusión de la isla en medidas “para proteger ventaja competitiva de Puerto Rico”.

El Frente hará otra reunión el 30 de agosto, el mismo día en que sindicatos planean una marcha masiva en la Milla de Oro para protestar contra la reducción de jornada laboral de los empleados públicos impuesta a partir del 1 de septiembre.

El Frente debe ese día organizar los grupos y las visitas que se harán a Washington, que deben comenzar el 4 de septiembre, luego el día 11, posteriormente el 16, seguido de nuevas visitas a la capital de EEUU el 18 del mismo mes.

Más contenido de tu interés