null: nullpx
Escuelas Públicas

El 97 por ciento de las escuelas públicas de Puerto Rico ya están abiertas

Los más de 308,000 estudiantes del sistema público de educaciónperdieron casi dos meses de tiempo lectivo este año debido al paso de los huracanes Irma y María por la isla.
4 Dic 2017 – 10:49 AM EST

El 97 por ciento de las escuelas públicas de Puerto Rico están abiertas este lunes tras un l ento proceso que comenzó hace 42 días y los planteles que aún no han abierto es porque no tienen agua potable, sufrieron daños graves por el huracán María o están aún funcionando como refugios.

Según el departamento de Educación (DE), un total de 1,081 escuelas de 1,112 están abiertas, equivalentes al 97 de los planteles del sistema, y 31 permanecen cerradas y sus estudiantes han sido reubicados.

Los cerca de 308,000 estudiantes del sistema público de educación de Puerto Rico perdieron casi dos meses de tiempo lectivo este año debido al paso de los huracanes Irma y María por la isla el pasado mes de septiembre.

El primero interrumpió las clases por una semana, entre el 4 y el 11 de septiembre, y el otro por mes y medio, entre el 18 de septiembre y el 23 de octubre.

Durante este período el sistema perdió más de 6,000 alumnos, la mayoría de ellos emigrados a los estados de de Florida, Nueva York, Massachusetts y Pennsylvania, según un informe del Departamento de Educación.

Durante los huracanes e inmediatamente después numerosas escuelas públicas sirvieron como refugios o centros comunitarios que ofrecían desayuno, almuerzo, trabajos educativos, apoyo emocional o actividades recreativas a los estudiantes que quisieran acudir a los planteles, sin importar si se trataba de su escuela regular o no.

Este esfuerzo también impactó a miles de maestros y otros miembros de la comunidad escolar quienes, de esta forma, tuvieron la oportunidad de regresar paulatinamente a la normalidad.

A partir del 23 de octubre el departamento comenzó a reabrir las primeras escuelas en las regiones educativas de San Juan y Mayagüez y posteriormente en las regiones de Ponce, Bayamón, Arecibo, Caguas y Humacao.

Para abrir, la planta física de las escuelas debía ofrecer seguridad y el edificio debía tener servicio de agua potable.

El departamento de Educación instauró un protocolo de inspección de escuelas para abrirlas que fue duramente criticado por la lentitud con que avanzaba y porque no se estaban abriendo planteles que ya habían sido declarado aptos para servir como centros comunitarios.

“Han sido momentos muy duros para todos. La prioridad para el DE fue atender la crisis de todos los que pudiéramos ayudar y así lo hicimos. Miles de personas pasaron por los casi 200 centros comunitarios que se habilitaron alrededor de la isla. Al mismo tiempo, trabajábamos arduamente para revisar y habilitar las escuelas”, dijo el pasado fin de semana la secretaria de Educación, Julia Keleher.

Agregó que “el deber y responsabilidad del DE era y será garantizar la educación para todos los estudiantes de Puerto Rico y en eso trabajamos arduamente, a días del paso del huracán, teniendo como única presión nuestro compromiso con transformar el sistema para convertirlo en el mejor que pueda haber existido aquí”.

Keleher reiteró que ningún estudiante perderá el semestre ni el año escolar a pesar de haber perdido casi dos meses de tiempo lectivo.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.