null: nullpx
Abuso Infantil

Nuevo año escolar virtual: surgen preocupaciones sobre el bienestar infantil en Pensilvania

El Departamento de Servicios Humanos confirmó una disminución en las llamadas para denunciar casos de abuso infantil. Es probablemente un efecto secundario desafortunado de los cierres de escuelas y las interacciones limitadas entre los niños, sus maestros y otros informantes obligatorios en el entorno escolar. De los 39,040 informes realizados por informantes obligatorios a ChildLine en 2018, por ejemplo, más de un tercio fueron reportados por empleados de la escuela.
21 Ago 2020 – 01:30 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HARRISBURG, PA- Mientras miles de estudiantes de Pensilvania se preparan para comenzar un nuevo año escolar, y fundamentalmente modificado, el Departamento de Servicios Humanos del estado insta al público a estar atento a las señales de abuso infantil.

Debido a la pandemia de coronavirus, miles de estudiantes aprenderán desde casa durante al menos parte de cada semana. Los funcionarios dicen que aumenta el riesgo de abuso infantil por parte de un padre o tutor.

"Esto realmente requiere que reconsideremos cómo podemos apoyar la seguridad infantil", dijo Jonathan Rubin, subsecretario de la Oficina de Niños, Jóvenes y Familias del estado, durante una conferencia de prensa virtual el jueves.

Atención a las señales


Las señales de que un estudiante puede estar viviendo en un ambiente abusivo incluyen: lesiones inexplicables, ansiedad crónica, control deficiente de los impulsos, estremecimiento o evitación de ser tocado y crueldad hacia los animales y otros.

La secretaria del DHS, Teresa Miller, dijo que las personas deben "escuchar su intuición" si sospechan que un niño está en peligro y llamar a ChildLine del estado para hacer un informe, lo que puede hacerse de forma anónima. La línea de información está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana al 1-800-932-0313.

“Hacer la llamada permite que los profesionales capacitados en bienestar infantil hagan un seguimiento”, dijo Miller. "Sin esa llamada, ese proceso no puede comenzar".

Seguridad en el hogar


El DHS también insta a los padres a ser hipervigilantes mientras sus hijos están en casa.

Los medicamentos y las armas deben almacenarse en lugares a los que no puedan acceder. Los padres nunca deben apartar los ojos de sus hijos si están cerca de una bañera, piscina o cuerpo de agua.

Desde el 1 de marzo, el Hospital de Niños de Filadelfia ha visto un aumento de tres veces en la cantidad de hospitalizaciones de bebés y niños pequeños debido a la ingestión o exposición a opioides recetados o drogas ilegales en comparación con el mismo período del año pasado, dijo Rubin.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés