null: nullpx
Lesandro "Junior" Guzmán Feliz

Esto es lo que se sabe de los asesinos de Lesandro 'Junior' Guzmán

El proceso penal contra los cinco principales involucrados en el asesinato de 'Junior', culpados directamente por su muerte, concluyó esta semana. A más de un año de que sucediera el crimen, después de múltiples investigaciones, extensos juicios y dolorosos momentos, esto es lo que se conoce de los acusados Jonaiki Martínez Estrella, José Muñiz, Manuel Rivera, Antonio Rodríguez Hernández Santiago y Elvin García.
13 Oct 2019 – 4:59 PM EDT

Catorce son los acusados de haber participado aquel 20 de junio de 2018 en el asesinato del adolescente Lesandro 'Junior' Guzmán Feliz. Pero solo cinco de la banda de pandilleros que lo cazó hasta la muerte fueron procesados por asesinato en primer y segundo grado, conspiración y ataque en pandilla, tras haberle inflingido heridas de cuchillo y machete. Los ocho restantes se enfrentan a un juicio diferente.

Ese día, la banda de catorce -miembros de Los Sures, un grupo de la pandilla Los Trinitarios, después de recibir órdenes de buscar a un miembro de la pandilla rival Sunset, creyeron que 'Junior' era uno de ellos. El adolescente corrió por su vida, y trató de esconderse en la bodega Cruz and Chiky Grocery, en la calle East 183 y la avenida Bathgate. Los pandilleros lograron sacarlo del lugar, arrastrándolo, y en esa esquina sucede todo. Videos de vigilancia captaron los últimos momentos de vida del joven.

¿Quiénes son estos cinco, sentenciados el viernes por un juez a cadena perpetua? ¿Qué papel tuvieron en la muerte de 'Junior'?


Jonaiki Martínez Estrella

Tenía 24 años cuando cometió el crimen. Residente de Freeport, Long island, Martínez Estrella le clavó a 'Junior' un cuchillo en el costado del cuello, que penetró 4.5 pulgadas y le cortó la yugular, según testificó un médico forense en el juicio. El adolescente tenía moretones, arañazos y pequeñas heridas punzantes en su cuerpo, pero fue esa puñalada la que le provocó la muerte.

Martínez Estrella, era un miembro de la pandilla en período de prueba. Esa noche, se jactó ante los demás de que Lesandro "no comería por mucho tiempo porque le di en el cuello", según la declaración de Michael Reyes, uno de los involucrados en el crimen, y que testificó a cambio de una sentencia más indulgente.

Los abogados defensores de los otros cuatro que se enfrentan a cargos de asesinato, dijeron en sus alegatos finales que la orden "había sido para herir a un miembro de Sunset, no para matar a alguien. Intentaron culpar a Martínez Estrella por la muerte de Lesandro", indica The New York Times.

El pandillero fue declarado culpable por un jurado en junio pasado de los cargos de asesinato en primer y segundo grado, conspiración y ataque en pandilla.


El día de la sentencia, Martínez Estrella no mostró señal alguna de arrepentimiento. En corte, secundado por el acusado José Muñiz, fueron fotografiados haciendo gestos de Los Trinitarios. El pulgar, el índice y el corazón extendido, es el signo de los "siete puntos" de la pandilla dominicana, dijo una fuente policia al New York Post.

Hacer ese sigo fue como decir que "Los Trinitarios serán quienes son para siempre y que nos pueden poner en prisión y que no respetamos su sistema", comunicó a ese diario el experto en pandillas y sargento retirado de la Policía de Nueva York Lou Savelli.

El juez Robert Neary se dirigió al acusado: "Destruiste una vida joven, condenaste a su familia y a la tuya a una vida de dolor y desesperación". Martínez Estrella, por su parte, alegó en español: "Primero que nada, quiero pedir perdón a su familia. Mi intención no era causar la muerte de este niño o causar lesiones que pudieran terminar en la pérdida de su vida", y afirmó que ese día estaba bajo la influencia de alcohol y drogas.

Pero el juez le aplicó la máxima condena: Cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.



José Muñiz

Tenía 21 años cuando cometió el crimen. Después de que sacaran a 'Junior' de la bodega, José Muñiz, que residía en El Bronx, fue quien le propinó el primer machetazo, y luego continuó hiriéndolo.

También fue declarado culpable de asesinato en primer grado, asesinato en segundo grado, conspiración en segundo grado y asalto pandillero en segundo grado en junio, como el resto de acusados en este juicio. Fue Muñiz quien, al final del veredicto, gritó: "¡Popote, hasta la muerte!", que en la jerga de Trinitarios significa "hasta la muerte".

Días después de ese juicio, Muñiz atacó a un oficial penitenciario en el Centro de Detención en Manhattan donde estaba detenido, según fuentes de PIX11. El oficial, con un hombro dislocado, tuvo que ser tratado en el hospital.

El día de la sentencia, Muñiz, junto al acusado Jonaiki Martínez Estrella, fueron fotografiados haciendo señales de la pandilla Los Trinitarios.

Antes de escuchar su destino, Muñiz pidió perdón, también hablando en español: "No sé lo que es perder un hijo", dijo, "pero desde el fondo de mi corazón, te pido que me perdones". Además, admitió que estuvo ahí pero que su intención no era matar a 'Junior', "por eso usé el otro lado del machete, para no causar lesiones", comunicó al tribunal.


A esto, el juez Nearly respondió: "No estoy seguro de que el remordimiento que expresaste sea genuino. No estoy seguro de eso porque es la primera vez que oigo hablar de ello.... tiraste tu futuro a la basura".

El abogado de Muñiz dijo en la corte que su cliente tuvo una infancia problemática, reporta PIX11. Al parecer, cuando tenía solo tres años su madre fue a prisión por problemas de droga, y al salir de la cárcel sufrió un derrame cerebral. Muñiz fue criado por otra mujer.

El acusado habría dormido en los pasillos de la ciudad y habría tenido dos trabajos para enviarle dinero a su madre para comprar medicinas. Fue en ese entonces cuando conoció al líder de Los Sures, Diego Suero, quien habría ordenado el ataque.

José Muñiz fue sentenciado a cadena perpetua, con 25 años en prisión antes de poder recibir algún beneficio que le permita salir de la cárcel.



Manuel Rivera

Manuel Rivera, residente de El Bronx, tenía 18 años al momento de cometer el crimen. Apuñaló repetidas veces a 'Junior' ese día. Fue Rivera quien, por error, apuñaló la mano de Elvin García, en el frenético ataque al adolescente.

Fue también encontrado culpable por los cuatro cargos. El día de la sentencia, Manuel Rivera pidió perdón a la familia de 'Junior' y dijo que él sabía por lo que estaban pasando. "Yo soy muy joven y un muchacho bueno", subrayó. El juez, entonces, le respondió: "Por tu edad voy a tener compasión contigo". Fue sentenciado a un mínimo de 23 años a cadena perpetua, debido a que era menor de edad al momento del crimen.



Antonio Rodríguez Hernández Santiago

Tenía 24 años al momento de cometer el crimen. En un video, se ve cómo llegó caminando desde atrás y se sumó al ataque.

Antes de decir la sentencia de Antonio Rodríguez Hernández Santiago, residente de El Bronx, el juez Neary apuntó: "Me parece irónico que cuando te arrestaron te jactaras ante el detective: ' Soy un verdadero dominicano', hinchándote el pecho. Bueno, estoy aquí para decirte que no eres un verdadero dominicano", según reporta New York Post. Los dominicanos, continuó el juez, "trabajan duro todos los días", "buscan una educación" y "obedecen la ley".

Cuando fue sentenciado a cadena perpetua, con 25 años en prisión antes de poder recibir algún beneficio que le permita salir de la cárcel, su familia salió de la sala de justicia vociferando que su hijo no era un asesino, que no mató a 'Junior' y que no hubo justicia.



Elvin García

Tenía 23 años al momento de cometer el crimen. Elvin García, residente del Alto Manhattan, fue la segunda persona que se ve en los videos de vigilancia que apuñala repetidamente a 'Junior'. Llevaba una máscara negra sobre la cara, y su mano resultó herida durante el ataque, tras ser apuñalado accidentalmente por su co-acusado, Manuel Rivera.

La novia de García, Yudelvi Mena, de 21 años, testificó que él le había pedido que lo acompañara al hospital a consecuencia de la herida en la mano. "Tenía un agujero, básicamente, a través de su mano", declaró Mena, y subrayó que de camino al New York-Presbyterian/Columbia University Medical Center, en Manhattan, él le pidió que dijera que una historia falsa sobre la herida, en caso de que la policía tuviera preguntas: "Que se metió en una pelea en el parque por mi culpa", apuntó.

Mena también declaró que García se había señalado a sí mismo en uno de los videos de seguridad que circularon después de la muerte de 'Junior', pero también aseguró que García le dijo que la intención no había sido matar a nadie.

Dos días después de que 'Junior' fuera asesinado, Mena y García se fueron a Filadelfia, a casa de un tío de él, según declaró ella. Al regresar a Nueva York, García recibió una citación de la policía, pidiéndole que fuera a una comisaría de Manhattan.

Mena testificó que luego supo que García había sido llevado a un precinto de El Bronx, donde finalmente fue arrestado.

Después de haber sido señalado como culpable de todos los cargos, Elvin García se enfrenta a una cadena perpetua, con 25 años en prisión antes de poder recibir algún beneficio que le permita salir de la cárcel.


En fotos: Las caras de los asesinos de 'Junior' Guzmán al escuchar la sentencia de cadena perpetua

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés