Inmigrantes indocumentados

Un carpintero indocumentado recibe $3.5 millones por un accidente laboral que le ocasionó una lesión cerebral

El inmigrante cayó desde una altura de 20 pies (seis metros) cuando trabajaba en una construcción y ahora sufre de pérdida de memoria, tiene dificultades para hablar y ha recibido múltiples terapias para volver a hacer cosas rutinarias. Dice que usará el dinero en su largo proceso de rehabilitación.
29 Mar 2018 – 7:18 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Un trabajador de construcción en California que hace cuatro años sufrió una caída durante una jornada laboral, que lo dejó con una severa lesión cerebral, recibió esta semana una indemnización de 3.5 millones de dólares por orden de un juez, según infromó su abogada.

El hombre –cuya identidad prefirió ocultar por ser indocumentado– ahora sufre de pérdida de memoria, tiene dificultades para hablar y ha recibido múltiples terapias para volver a hacer cosas rutinarias. De sus recuerdos también se borró aquel percance que lo mandó a la sala de urgencias de un hospital.

El inmigrante era empleado de la compañía Thompson Framing, que ahora deberá compensarlo.

"Yo estaba caminando en las alturas, arriba, en el techo y la siguiente situación con la que me encuentro: yo estaba en el hospital; ya había pasado una semana", relató a Univision 34.

Su abogada, Tina Odjaghian, asegura que su cliente cayó de al menos 20 pies de altura (seis metros), equivalente a desplomarse desde el techo de una casa de dos niveles.

Ahora él agradece que con el dinero que recibirá podrá seguir recibiendo terapias de rehabilitación y lenguaje. "Tengo el dinero suficiente para poderme seguir recuperando por mucho tiempo y para ayudar a mi familia", señaló.

La abogada Odjaghian comentó que este caso es una muestra de que las leyes laborales también protegen a las personas que están sin papeles en el país. "El tratamiento médico es algo fundamental y s i te lastimas en el trabajo no importa si eres indocumentado o no", comentó.

Las autoridades han notado que ante las estrictas políticas migratorias emprendidas por el gobierno de Trump los inmigrantes están reportando menos denuncias sobre abusos y accidentes laborales, al tiempo que se presentan más quejas por patrones que amenazan con deportarlos.

La preocupación es que el hecho de que menos indocumentados reporten explotación laboral y situaciones peligrosas en sus trabajos haga que suban las lesiones y muertes laborales.

Cifras oficiales exponen que más fatalidades de latinos se registran en este ámbito. Solo en 2015 más de 900 hispanos murieron en accidentes de trabajo, la cifra más alta desde 2007.

Por su parte, la Comisión Laboral de California recibió 94 quejas relacionadas a jefes que advirtieron que tomarían represalias comunicándose con funcionarios de ICE del 1 de enero al 22 de diciembre de 2017. Esa cifra es el triple a lo registrado un año anterior y un enorme salto respecto a las siete denuncias sumadas en 2015.

A esta situación se suma el temor por las auditorías que ICE está realizando buscando indocumentados en los centros de trabajo, reaccionando así a las leyes santuario que protegen a los inmigrantes como la ley que requiere una orden judicial para que ICE realice redadas en los lugares de trabajo y pide multas para los empleadores que no informen a sus trabajadores sobre estos operativos con 72 horas de anticipación.


En fotos: Agentes de inmigración llegan de madrugada a tiendas 7-Eleven para interrogar a los empleados

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés