null: nullpx
Reforma Migratoria

Coalición lanza campaña 'Ready to Stay' para ayudar a inmigrantes a obtener beneficios

Un grupo integrado 18 organizaciones estatales y nacionales de ayuda a inmigrantes lanzó campaña para ayudar a no ciudadanos navegar por el sistema y obtener beneficios migratorios disponibles, tal como DACA, TPS y una eventual legalización permanente que se encuentra en manos del Congreso.
14 Jul 2021 – 12:07 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un grupo integrado por organizaciones de ayuda a inmigrantes lanzó una campaña para ayudar a no ciudadanos navegar por el sistema y obtener beneficios migratorios disponibles.

Denominada “Ready to Stay” (Listos para quedarse), la coalición, integrada por 18 grupos que operan a nivel estatal y nacional, indico que para los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos “existen varias formas de protecciones temporales y, en algunos casos, caminos muy limitados hacia la ciudadanía”.

Entre los beneficios disponibles citaron la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia de 2012 (DACA), el Estatus de Protección Temporal (TPS) para ciertos países y el Programa de Equidad de Inmigración de Refugiados (LRIF).

Diálogo en el Congreso

La campaña fue lanzada en momentos que a puertas cerradas un grupo bipartidista del Congreso debate dos proyectos de ley que otorgarían la ciudadanía a dreamers, titulares de TPS y ciertos trabajadores del campo.

Los planes fueron aprobados el 18 de marzo por la Cámara de Representantes. El ala ultraconservadora del Partido Republicano ha dicho que no aprobarán ningún tipo de amnistía para indocumentados hasta que el gobierno no ponga fin a la crisis en la frontera.

Sin embargo, sectores moderados reconocen que las conversaciones van por buen camino, pero advierten que el plan de legalización solo incluirá, por ahora a jóvenes indocumentados que ingresaron al país antes de cumplir 16 años y se les conoce como dreamers.


La coalición dijo que con el Congreso y la Casa Blanca trabajando hacia medidas de ciudadanía y legalización a gran escala, “esta campaña está creando la infraestructura para ayudar a millones a obtener protección e inscribirse en programas que conducirán a una eventual ciudadanía”.

De aprobarse un plan solo para dreamers beneficiarios de DACA, serían unos 700,000 los beneficiarios. Pero si los demócratas mueven el requisito de la fecha de estadía al 1 de enero de 2020, el numero de favorecidos se elevaría a cerca de 2 millones.

Si a los planes se agrega a titulares de TPS y trabajadores del campo, el número total de no ciudadanos a beneficiarse por la reforma se elevaría a cerca de 4 millones de indocumentados.

“El lanzamiento da inicio a una serie de eventos para informar a los miembros de la comunidad afectados sobre cómo navegar los programas de inmigración. Y aumentar las capacidades legales de las organizaciones que atienden a inmigrantes en todo el país”, señaló el grupo.


Los directivos de los grupos que participan en la campaña dicen que tienen “grandes expectativas” de que el Congreso y el gobierno “finalmente entreguen un camino hacia la ciudadanía para los 10.5 millones de inmigrantes indocumentados que han vivido y trabajado en este país”.

“Nos embarcamos en un esfuerzo sin precedentes para estar preparados y construir la educación comunitaria y la infraestructura de servicios legales necesarios para cumplir con cualquier esfuerzo de legalización a gran escala", dice Angélica Salas, directora ejecutiva de Coalition for Humane Immigrant Rights (CHIRLA) y Copresidente de Ready to Stay.

A su vez, Anna Gallagher, directora ejecutiva de The Catholic Legal Immigration Network, Inc. (CLINIC), indica que “proteger la dignidad de la persona humana es fundamental en una sociedad moral. La Red Católica de Inmigración Legal (con más de 400 afiliados en 49 estados) adoptan el futuro programa de legalización que promulgará el Congreso, y estamos listos para ayudar a los inmigrantes a lograr su sueño de residencia legal y ciudadanía estadounidense”.

Los dreamers tampoco se quedan atrás. “Necesitamos protecciones permanentes para nuestras comunidades y nuestras familias. Tengo DACA, un estado de protección temporal. Pero no es suficiente. No puedo quedarme callado sabiendo que mis padres siempre están bajo amenaza de deportación”, dijo Cirenio Cervantes, de la organización Faith in Action en Florida.

DACA en la mira

Simultáneamente al lanzamiento de la campaña, el martes la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) le comunicó al Congreso que organizará campañas de concientización pública para educar a los nuevos solicitantes de DACA sobre cómo pueden acortar los tiempos de procesamiento, y a quienes ya están registrados que renueven a tiempo sus permisos de trabajo.

La agencia también señaló que destinará más personal para revisar y asignar unas 62,000 solicitudes de personas que por primera vez solicitaron la protección del programa, de las cuales a finales de mayo sólo habían sido adjudicadas 1,900, de acuerdo con un informe de la cadena CBS.

Las demoras obedecen a que durante el gobierno anterior los recursos fueron destinados a programas basados en la política migratoria de ‘tolerancia cero’ y por la pandemia del coronavirus.

La atención en el programa también se debe al inminente fallo de una corte federal de Texas en respuesta a una demanda de ocho estados gobernados por republicanos, quienes alegan que el programa es ilegal. La decisión se encuentra en manos del juez Andrew Hanen, quien en 2015 prohibió una ampliación de DACA y la implementación de DAPA, programa que amparaba de la deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de residentes legales y ciudadanos estadounidenses.

Previendo un fallo adverso, tanto el gobierno como las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes piden a los beneficiarios del programa que tengan al día sus inscripciones y permisos de trabajo. Y confían en que el Congreso votará pronto los planes de reforma migratoria propuestos por la Casa Blanca.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés